A lograr movilización y crear conciencia popular

A lograr movilización y crear conciencia popular

El MAPU no se rinde

El MAPU no se rinde

48 años de lucha

48 años de lucha

«

MAPU: 46 AÑOS LUCHANDO, CREANDO PODER POPULAR

«

POR LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES

«

No + AFP, No + migajas, renacionalización del cobre y del agua, educación gratuita, estatal y de calidad:

A ORGANIZAR UN GRAN PARO GENERAL


«

EL MAPU SALUDA AL MPT
EN SU QUINTO ANIVERSARIO 5 de abril 2009-2014

UNIR LAS LUCHAS PARA QUE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES MANDEN

jueves, 26 de mayo de 2016

POR LOS DERECHOS DE EX PRES@S POLÍTIC@S: DECLARACIONES

Declaraciones de la Coordinadora Regional de ex prisioneros políticos de la dictadura 8º Región, Bio Bio, Concepción y de la Coordinadora Nacional de Ex presos y presas Políticas Salvador Allende.

A LA OPINIÓN PÚBLICA
CARTA A LOS PARTIDOS POLÍTICOS
La historia es conocida por todos los partidos y sus dirigentes, ya que también formaron y forman parte de la historia de lo que ha sido el proceso chileno durante el período que va desde 1970 a 1990.
En años son una buena cantidad y la vida transcurrida es, para muchos, más de la mitad hasta hoy. Existen, sin embargo, aspectos inexplicables, especialmente en el tema de la justicia, en los atropellos a los Derechos Humanos, cuando la humanidad se encamina hacia estamentos internacionales, para hacer prevalecer los valores, principios y derechos de convivencia, para una mejor vida en una democracia participativa.
En este proceso los ex prisioneros políticos nos sentimos involucrados y, por ende, con la obligación de opinar y hacer sentir nuestras emociones acerca de lo que vivimos y estamos viviendo. La complejidad del panorama político de estos momentos indica que es frágil la existencia del sector social de los afectados directos en las violaciones a sus derechos humanos durante el gobierno de facto.
Desde el 18 de abril pasado se está desarrollando una huelga de hambre por un grupo de ex prisioneros políticos de la dictadura, que exigen una demanda planteada en la mesa de alto nivel, la cual no alcanzó la satisfacción de las partes, lo que dejó en un punto de impasse el diálogo con el gobierno, al desconocer los compromisos adquiridos, luego de varias sesiones de trabajo.
Es por ello que se avanzó en un proceso unitario que cristalizó el día 5 de mayo, con el acuerdo entre el Comando Unitario de Ex Presos Políticos y la Coordinadora Nacional “Salvador Allende”, de constituir el Comité de Acción Unitaria, que dirigirá las gestiones, las acciones y la movilización tendiente a lograr que el gobierno cumpla con atender las demandas presentadas en la mesa por los expresos políticos durante el año 2.015.
Hoy ante la huelga de hambre manifestamos la comprensión solidaria a los 6 compañeros. Pero no estamos por realizar acciones aisladas para lograr que el gobierno responda a nuestro derecho legítimo de plantear peticiones, demandas al Estado. 
Definimos que la plataforma unitaria es el norte ordenador de nuestras iniciativas, decisiones y acción de lucha. Hasta que nuestro requerimiento tenga la respuesta política correcta de parte del Estado.
El Estado de Chile debe respetar los acuerdos firmados en Rancagua, el 23 de mayo del 2015.
Ante esta situación emplazamos a los partidos políticos a pronunciarse ante su responsabilidad que les compete.
La unidad, la solidaridad y la lucha constante, tres elementos que consolidan un proceso social.
“La Unidad exige perseverancia “

Coordinadora Regional de ex prisioneros políticos de la dictadura 8º Región. Bio Bio. Concepción, Miércoles, 18, Mayo, 2016.














A la Opinión Pública Nacional e Internacional
A todos/as presos/as políticos de la Dictadura Cívico - Militar
A todas la organizaciones de Derechos Humanos

Denunciamos

Muchas de nuestras organizaciones de expresos/as políticas en Chile y en el exterior, pensamos que este 21 de Mayo 2016 se iba a dar curso al programa de Derechos Humanos que comprometió la Nueva Mayoría.
Una vez más, nos hemos dado cuenta que este gobierno - como los anteriores - han respondido al poder de una minoría y que lo único que ha hecho es seguir instalando la impunidad.

Existe una deuda histórica de este Estado en materia de violaciones de los Derechos Humanos:
A 42 años de uno de los golpes de Estado más brutales de américa latina, los ex presos y presas políticas de la dictadura cívico militar no han sido reparados por el Estado de Chile, como lo comprometen los tratados internacionales que ha firmado.

A esto se agrega lo inexplicable donde los ex presos y presas políticos de la dictadura, hoy a 42 años del más brutal golpe militar en Chile y América Latina. Donde el estado chileno no ha cumplido sus compromisos internacionales, es más, ha protegido a los torturadores con una ley maldita por 50 años de silencio y así no se puedan conocer los nombres y mujeres de quienes nos secuestraron, torturaron, violaron, quemaron, degollaron, asesinaron o hicieron desaparecer los cuerpos lanzándolos al mar como también creando cementerios clandestinos en el campo, el desierto o la montaña. Los pocos militares que han enfrentado a la justicia por crímenes de lesa humanidad están en cárceles de lujo que más que cárceles parecen resorts de tres y cuatros estrellas, y reciben suspensiones en su totalidad y muchos de ellos fueron ascendidos antes de ser sentenciados.

En el otro lado los miles de chilenos y chilenas que fuimos secuestrados y torturados de la dictadura tenemos que vivir con una pensión ínfima de $164.000 a $180.000 y aunque el estado reconoce tener una deuda con los y las presos políticos no ha reparado justa y satisfactoriamente como lo exige el tratado que el estado chileno ha firmado reiteradas veces el artículo 60/ 147 de las naciones unidas y nunca ha cumplido sino que sigue violando los DD.HH.

Frente a la decepción y la desesperanza un grupo de ex pps se encuentra en Huelga de hambre por más de 34 días, pensando que su acto podría sensibilizar al gobierno.

Nuestra Coordinadora Nacional expresos y presas Políticas Salvador Allende, seguiremos buscando todas las formas de lucha que nos permitan alcanzar nuestras demandas al Estado de Chile y que cumpla todos los tratados Internacionales en materia de las violaciones de los Derechos Humanos, así poder alcanzar un reconocimiento expresos/as de la dignidad humana que fueron violentados los intereses de una clase minoritaria.

Queremos que se cumplan los acuerdos firmados en Rancagua el 23 de mayo 2015.

Seguimos por una pensión digna y una reparación justa y satisfactoria y un reconocimiento.

CORDINADORA NACIONAL DE EX PRESOS Y PRESAS POLITICAS SALVADOR ALLENDE

¡SOLO LA LUCHA NOS HARA LIBRE!

Santiago 22 de mayo de 2016



A la Opinión Pública
Nacional e Internacional
Organizaciones Sociales y Políticas

A nuestros estudiantes  secundarios de la ACES y universitarios de la CONFECH, toda nuestra solidaridad y  apoyo en sus luchas justas e irrenunciables. Su  lucha es nuestra lucha por una Educación Laica y Estatal.

Nos llena de satisfacción a los que luchamos ayer y hoy  por cambiar este sistema de educación neoliberal, que lo único que ha llevado a empobrecer a la gran mayoría de los jóvenes y a enriquecer a una minoría, estudiantes  que hoy  siguen luchando sin transar.

Estos jóvenes que hoy  fueron   a enrostrarle la inoperancia de estos gobiernos de la concertación y la nueva mayoría,  y con lo único que se han encontrado con la represión, echándoles a los perros, encarcelándolos, aplicándole toda la fuerza de este estado empresarial, con sus policías defendiendo a la minoría que saquea a nuestro País.

Por eso es necesario seguir apoyando todas nuestras luchas sociales  que viene  dando nuestro pueblo.

Jóvenes de la ACES y de la CONFECH,  sigan adelante con toda la fuerza de la - su Historia y cuenten con nuestro compromiso y solidaridad férrea.

Solo con un pueblo organizado y movilizado seguiremos avanzando hacia la dignidad de nuestro pueblo.

Coordinadora Nacional de Ex presos y presas Políticas Salvador Allende
Santiago, 24 mayo 2016.



miércoles, 25 de mayo de 2016

MÓNICA, SU NUEVO LIBRO Y UN RECUERDO DE RODRIGO



MANUEL ACUÑA ASENJO

COMENTANDO UN LIBRO INTERESANTE.

El 19 del presente presentó Mónica Echeverría su último libro ‘Háganme callar’, obra interesante, destinada a resolver algunos interrogantes acerca del comportamiento de un grupo de personas que conoció en la época en que Fernando Castillo, su marido, se desempeñaba como rector de la Universidad Católica. Para la escritora resulta sorprendente descubrir a personas que quisieron una vez cambiarlo todo y, sin embargo, se desempeñan hoy no sólo como prósperos empresarios sino, además, como políticos que han entregado todos sus esfuerzos al afianzamiento y desarrollo sin trabas del modelo dictatorial de sociedad. Más grave aún resulta entender que, en ese empeño, algunos hasta han teñido sus manos con la sangre de compatriotas que no vacilaron en ofrendar sus vidas por la construcción de una sociedad mejor[1]. Comentando dicho libro en el Aula Magna de la Universidad de Chile, señaló Carlos Hunneus que, a juicio suyo, la causa de dicho comportamiento se encontraría en el exacerbado narcisismo de esos sujetos, la inmensa mayoría de los cuales pertenecieron al MAPU, organización política nacida de la fusión de varios grupos de jóvenes descontentos en las postrimerías del gobierno de Eduardo Frei Montalva.

Mónica Echeverría, no obstante, intenta explicarse las causas de ese comportamiento analizando, antes de todo, la extracción de clase de esos sujetos, y así comenta:

“Comienzo, por lo tanto —como lo hice con mi propia biografía—, con sus infancias, y de inmediato me percato que ninguno de ellos nació en una cuna de oro como la mía, ni cuentan con ancestros pertenecientes a la ‘aristocracia’. Sus orígenes, con excepción de Brunner, que es hijo de padres acomodados de origen alemán, son modestos. Una clase media baja, sin graves dificultades económicas; así crecieron la mayoría de estos niños y luego adolescentes. Distinto fue el caso de Tironi, que vivió privaciones”[2].

Y, pocas páginas más adelante, vuelve a repetir:

“Como comenté anteriormente, todos ellos, los conversos a que me refiero, son de una clase media baja, con excepción de Brunner de origen alemán, que proviene de una clase acomodada de intelectuales de buen pasar aunque lejana a la oligarquía ostentosa de ese entonces. No obstante, todos parecen satisfechos de su niñez, pues nunca pasaron hambre y, la mayoría, son hijos de matrimonios estables, de buena convivencia, con la excepción de Eugenio Tironi”[3].

Permítasenos coincidir en algunos aspectos con Mónica. En 2002, cuando pudimos editar la obra ‘In Memoriam’, destinada a honrar la memoria de nuestro amigo y compañero Rodrigo Ambrosio, me hice cargo de esos interrogantes intentando, como ella, buscar una explicación; más tarde, en la segunda edición de ese libro pude desarrollar el tema un poco más latamente. Como la escritora en comento, también nos aventuramos en el difícil territorio de las clases sociales para encontrar una explicación a esa conducta y así señalamos, al respecto:

“La ex dirigencia del MAPU, contrariamente a lo que se supone, no provenía de los sectores de la gran burguesía. No eran vástagos de familias propietarias de las grandes industrias, bancos o establecimientos comerciales; tampoco hijos de grandes inversionistas extranjeros. Si bien algunos de ellos estaban vinculados a lo que se ha dado en denominar ‘aristocracia castellano-vasca’ (por regla general, los apellidos con doble ‘erre’, apreciados en Chile, mirados con desconfianza en España por su origen vasco) o a una suerte de ‘nobleza criolla’ empobrecida, fuertemente asimilada en lo económico a la ‘clase media’, la mayoría de ellos descendía de profesionales o personas que vendían su fuerza de trabajo a empresas privadas, mixtas o públicas. En efecto: la generalidad de esos sujetos no era ‘clase alta’ sino, por una parte, hijos de funcionarios de rentas elevadas, empleados de algunos de los ‘poderes’ del Estado, ex oficialidad de las Fuerzas Armadas, ex diplomáticos, ex políticos (ex ministros, ex embajadores, ex subsecretarios y demás burocracia estatal), con grandes aspiraciones, fuertes tendencias arribistas y mucha frustración. Por otra, hijos de empleados u obreros a quienes sus progenitores les inculcaron la idea de no reproducir en su descendencia la condición social que ellos llevaron. Por regla general, vendedores de fuerza o capacidad de trabajo con grandes aspiraciones a ser reconocidos parte de alguna de las fracciones de clase burguesas”[4].

BUSCANDO EXPLICACIONES A UN FENÓMENO CONDUCTUAL.

La extracción de clase juega, a no dudarlo, un rol en las conductas arribistas de gran parte de la sociedad. Pero en ese cometido intervienen, además, otros factores. Porque no existe la o una causa sino muchas que concurren para construir una forma de actuar, para entregar una manera de proceder.  Por lo mismo, no incurre en error alguno Carlos Hunneus cuando señala al ‘narcisismo’ como un fenómeno al cual es necesario prestarle la atención debida; pero también existen otros rasgos de la personalidad que es imposible ignorar como lo es el ‘autoritarismo’; lo mismo puede decirse del desequilibrio entre esas tendencias a las cuales hace mención en sus obras  Arthur Koestler que son la autoafirmante y la integradora. Todas esas anomalías  y muchas otras más se encuentran presentes en la conducta de quienes viven dentro de una sociedad determinada definiendo los caracteres tanto individual como social de los individuos, y no es posible ignorarlas.  Sin embargo, eso requiere de un trabajo que excede los márgenes de un artículo como el presente.
Más importante nos ha parecido, a riesgo de contradecir a nuestra escritora, encontrar una respuesta al fenómeno mismo de la  conversión. Es decir, intentar definir si verdaderamente esos sujetos que aparecen en el carácter de conversos se convirtieron o no. En palabras más simples: si siempre fueron lo que hoy son o si cambiaron en el transcurso del tiempo su manera de ser.
¿CAMBIAN LOS SUJETOS EN EL TRANSCURSO DE LA VIDA?
En el libro que dedicáramos a la memoria de nuestro amigo y compañero Rodrigo Ambrosio, afirmamos nosotros que con los llamados conversos se nos presenta un panorama similar al que nos entrega el amanecer o el atardecer cuando suponemos que el sol se levanta o se ‘pone’ y olvidamos el movimiento rotatorio de la tierra.

Porque si bien es cierto que tanto el carácter individual como el social se forman en el transcurso de la vida, no es menos cierto que gran parte del acervo que llevamos en nuestro interior se adquiere en los períodos de la niñez y de la adolescencia. Y esos rasgos raramente se alteran, circunstancia que es empíricamente comprobable. Para quienes conocimos a esos sujetos que hoy aparecen como conversos nos resulta difícil aceptar que hayan cambiado pues ya en sus años de militancia revolucionaria mostraban sin rubor sus rasgos dominadores, sus ansias de mando, su autoritarismo manifiesto. Esta afirmación es tan cierta que la propia ministra de Educación, Adriana Delpiano, ex militante MAPU, no vaciló en reconocerlo, en cierta oportunidad:

Nosotros nacimos con un compromiso social y también voluntad de poder. Siempre se valoró en el MAPU, particularmente en el MOC, la idea de gobierno y del aparato del Estado, muy válido para producir los cambios”[5]

La conversión puede ocurrir, sin lugar a dudas, pero raramente va a transformar a un individuo competitivo en un cooperador o viceversa; e, incluso, a un individuo que posee carácter anal en un sujeto desprendido. Sostenemos nosotros, en consecuencia, que los sujetos de marras no son tales conversos sino personas que siempre fueron así. Porque, si bien es cierto la generalidad de los jóvenes de esos años tenía aspiraciones de cambio, no a todos les acometían tendencias o visiones ‘humanistas’. Por el contrario, muchos de ellos creían que, situándose arriba, en el gobierno de la nación, y reemplazando a los que gobernaban, llegaba una ‘izquierda’ que resolvería de una vez por todos los problemas de las clases empobrecidas. Tras esa concepción, celestial sin duda alguna, subyacía la mantención de una estructura clases en donde se persistía en la necesidad de estatuir dirigentes y dirigidos, sujetos que estaban destinados a gobernar a quienes tenían por misión ser gobernados, personajes que debían estar arriba de quienes estarían abajo. Y estas ideas eran bastante manifiestas en el comportamiento de los dirigentes.

Como ya lo hemos señalado, la generalidad de ellos eran de carácter ‘autoritario’[6], gozaban en el ejercicio del mando o del poder al extremo de manifestar comportamientos abiertamente patológicos[7]. Muchos de nosotros nos preguntamos hoy qué hubiere sido de los verdaderos revolucionarios si esta ‘elite’ hubiere accedido al mando de la nación y no hubiere habido golpe de Estado. ¿Hubiere Chile tenido un nuevo Pol Pot en esos individuos? ¿Un nuevo Stalin? Porque en el fragor de las luchas sociales es difícil descubrir anomalías psíquicas en la dirigencia. La actividad política impide, a menudo, descubrir al sujeto anómalo. Por lo demás, la anormalidad cuando es generalizada se transforma en normalidad; entonces, el sujeto normal pasa a ser anormal, en tanto el verdaderamente anormal se presenta como normal. Herbert George Wells nos entrega una descripción maravillosa de este fenómeno en su cuento ‘The country of the blind” cuando el joven Bogotá llega a una comarca donde todos sus habitantes no tienen ojos y se sorprenden cuando pueden palpar en el rostro del joven ciertas protuberancias cuya utilidad no aciertan a comprender. El diálogo entre el doctor y uno de los lugareños (el viejo Yacob) es revelador de esa visión de contrastes.

“Esto ―añadió el doctor, contestando a su propia pregunta― Estas cosas extrañas que se llaman ojos,y que existen para hacer en la cara unas agradables y suaves depresiones, en el caso de Bogotá están enfermos de tal suerte, que afectan al cerebro. Están muy distendidos, tienen pestañas, los párpados se le mueven y, en consecuencia, su cerebro está en un estado constante de irritación y distracción.
 ―¿Si?―preguntó el viejo Yacob―. ¿Si?―
 ―Y creo que puedo decir con bastante certeza que, para curarlo por completo, todo lo que tenemos que hacer es una fácil y sencilla operación quirúrgica, a saber: quitarle esos cuerpos irritantes”[8].

UNA HISTORIA ESCRITA POR ‘MARRANOS’.

Las sociedades verticales se definen por su dirigencia; también sucede de esa manera con las organizaciones que son piramidales o jerárquicas. La historia, por consiguiente, no podría sino narrar los actos de quienes asumen los liderazgos, los dirigentes, los que mandan u ordenan. La historia de una sociedad vertical es la historia de su representación política. Aunque esa historia no refleje en modo alguno la verdad que hay tras la misma. Y aquí radica la extrema importancia que tiene para el conjunto social una historia escrita de esa manera.

El MAPU no sólo muestra con extraordinaria claridad esta verdadera lucha de clases entre los que mandan dentro de un partido y quienes no lo hacen, aún cuando hubieren sido mayorías sino, además, revela el rol de los historiadores que reproducen esa forma de dominación como la única verdad. Y es que para una sociedad vertical, las organizaciones son definidas por sus dirigentes actuales o históricos. En el caso del MAPU, éste siempre será definido por la que fue su dirigencia pues lo oficial anula lo no oficial aun cuando esto último sea más numeroso e indiciario que aquello. Así ha sucedido en el pasado; así ha de suceder en el futuro si los cambios no se hacen presentes. Incluso, las historiadoras e historiadores, con el respaldo de las universidades, insistirán constantemente en escribir la historia basada en la legitimidad de su dirigencia o representación, desoyendo toda posibilidad de atender a voces disidentes. Y es que tanto la sociedad como sus instituciones y organizaciones están estructuradas verticalmente (entre ellas las universidades). Instituciones organizadas de esa manera jamás podrá entender ni concebir a aquellas organizadas horizontalmente. El efecto es determinado por la causa.

Podemos comprobar algunos de esas afirmaciones recordando que, en la guerra interna de 1891 habida en nuestra nación sólo se recuerda la muerte del presidente Balmaceda, pero los gritos de los que fueron fusilados en la calles de gran parte de las ciudades de Chile por la turba antibalmacedista enardecida no son narrados en los libros de historia. Ni tampoco los saqueos ni los incendios. No ha ocurrido de manera diferente con los que entregaron su vida en las protestas que comenzaron en 1983 contra la dictadura. Las clases dominadas jamás escriben la historia.

Así, pues, cuando se habla del MAPU, la historia oficial nos marca a todos los que militamos en esa organización, aún cuando no hayamos participado en las acciones reprochables que otros realizaron. El estigma de la pertenencia a esa organización nos persigue siempre. Y puesto que las ideas de las clases dominantes son las ideas de las clases dominadas, las alusiones vienen tanto de los sectores populares como de los empresariales. La historia oficial del MAPU jamás será, para los historiadores, la historia de sus humildes militantes y de sus mártires sino la de quienes ejercen o han ejercido, dentro de esa organización, su poder material. Y puesto que quienes lo hicieron han sido catalogados de corruptos, todos los que militamos en esa organización heredamos el estigma del soborno, de la corrupción y de la traición que arrastra nuestra ‘clase dominante’. Pero esa no es la historia real de todos nosotros. Y esa es una de las tareas que debemos realizar: hacernos escuchar, gritar nuestra verdad.
No deja de ser irónico, pues, que estas reflexiones se nos hayan venido a la cabeza a propósito del libro de Mónica Echeverría, presentado un 19 de mayo de 2016 para referirse en gran medida a personajes que emigraron del MAPU al empresariado. El MAPU fue fundado, precisamente, un día 19 de mayo pero de 1969; tres años más tarde y en esa misma fecha, en un inexplicable accidente automovilístico, fallecería su constructor, nuestro buen amigo y compañero José Rodrigo Ambrosio Brieva.

Santiago, mayo de 2016



[1] Cito aquí, textualmente, a Mónica Echeverría:
“Por órdenes de Marcelo Schilling fueron asesinados cobardemente y a sangre fría decenas de combatientes, hombres que lucharon frontalmente contra los esbirros de la dictadura, jóvenes como Mauricio Gómez Lira, quien recibió 9 disparos y fue rematado de dos tiros en la cabeza; José Martínez Alvarado que recibió 11 disparos en el cuerpo y fue rematado de dos tiros en la cabeza; Pedro Ortíz que recibió 15 disparos en el cuerpo y también fue rematado de dos tiros en su cabeza.
Los tres estaban desarmados y heridos al momento de ser ejecutados en plena vía pública, y así muchos más relatan familiares y amigos de las víctimas” (“¡Háganme callar!”, Ceibo Producciones S.A., Santiago, 2016, pág. 160).
[2] Echeverría Yáñez, Mónica: “¡Háganme callar!”, Ceibo Producciones S.A., Santiago, 2016,  pág. 20.
[3] Echeverría Yáñez, Mónica: Obra citada en (2), pág. 39.
[4] Acuña, Manuel: “In Memoriam. Rodrigo Ambrosio, constructor del MAPU”, Editorial Senda/Senda Förlag i Stockholm, Estocolmo, 2010, pág. 159 y 160.
[5] La Segunda, 17 de Marzo de 2000, pág. 44.
[6] Empleamos aquí este término a la manera que lo hace Erich Fromm en su obra ‘El miedo a la libertad’.
[7] Véase nuestra obra citada en la nota (1) de este documento.
[8] Tomado de libro de Erich Fromm ‘Psicoanálisis de la sociedad contemporánea’. La versión original puede encontrarse en Wells, Herbert George: “Complete Short Stories”, Guild Publishing London, 1998, pág. 188.

martes, 24 de mayo de 2016

Vecinos de Puente Alto contra Proyecto Alto Maipo

Carta presentada por dirigentes vecinales al alcalde de Puente Alto en ocasión de su cuenta pública. Leída por Jorge Díaz, vocero de la Asamblea por el Agua y la Soberanía, y secretario de la unión comunal de Puente Alto.


Estimado Alcalde de Puente Alto:

Nos dirigimos a usted, para presentarle una gran preocupación respecto a la vulnerabilidad de nuestra comuna frente a lo que significa el proyecto hidroeléctrico Alto Maipo.

Esto porque este proyecto energético, trae una serie de impactos tanto en el Cajón del Maipo como en La Florida, pero también en su comuna de Puente Alto.

Por medio de la presente, queremos mencionarle cuáles son los posibles impactos y amenazas a la que está expuesta la comuna que usted preside de concretarse el proyecto hidroeléctrico. Son aspectos muy importantes en relación al abastecimiento del agua, al calor y una serie de impactos ambientales y sociales que no han sido evaluados en Puente Alto, pero que nosotros, como Red Metropolitana No Alto Maipo, las hemos estado visualizando, compartiendo con científicos y expertos que nos han ayudado a comprender mejor los impactos sistémicos y ecosistémicos a los que está expuesta una comuna como Puente Alto, de hacerse Alto Maipo.


En primer lugar, es importante mencionarle que este proyecto ya está causando graves impactos en la zona del Cajón del Maipo y, tanto es así, que existen más de 14 denuncias realizadas en la SuperIntendencia de Medioambiente por incumplimientos a la Resolución de Calificación Ambiental.
Algunos daños que podemos mencionar son la contaminación de aguas; afectación de glaciares, flora y fauna; alteración del curso del rio; aumento en la turbiedad de los cauces, y división comunitaria y quiebre de las relaciones sociales territoriales por medio de diversas estrategias.



Como se ha venido denunciando, incluso apoyados por el Colegio Médico de Chile, el proyecto Alto Maipo está poniendo en jaque la salud pública debido a la contaminación que está causando en el elemento vital, así mismo pone en jaque el abastecimiento de agua potable para la población. Por lo que es irresponsable de su parte seguir afirmando a sus vecinos que desconoce la situación del conflicto, somos parte de esta provincia y es inevitable no darse cuenta que estamos ante una amenaza importante, de la cual usted debería tomar cartas en el asunto y no seguir haciendo como que no sabe.

Creemos que si no sabe, debiera realizar estudios que den tranquilidad a la población de su comuna y tome posición prontamente, pues si efectivamente –como los antecedentes que manejamos nos indican- este proyecto pone en riesgo y amenaza la salud y la vida de Puente Alto, usted deberá reaccionar a favor de la población que necesita tener una buena calidad de vida.



Nos despedimos poniéndonos a disposición para entregarle mayores antecedentes respecto a este nefasto proyecto, pues creemos que es urgente que se sume a quienes alzan la voz por al agua limpia, la vida sana y los bienes comunes, y no se deje llevar por el dinero oscuro que seguramente ofrecerá para su comuna a través de proyectos y becas. Eso solo lo bloqueará, y nosotros le exigimos que pueda mantener la independencia para tomar esta decisión con antecedentes científicos y ecológicos a la vista.


lunes, 23 de mayo de 2016

Denuncias contra salmoneras

VIDEO| Chilotes denunciaban efecto de salmoneras en el mar en documental de 1993

“La vida se defiende sólo por la vida y por personas que se sientan vivas” dice uno de los dirigentes de ese entonces, acaso también sabiendo la lucha que se daría 23 años después.
Por @eldesconciertoEn 1993, el documental “La isla después del tiempo”, de los realizadores Daniel Evans y Marcela Muñoz , ya registraba la denuncia de los chilotes contra las salmoneras que explotan las costas del archipiélago, advirtiendo hace 23 años, en 1993,  lo que finalmente sucedió en estos meses.

En un extracto del registro, que ha corrido por internet estos últimos días, los pescadores y dirigentes denuncian que el progreso era una excusa para saquear y matar no sólo el mar, sino también los bosques de la localidad. “Todo es progreso para un país, pero si nos va a matar de hambre a nosotros ¿cuál sería el progreso?” dice el Cacique Mayor Carlos Lincomán. El chilote también agrega “El mar esta lleno de salmoneras, ahora le están dando mas concesiones de mar, y nosotros no tenemos nada de mar ahora (…) en Chiloé no queda nada”.

Otro de los entrevistados que aparecen en el video es Manuel Muñoz Millalonco, un joven de la Comunidad de Nercón, quien denuncia “Los pescados contaminados nos contaminan a todos”, y añadiendo “La vida se defiende sólo por la vida y por personas que se sientan vivas”; tal como triste y estoicamente lo hemos visto en estas dos semanas en el pueblo de Chiloé.

Un extracto del documental fue subido el lunes 16 de mayo a la página de facebook Chiloé Rural y ya ha sido visto por casi 100 mil personas, siendo compartido 4.500 veces, volviéndose un necesario viral que compartimos en El Desconcierto. El documental completo puedes verlo en este enlace.

jueves, 19 de mayo de 2016

POR LOS DERECHOS DE L@S EX PRES@S POLÍTIC@S, MAPU EN LA LUCHA

Hoy 19 de Mayo a las 19 hrs se realizo el lanzamiento del libro de Monica Echeverria Yañez , testimonio que recoge sus vivencias y la de su marido Fernando Castillo Velasco, de dirigentes juveniles que participaron de la toma de la U.C. y la posterior reforma, muy Dama, los cataloga de "conversos", notable finura para personajes que se pasaron al lado oscuro del modo más lastimero.
Masiva concurrencia en los salones de la U. de Chile: tres intelectuales invitados a comentar el libro y un lucido análisis de la autora ante unas 300 personas ávidas escuchando.
Un grupo de militantes del MAPU no podíamos dejar de estar para testimoniar mediante un lienzo y banderas el apoyo a las justas demandas de los ex presos políticos que cumplen 32 días de huelga de hambre en un contexto de silencio criminal de las autoridades y de los medios informativos .
Presentamos luego nuestros respetos a Doña Mónica agradeciendo que su testimonio permita identificar tan bien a un pequeño grupo de tránsfugas de todos los pelajes políticos que no puede ser aceptado como algo natural menos aún cuando tenemos que recordar a tanto combatientes muertos desaparecidos o sufriendo la prisión y la tortura por ideales que siguen vigentes ahora con mayor razón .






viernes, 6 de mayo de 2016

Sergio Mancilla Caro: homenaje en Chalatenango, El Salvador


Del Facebook del compañero Sergio Reyes:

Misión cumplida en El Salvador. El sábado 30 de abril inauguramos en el Caserío El Jícaro, Chalatenango, un monolito recordatorio de Sergio Mancilla Caro, Horacio, en una pequeña y sencilla ceremonia donde participaron miembros y dirigentes de la comunidad.

Luego, ayer (1ro de mayo), subimos al monte en el sector donde estimamos se encuentran sus restos según el trabajo que hicimos el año pasado. Allí en ese terreno su viuda, Vielka, dejó la carta que le escribió para esta ocasión y que leyó en el lugar de la inauguración del monolito. Esta fue colocada dentro de una botella vacía de vino chileno y enterrada en tierra chalateca en un sector de rocas donde estuvimos el año pasado. Pronto trabajaré el material gráfico que tenemos, incluido videos.


Gracias a todos los que han contribuido a este proyecto de memoria, en especial a Berne Ayala y Milton Ayala Suchicital a Vielka Bolaños, a Leopoldo Luna, a Eduardo Vergara, y todas/os los que con su aliento y sus acciones hicieron posible este logro.



Gracias, Sergio Reyes, Vielka.
Gracias, Horacio, desde tu estrella roja, nos sigues dando fuerzas para resistir.