A lograr movilización y crear conciencia popular

A lograr movilización y crear conciencia popular

El MAPU no se rinde

El MAPU no se rinde

48 años de lucha

48 años de lucha

«

MAPU: 46 AÑOS LUCHANDO, CREANDO PODER POPULAR

«

POR LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES

«

No + AFP, No + migajas, renacionalización del cobre y del agua, educación gratuita, estatal y de calidad:

A ORGANIZAR UN GRAN PARO GENERAL


«

EL MAPU SALUDA AL MPT
EN SU QUINTO ANIVERSARIO 5 de abril 2009-2014

UNIR LAS LUCHAS PARA QUE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES MANDEN

jueves, 13 de abril de 2017

El Ministro del Interior Mario Fernández y su papel ante los derechos de las y los ex- presos políticos de la dictadura cívico-militar

Lea más abajo el perfil del Ministro del Interior Mario Fernández. El que preside las conversaciones entre ex pres*s polític*s y el gobierno de Bachelet, también fue presidente de "La Oficina". Con un pasado golpista-DC, es también lobbista. No es de extrañarse que las conversaciones sean un fracaso para la causa de l*s ex prisioner*s de la dictadura cívico-militar y que entre los llamados a este diálogo, haya algún personero de los derechos humanos que ha sido muy cuestionado por la izquierda revolucionaria que lo conoce, así como gente de partidos de gobierno que no harán otra cosa sino defender los intereses de sus empleadores y que aparecen a veces con un discurso muy radicalizado, ultra-rupturista, pero que en el fondo sabemos que son "guatones Romo" de la Nueva Mayoría.

Para burlarse de las organizaciones de derechos humanos, luego de la primera conversación entre los dirigentes, el Ministro y la Subsecretaria de Derechos Humanos (viernes 17 de marzo), estas autoridades citaron a una segunda reunión para el viernes 31. Un par de días antes, avisaron que no habría reunión, porque la Presidenta andaba de viaje y Mario Fernández actuaba de Vicepresidente de la República. Los viajes presidenciales no se organizan de un día para otro, sino con meses de anticipación, por lo que el Ministro y Subsecretaría ya debían saber sus propias agendas. La reunión se corrió para ayer miércoles 12 de abril, y su resultado significó un retroceso en las justas demandas de las víctimas de la dictadura.

Mario Fernández se supone que es más "diplomático" que Jorge Burgos, o sea es más cínico, es el traidor sonriente. Por eso escaló al Ministerio del Interior. Por lo mismo, a la vez que da "señales" positivas a los dirigentes de los ex-PP, conspira para que sus derechos sean burlados y, en el fondo, el problema de verdad, justicia y reparación en materias de derechos humanos, sea "chuteado" para el próximo gobierno.

Sería correcto desahuciar las conversaciones, vetar a Mario Fernández por haber sido uno de los responsables de los asesinatos de opositores durante el gobierno de Aylwin, a través de "La Oficina", y llamar a nuevas movilizaciones. Y por supuesto, ni un voto para esta mafia de sicarios del capital neoliberal.




El perfil del DC Mario Fernández: De opositor de Allende, Opus Dei, Jefe de la OFICINA y su polémico paso por el TC



Esta tarde juró el nuevo Ministro del Interior y Seguridad Pública, el DC Mario Fernández Baeza. La ceremonia se llevó a eso de las 13:10 horas en el mismo Palacio de La Moneda y a pocas horas que se oficializara la renuncia de Jorge Burgos, quien aduciendo razones personales y un cansancio físico y mental en el cargo, presentó su renuncia a la presidenta Bachelet.


El cambió ministerial ha generado diversas reacciones, pero hay coincidencia en que los perfiles de Burgos y Fernández no son muy distintos, es más, ambos militantes de la Democracia Cristiana son abogados y miembros de la misma facción dentro de esa colectividad y entre ambos mantienen una amistad de años. Incluso hay quienes señalan que fue el propio Burgos quien recomendó el nombre a la presidenta Bachelet para sucederlo en el cargo.
Sin embargo algunos señalan que la diferencia de Fernández y Burgos se dará en el ámbito mediático, pues Fernández tiene mejor manejo en esa área, mas contenido y menos “impulsivo” que Burgos, experiencia que ha demostrado en el pasado cuando estuvo a cargo de la Segpres durante el gobierno de Lagos y su manejo en el Ministerio de Defensa con la FACH, en medio del escándalo con el General Ríos, a eso suma su carrera diplomática en Alemania y Uruguay en funciones de embajador. Paralelamente Fernández también desarrolló actividades en el mundo privado, integrando la Consultora (de Gestión, Lobby y asesoría Financiera) Latinus Group, que tiene preferentemente como clientes a empresas alemanas con intereses en Chile.

Pero ¿quien es Mario Fernández Baeza?

 

Mario Fernández Baeza tiene 69 años y milita desde el año 1966 en la Democracia Cristiana (PDC) ingresando a la Falange cuando tenía 18 años. Hizo su formación escolar en el Liceo de Hombres de Rancagua y perteneció, como dirigente, a la Juventud de Estudiantes Católicos (JEC). Quienes lo conocieron en ese época lo señalan como “pelusón” y pragmático, para nada santurrón, cuestión que con el tiempo cambiaría radicalmente.
Durante la Unidad Popular (UP), Fernández fue un acérrimo opositor al gobierno de Salvador Allende y participó -cuando estudiaba en la escuela de Derecho de la Chile en Santiago- de manifestaciones contra el gobierno. Por lo mismo no dudó en celebrar el Golpe Militar del 11 de septiembre de 1973, compartiendo la línea del Partido encabezado en ese tiempo por Patricio Aylwin. Es precisamente desde esa época universitaria que se le conoce por el apodo de “El Peta”, en alusión al en ese entonces jugador de fútbol, José “Peta” Fernández, que integraba las filas del club Santiago Wanderers.

De pelusón a Beato

 

Sus cercanos lo reconocen como “mateo”, un buen estudiante y muy aplicado. En la Escuela de Derecho compartió carrera y militancia con Gutenberg Martínez y Soledad Alvear -con quienes mantiene amistad y relaciones familiares- entre otros reconocidos militantes DC. Fue también en ese espacio en donde conoció a la presidenta del Centro de Estudiantes de la carrera de Párvulos, Loreto Arancibia, quien sería finalmente su esposa. Finalizó así sus estudios de Derecho en 1975 para luego viajar y realizar estudios de posgrado en ciencia política, historia, derecho internacional público y filosofía en la Universidad de Heidelberg, Alemania. Allí alcanzó el grado de Doctor. Fue precisamente en Alemania en donde apareció su perfil de “beato”, algunos señalan que su acercamiento más profundo a la Iglesia se debió a la grave enfermedad de uno de sus hijos a quien incluso se le desahució, para luego recuperarse completamente. Allí su acercamiento al ala más conservadora de la Iglesia se estrechó, ligándose directamente al Opus Dei, la poderosa orden creada por Monseñor José María Escriva de Balaguer. De hecho, Fernández -dentro de la orden- ocupa la denominación de Supernumerario. Esta “posición de fe”, como le ha llamado él mismo, lo ha llevado a oponerse públicamente al Divorcio, en plena discusión de la Ley de Divorcio (que finalmente se aprobó en Chile) Fernández señaló: “Estoy contra el divorcio porque la Iglesia está contra el divorcio. No tengo idea de las razones teológicas, yo no soy teólogo. Creo en todo lo que dice el cardenal. El es mi autoridad religiosa“. (frase dada a la prensa en el año 2002).

Luego, en 1981, Fernández regresó a Chile a ejercer la docencia académica desempeñándose como profesor de la Universidad de Chile, la Universidad Diego Portales y la Pontificia Universidad Católica de Chile. Durante los 80′, Fernández además trabajó en Naciones Unidas participando en grupos multidisciplinarios en la CEPAL-ILPES, FAO, así como en la OMS , culminando como Director del proyecto del PNUD en San José de Costa Rica en 1987. Además, en ese tiempo, fue columnista recurrente del diario La Segunda (de El Mercurio S.A.P. de propiedad Agustín Edwards).

Tras esto, durante el periodo del plebiscito en Chile, volvió a Alemania (de 1988 a 1990) para desempeñarse como académico de jornada completa en el Instituto de Ciencia Política de la Universidad de Heidelberg, posteriormente regresó a Chile cuando Aylwin ganó las elecciones.

Su paso por LA OFICINA


En 1990 fue designado por Patricio Aylwin como subsecretario de Defensa en el departamento de Aviación y Guerra, y fue en octubre de 1991 cuando asumió la presidencia del recién creado -por decreto 363 del 18 de abril de 1991- Consejo de Seguridad Pública, organismo creado tras el ajusticiamiento a manos del FPMR del Senador UDI, Jaime Guzmán, (quien fuera ideólogo de la Dictadura). Allí Fernández pasó a presidir “La Oficina”, organismo que tendría como misión desarticular a las organizaciones revolucionarias que continuaban operando y que no habían aceptado la “transición pactada con la Dictadura”. Ahí tuvo a su cargo a Jorge Burgos (DC) y Marcelo Schilling (PS), quienes se desempeñaron respectivamente como Directores de dicho organismo.


Durante el gobierno de Frei Ruiz – Tagle, Fernández siguió desempeñándose como subsecretario de Defensa. Fue en el año 2000, en el gobierno de Ricardo Lagos, que éste asumiría como titular de esa cartera, ejerciendo como sucesor de Edmundo Pérez – Yoma en el cargo de Ministro de Defensa. Fue durante el ejercicio de ese cargo que Mario Fernández conoció a Michelle Bachelet, con quien trabajó durante algunos meses, fue esta quien luego ocuparía su cargo en el Ministerio de Defensa cuando Fernández fue nombrado como Ministro de la Secretaría General de la Presidencia (Segpres), cargo que desempeñó hasta el 2003. Luego, Fernández regresaría a Alemania para ejercer el cargo de embajador de Chile en ese país hasta finales del 2005.

Su polémico paso por el Tribunal Constitucional 

 

Tras dejar Alemania, Fernández regresó a Chile para ser nominado como nuevo integrante del Tribunal Constitucional (TC), cuestión que fue ratificada -por acuerdo político entre la Concertación y la Alianza- en ambas cámaras del Congreso, siendo así nombrado como Ministro del Tribunal Constitucional por la unanimidad de votos en la Cámara de Diputados y del Senado, a partir del 1 de enero de 2006.

Su paso por el TC dejó varias polémicas, sin embargo dos de ellas generaron sendas críticas políticas en el mundo de la Concertación.

La primera tuvo que ver con su voto en contra de la “píldora del día después” que era parte del decreto del Minsal. En abril del 2006, el voto de Fernández dio mayoría (6 a 4) a la derecha en el TC para frenar la distribución pública de la pastilla y de manera gratuita en los consultorios del país. El voto de Fernández se fundamentó en “el derecho a la vida que está garantizado y resguardado en la Constitución de 1980“. En dicha ocasión, parlamentarios de la Concertación exigieron a la DC la expulsión de Fernández, cosa que fue desestimada por la Directiva DC. (ver fallo del TC).

El otro voto polémico de Mario Fernández en el TC, fue en abril del 2008 cuando objetó como “inconstitucional” el Convenio 169 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) que recientemente había aprobado el Congreso chileno, y que tiene relación con la Consulta Indígena, es decir, que ante proyectos de inversión o similares en zonas donde viva población indígena, ésta deber ser consultada en u proceso donde el Estado garantice la participación de dicha población. La ratificación, que tuvo relación como exigencia en el Acuerdo de Libre Comercio con la Unión Europea, fue finalmente hecha, sin embargo en el TC tuvo el voto en contra del DC, Mario Fernández. (ver fallo del TC). Dicha reacción de Fernández fue duramente criticada por organizaciones indígenas, particularmente mapuche, quienes señalaron que Fernández tuvo argumentos racistas para votar en contra. Cabe mencionar que el voto de Fernández fue el único en contra y así fue registrado. Su paso por el TC llegó hasta el año 2011.

Fernández siguió ligado a la política y también a sus emprendimientos privados (como el de la Consultora Latinus). En la actualidad se desempañaba como embajador de Chile en Uruguay, luego que Eduardo Contreras (PC) dejara el cargo en medio de la polémica con la DC por sus dichos a una revista uruguaya. Finalmente este 08 de junio fue nombrado por la presidenta Bachelet como nuevo Ministro del Interior y Seguridad Pública en reemplazo de Jorge Burgos.

Reunión de dirigentes de ex pres@s polític@s con el Ministro del Interior miércoles 12 de abril de 2017

Reunión de dirigentes de ex pres«s polític«s con el Ministro del Interior miércoles 12 de abril de 2017

Cerca de 80 personas se reunieron y manifestaron afuera del edificio Bicentenario, del Ministerio del Interior (Teatinos con Moneda) mientras los dirigentes de las organizaciones de ex pres«s polític«s se reunían con el Ministro del Interior a tratar acerca de las peticiones de est«s compañer«s, que han sido largamente tramitad«s en sus peticiones, todas ajustadas al derecho nacional e internacional.

En esta reunión se volvió a fojas Cero: el Gobierno insiste en la propuesta de reparación mediante el pago de tres millones de pesos que se entregarían en dos años.
En cinco o en dos años, no cambia mayormente la situación. El Presidente de la Coordinadora Nacional de Ex PP Salvador Allende, David Quintana, planteó que el logro principal no se ha conseguido, que sería un aumento definitivo y permanente de las míseras pensiones que reciben las víctimas de la dictadura cívico-militar que sufrieron prisión y todas las violaciones a sus derechos inherentes a estar presa/o. Quintana explicó a la concurrencia que cualquier suma de dinero entregada a modo de reparación, se termina con el tiempo, ya sean tres, cinco o diez millones de pesos, mientras que las pensiones serán permanentes y deberían ser aumentadas a un monto digno.

Respecto a las otras demandas (el petitorio es de diez puntos), no tenemos suficiente información.
Se rumorea que la estrategia del gobierno es negarse a aceptar las demandas de las y los exPP, hasta delegar el problema al próximo gobierno.

Las y los dirigentes quedaron citados para dos semanas más (26 de abril).

Ante esta situación, el conjunto de exPP debe plantearse que es indispensable aumentar la movilización de todo el sector, levantándose como un movimiento social, vinculado a los otros movimientos sociales, generando unión solidaria con trabajador«s y estudiantes, y si las demandas de unos y otros no son resueltas por este gobierno (o el siguiente) se debe llegar a una movilización del tipo de un paro general indefinido. Para llegar a este grado de movilización, es indispensable que aumente en calidad y cantidad la participación de las y los exPP y coordinar este movimiento con los otros que se mantienen en actividad.


Informa Carlos Ruiz R., MAPU Chile.















ENLACES A PUBLICACIONES RELACIONADAS:


Avances en diálogo, marzo de 2017:

Lineamientos principales de nuestra política de Derechos Humanos:

martes, 28 de marzo de 2017

Marcha del 26 de marzo: comentario

La reciente marcha familiar por la supresión del sistema previsional que dejó la dictadura, fue enorme y demuestra que el fin de las AFP es una demanda muy sentida y apoyada por las clases populares: “la ciudadanía” como dicen ahora los que no quieren oír la palabra Pueblos.

Después de la marcha (y de cada batalla) “todos son generales”. Algunos declaran que con marchas no se logra nada o muy poco. Parece que sin marchas, se lograría menos. Las marchas No + AFP son la manifestación pública de un movimiento social que se desarrolla a nivel de las bases: hay incontables coordinaciones comunales, zonales, “No más AFP”. Hay dirigentes y activistas dispuestos a llegar a informar sobre el tema a cualquier grupo de base: sindical, poblacional, cultural etc.

El puro marchar, claro, sería insuficiente. Todas las formas de lucha social son necesarias, imprescindibles y complementarias. Algun«s preferirían un paro general, una situación insurreccional pero temo que no hayan fuerzas sociales dispuestas a sostener tal situación que, en realidad, debe ser el resultado de un largo proceso de retoma de conciencia, organización y determinación. Ya no basta con marchar, pero tampoco basta con llamar a la guerra popular desde Facebook.

Algun«s se han quejado de que la marcha familiar no fue una movilización demasiado “consciente”, combativa, etc. Es cierto que necesitamos más barricadas, pero también no está tan mal que haya batucadas. Este es un tema transversal a las movilizaciones. No solo en el movimiento contra las AFP hay ambiente de carnaval, también lo hay en el 1° de mayo, en el 11 de septiembre y en el 12 de octubre. Pero bueno, a Dios rogando y con el mazo dando: quiere decir que l«s no danzantes respeten a l«s danzantes y vice-versa. Las barricadas no se hacen solas ni por whatsapp. “Formez vos bataillons”, pero háganlo en serio y ahora ya. Quienes queramos una muy necesaria radicalización de los movimientos sociales, tenemos que estar a la altura, hacerse responsables con el llamado, dar coherencia a las palabras y los hechos y, en cada momento, hacer el trabajo de hormiga en las bases sociales para que haya verdadera conciencia social, informada, compartida, para que haya masa crítica capaz de tensionar a la sociedad. No queremos carnavalitos pero tampoco quisiéramos una nueva matanza de Tlatelolco[1] (la primera en 1521, la segunda en 1968), un nuevo Puerto Montt de 1969 o una nueva Plaza Bulnes de 1946.

Algunos (de medio pelo pero con ínfulas de magnates de Manhattal, o al menos al servicio de estos), han acusado al movimiento No + AFP de ser rupturista y no tener unapropuesta alternativa. ¡Lástima que haya concertacionistas que por defender su puestecito estatal (en riesgo por las próximas elecciones) disparen contra una aspiración popular y defiendan hasta el fin las prebendas de su gobierno, que son las prebendas del sistema opresor mismo!

La Coordinadora Nacional No + AFP ha desarrollado propuestas alternativas al sistema actual. No se han quedado en la mera denuncia. Tod«s pueden conocerlas y, mejor aún, difundirlas.

Hay quienes han “tirado malas ondas” a Luis Mesina, tanto como dirigente y vocero del movimiento, como por ser una de las personalidades que podrían ser candidatos a la Presidencia. Est«s comentaristas le tienen más miedo a perder la pega el 11 de marzo de 2018 que a jubilar miserablemente por culpa del sistema de AFP. Llegan incluso a defender el sistema, porque suponen que la menor crítica al gobierno actual significaría un nuevo triunfo de la derecha. Por eso prefieren el sistema de AFP tal como está ahora, la legislación laboral tal como está, la educación tal como está. Pero este gobierno y los anteriores desde 1990, han sido cómplices todos del “ladrillo” de José Piñera, el Plan Laboral, con las Siete Modernizaciones que incluían el saqueo de los fondos previsionales públicos y su entrega al juego de las bolsas de valores.

Otros quieren ver a Mesina al frente del movimiento, pero no candidato, porque eso restaría poder y capacidad de maniobrar a la derecha del Frente Amplio que, como tatita Frei en 1964, dicen que “todo tiene que cambiar” (claro, para que todo pueda seguir igual, como decía el príncipe de Lampedusa, alias el Gatopardo). Pero esto de frentes amplios o estrechos es tema de otro artículo.

L«s historiador«s sacarán a relucir los documentos de la “oposición democrática” de los años 1988-1990, en que se habla de fin del plan laboral, de nueva previsión y, insistentemente, del llamado a Asamblea Constituyente; de todo ello se solía hablar cuando necesitaban que nos “pacificásemos” y fuésemos a votar por los reemplazantes de la dictadura. Es demasiado que una traición dure treinta años, toda una generación. La alegría puede llegar, aunque sea con 30 años de atraso: “Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera”.

Por mientras, seremos más quienes marchemos y generemos organización a la vez, para transformar el descontento en rebeldía popular organizada y esta se vaya convirtiendo en poder popular.

Carlos Ruiz R.

Algunas fotos de la marcha del 26 de marzo en Santiago.

FOTOS MAPU LO PRADO:



FOTOS MAPU EN LA LUCHA, AGENCIA CHILE NUEVO:





























FOTOS POR ATENCIÓN DE MIGUEL EDWARDS, AGENCIA CHILE NUEVO:


















Junto a compañeros internacionalistas
FOTO EN FACEBOOK DE PATI OJEDA:



[1] Matanza de Tlatelolco puede referirse a:
·         La matanza perpetrada el 13 de agosto de 1521 por los conquistadores españoles y sus aliados indígenas, en Tlatelolco, contra los mexicas.
·         La matanza perpetrada el 2 de octubre de 1968 por orden del gobierno mexicano en la Plaza de las Tres Culturas, contra estudiantes y militantes de izquierda.