A lograr movilización y crear conciencia popular

A lograr movilización y crear conciencia popular

El MAPU no se rinde

El MAPU no se rinde

48 años de lucha

48 años de lucha

«

MAPU: 46 AÑOS LUCHANDO, CREANDO PODER POPULAR

«

POR LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES

«

No + AFP, No + migajas, renacionalización del cobre y del agua, educación gratuita, estatal y de calidad:

A ORGANIZAR UN GRAN PARO GENERAL


«

EL MAPU SALUDA AL MPT
EN SU QUINTO ANIVERSARIO 5 de abril 2009-2014

UNIR LAS LUCHAS PARA QUE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES MANDEN

lunes, 25 de mayo de 2015

INFORMANDO SOBRE RODRIGO AVILÉS

INFORMACIONES DE PRENSA  ECHAN POR TIERRA VERSIONES  DE CARABINEROS Y SE DESTACA VIOLENCIA REPRESIVA.

GOBIERNO, POR MEDIO DE JORGE BURGOS, SE LAVA LAS MANOS (IGUAL QUE DESPUÉS DEL DOBLE ASESINATO DE LOS JÓVENES GUZMÁN Y BORBARÁN EN VALPARAÍSO) Y CALIFICA A LOS CRÍMENES CONTRA RODRIGO AVILÉS, LUCIANO DEBROTT Y OTROS JÓVENES, DE "HECHOS AISLADOS".
LUNES 25:

Médico de Rodrigo Avilés: "Logramos detener un deterioro que iba rumbo a desenlace fatal"

El equipo médico a cargo del estudiante logró manejar en parte la hipertensión endocranéana, lo que ha permitido estabilizar el deterioro que presentó el joven entre viernes y sábado.
El director del Hospital Van Buren, Juan Patricio Castro, entregó una nueva actualización sobre el estado de salud de Rodrigo Avilés, el joven que se encuentra internado grave tras caer violentamente al suelo en la marcha del 21 de mayo.
Según indicó el profesional, el estudiante de 28 años presenta "una condición estacionaria", ya que "hemos logrado manejar la hipertensión endocranéana en rangos aceptables y eso nos asegura que el deterioro tan importante que vimos de viernes para sábado ha sido estabilizado".
"Eso no significa una mejoría, sino que al menos logramos detener un deterioro que iba rumbo a un desenlace fatal en la madrugada del día sábado", enfatizó.
Se espera que Rodrigo logre superar con existo las 36 horas restantes de las 72 que estableció el equipo médico como vitales para su recuperación.
De lograrlo, comenzarán a "aplicar nuevas medidas farmacológicas para superar la situación".



DOMINGO 24:

Descartan mejoría en estado de Rodrigo Avilés: continúa con riesgo vital y en extrema gravedad

En extrema gravedad y con riesgo vital se encuentra Rodrigo Avilés, según indicó el subdirector médico del Hospital Carlos Van Buren. La información fue entregada a Radio Bío Bío, por encargo de la familia para desmentir las versiones que hablan de una mejoría en el estado de salud del joven universitario.





Video: accionar de Carabineros en caída de Rodrigo Avilés

Dos grabaciones subidas a Youtube muestran el instante en que el estudiante cae al suelo y sufre las graves heridas en Valparaíso.Muestran el accionar de Carabineros en el momento en que el estudiante Rodrigo Avilés cae al suelo y se lesiona gravemente en la marcha del 21 de mayo en Valparaíso.

VER MÁS
·        

·        





Rodrigo Avilés lucha por su vida en el Hospital Carlos Van Buren.
Foto: Agencia UNO

En las grabaciones, una subida por el usuario Cámara ObreraInsurgente y otro por sindicatoaudiovisual, se observa desde dos ángulos cómo el carro lanza agua con patente LA-044 dirige el chorro directo a las personas que estaban marchando por la vereda de Avenida Pedro Montt.

Incluso, se ve que cuando el estudiante de la PUC ya se encontraba inconsciente en el suelo y siendo asistido por personas y personal policial, un nuevo chorro cae directamente sobre Rodrigo y otro muy cerca, haciendo estallar los vidrios de un local comercial contiguo.

Esto vendría a desmentir la versión oficial de Carabineros en este caso, que dice que el personal se encontraba en otro ligar atendiendo un saqueo y que Rodrigo Avilés cayó producto del terreno.

Mientras tanto, el joven de 28 años, fue operado por cuarta vez y se mantiene con riesgo vital luego de agravarse su estado este día sábado.




BURGOS: CARABINEROS TIENE CAPACIDAD PARA ANALIZAR LAS COSAS QUE HACE MAL

Titular de Interior afirmó que la institución revisará sus protocolos para evitar que se repitan como el uso desmedido de la fuerza aplicado contra el estudiante Rodrigo Avilés, pero insistió que son hechos aislados.


Lunes 25 de mayo de 2015 | por Giselle Sauré   Publicado por: César Morales 



 Foto. Agencia UNO.

RELACIONADOS »


Carabineros es una institución importantísima en dar eficacia al derecho, estos casos son graves pero aislados y creo que tiene la capacidad para analizar y revisar las veces que sea necesario las cosas que hacen mal”, aseveró el ministro del Interior, Jorge Burgos, respecto de la agresión sufrida por el estudiante Rodrigo Avilés de parte de un carro lanzaaguas en medio de los incidentes del pasado 21 de mayo en Valparaíso.

El secretario de Estado recibió cerca del mediodía en su despacho a Félix Avilés, padre del joven que permanece en estado grave en el hospital Van Buren de la ciudad puerto, pero sólo habló del tema momentos más tarde tras visitar al fiscal nacional, Sabas Chahuán, en la sede del Ministerio Público.

“Quiero acompañarlo, modestamente en el sufrimiento que tiene él y su familia por la salud de Rodrigo, tuve oportunidad de conversar sobre eso con él y venía acompañado de unos diputados que trajeron un material respecto de lo que ellos creen que debe ser una mejor legislación tanto en el orden constitucional como legal del derecho a reunión, la voy a estudiar”, acotó el jefe del gabinete.

Burgos añadió que la policía uniformada ya determinó procedimientos sancionatorios para los funcionarios que intervinieron en otro incidente en que la perjudicada fue una menor de edad que participaba en la marcha del jueves pasado y que reaccionó rápidamente con un comunicado respecto del caso del malogrado universitario.

“Me parece bien transcendente que esa investigación que está en manos del fiscal competente y con la colaboración de la PDI y por cierto, todos colaboraremos si somos requeridos”, puntualizó.

La autoridad también fue requerida sobre el avance del proyecto de ley que busca introducir reformas a la justicia militar, materia que señaló haber dejado bastante avanzada cuando fue titular de Defensa y que cree que en un plazo breve el Ejecutivo ingresarla al Parlamento.

Ministros visitan a Rodrigo Avilés y aseguran que el caso "no pasará a justicia militar"

Los titulares de Educación, Justicia y Salud visitaron al joven en el Hospital Van Buren. Javiera Blanco manifestó que la investigación por la grave caída del estudiante "ya se ha iniciado y no pasará a justicia militar".
Seguir leyendo:


domingo, 24 de mayo de 2015

Declaración sobre situación de Luciano Debrott

Declaración Pública sobre Situación que Afecta a Estudiante de Ingeniería en Obras Civiles de la USACH, Luciano Debrott Riquelme, Agredido por Fuerzas Especiales de Carabineros el día jueves 14 de mayo de 2015

El día jueves 14 de mayo de 2015, siendo las 15:00 hrs., al interior de la Universidad de Santiago, nuestro hijo Luciano Ernesto Debrott Riquelme, estudiante de tercer año de la carrera de Ingeniería Civil en Obras Civiles, se encontraba almorzando en los prados que se encuentran frente a la Facultad de Administración y Economía, cuando ingresan por diferentes frentes funcionarios de Carabineros. Su ingreso fue acompañado del uso de carros lanza agua y gases lacrimógenos hacia el recinto y al interior de este, por lo que él y todos los presentes comenzaron a desalojar el lugar. Esta situación ocurrió al menos una hora después de terminada la manifestación en la que nuestro hijo, junto a sus compañeros y miles de manifestantes, marcharon por Alameda. En consecuencia, la acción policial no ocurrió en la manifestación como ha sido informado en algunos medios de prensa, sino muy posterior a ello. Al intentar salir de la zona en la que Carabineros hacía uso de gases y agua, el Capitán de Fuerzas Especiales, Sanzana O., apuntó y disparó su escopeta lanza lacrimógenas directamente al cuerpo de nuestro hijo. De esto existen testimonios en videos, fotografías y relatos de testigos.

Luciano estaba caminando hacia una de las salidas, sin ningún tipo de elementos de encubrieran su rostro ni otros elementos que hicieran presumir que podía agredir a las fuerzas policiales. A pesar de ello, el oficial de Carabineros apunta la escopeta a su cuerpo y dispara a menos de 10 metros de distancia. Esta situación se encuentra acreditada por los peritajes que ha realizado la Policía de Investigaciones, específicamente la Brigada de Homicidios Metropolitana. El impacto del proyectil dio arriba de la ceja de su ojo derecho. Fue socorrido por estudiantes que le prestaron los primeros auxilios, mientras carabineros y el mismo oficial seguía disparando contra los estudiantes sin prestar ningún auxilio ni intentar socorrer a nuestro hijo. 

Los estudiantes junto a funcionarios de la Universidad y profesores que se encontraban en el lugar, llamaron a las ambulancias del SAMU. Al no responder llamaron a las ambulancias de la Universidad, las que no podían ingresar al recinto porque los carros de Carabineros obstaculizaban el ingreso. 
Alrededor de 30 minutos después, habiendo perdido mucha sangre y sin saber la gravedad de la lesión, fue trasladado por personal de la Universidad hacia el Servicio de Urgencia más cercano. 
Alrededor de las 16:30 hrs. fue ingresado a la Urgencia de la Clínica Dávila en condición de Urgencia con Riesgo Vital. En ese establecimiento y luego de la atención correspondiente fue diagnosticado con un Trauma Ocular Grave. 

Después de múltiples procedimientos y exámenes, ese mismo día se constataron las siguientes lesiones: 
 Corte en la parte superior de la ceja derecha con compromiso de la piel, músculos y nervios hasta el hueso de la frente 
- Hifema: Explosión de vasos sanguíneos internos del ojo, con lo cual se llena el ojo de sangre (inicialmente 2/3 del ojo con sangre) 
- Fractura del techo orbital (hueso que divide la cavidad de cerebro y del ojo).
Como familia queremos declarar que ese mismo día se presentó en la Clínica Dávila personal de Carabineros que solicitó declaración de nuestro hijo, intentando inducir su testimonio para una investigación interna instruida por la Fiscalía Militar. Por la gravedad de la situación, su madre no accedió a que él prestara declaración hasta que no fuese instruida por el Ministerio Público.

Señalamos que intentaron inducir la declaración por cuanto refutaban sistemáticamente lo que Luciano decía y los funcionarios le relataban una situación diferente a la ocurrida en la que todo había sido fortuito. 

Alrededor de las 01:00 hrs. del viernes 15 se hizo presente personal de la Brigada de Homicidios Metropolitana de la Policía de Investigaciones. Luciano prestó su declaración en presencia nuestra, señalando lo que ya hemos relatado. Este equipo de tres funcionarios se hizo presente por instrucción del Fiscal de turno del Ministerio Público quedando abierta la causa en la justicia civil. 

La situación clínica de Luciano desde el día viernes 15 hasta el martes 19 no ha sido fácil ni exenta de riesgo y secuelas. El día domingo 17 presentó un cuadro de re-sangramiento de su ojo y de alta presión ocular. El día lunes 18 se descartaron otras lesiones en el fondo de ojo (retina, nervios, etc.).

El día martes 19 la presión de su ojo se encontraba altísima con riesgo grave. Durante horas se le aplicaron gotas y medicamentos orales para bajar la presión y estuvo a minutos de tener que ser intervenido quirúrgicamente para resolver ese riesgo. Re-sangramientos y riesgos de subidas de presión ocular son consecuencias típicas de traumas oculares graves. 

Solo a partir del miércoles 20 la situación de Luciano es estable gracias a sus médicos, medicamentos y al reposo, teniendo ambos ojos tapados para intentar inmovilizar su visión. 

El martes 19 hemos interpuesto una querella criminal contra el Capitán Sanzana O. (plenamente identificado), contra Carabineros de Chile y contra quienes además puedan ser responsables. Esta querella criminal ha sido suscrita por la Federación de Estudiantes USACH y esperamos que se adhieran todos quienes estuvieron allí o sientan que esto les pertenece. 

El lunes 18 recibimos la visita del rector de la Universidad, Juan Manuel Zolezzi. Le solicitamos como familia que la Universidad se hiciera parte de la querella. Le mostramos al rector los videos y las fotos donde aparece claramente el funcionario y parte de su grado y nombre en la identificación.
Posteriormente, le enviamos la misma documentación de los hechos por correo electrónico. Las fotos y los videos son indesmentibles, por lo que estamos a la espera de una reacción formal de la Universidad. Creemos que la Universidad debe hacerse parte como querellante en esta causa. 

Finalmente, como familia queremos expresar nuestra conmoción y solidaridad con el estudiante de Letras de la Universidad Católica de Santiago, Rodrigo Avilés, quien hoy fue agredido por las mismas Fuerzas Especiales de Carabineros en Valparaíso, causándole graves lesiones que lo mantienen con un TEC grave, una herida contusa y un hematoma subdural, que corresponde a una lesión intracerebral. 

La brutalidad policial de Carabineros de Chile es algo habitual y sistemático que como sociedad no podemos seguir soportando. Hacemos un llamado a las autoridades políticas del país para que tomen las medidas que correspondan, tanto en el caso puntual del Capitán Sanzana O., como a nivel institucional.

Marlys Riquelme Fuentealba, madre de Luciano Debrott Riquelme
David Debrott Sánchez, padre de Luciano Debrott Riquelme
Santiago, 21 de mayo de 2015.




sábado, 23 de mayo de 2015

Un almirante y un capitán presos por asesinar a Miguel

Fuente: http://www.ddhh.gov.cl/n98_12-05-2015.html

LA ILUSTRÍSIMA CORTE DE APELACIONES DE VALPARAÍSO IMPONE LA PRISIÓN PREVENTIVA A 3 ALTOS MANDOS PROCESADOS EN EL CASO WOODWARD


La Segunda Sala de la Iltma. Corte de Apelaciones de Valparaíso impuso la medida cautelar de prisión preventiva a los vicealmirantes Guillermo Aldoney Hansen y Juan Mackay Barriga, y al capitán de navío Víctor Valverde Steinlen, a quienes el Ministro instructor Jaime Arancibia Pinto les había concedido previamente la libertad provisional bajo fianza. Los tres exagentes están actualmente en situación de retiro.
Ellos permanecen encausados por el Ministro antes individualizado, por su participación en calidad de autores del delito de secuestro calificado del sacerdote Michael Roy Woodward Iriberry.
Al resto de los 15 procesados por resolución de 04 de mayo pasado, la Iltma. Corte de Apelaciones les confirmó la libertad provisional bajo fianza de $ 200.000, que les había concedido previamente el Ministro Jaime Arancibia.
Si bien el Ministro también había concedido la libertad provisional a Aldoney, Mackay y Valverde, la Segunda Sala de la Iltma. Corte de Apelaciones porteña resolvió revocar tal decisión, e imponerles esta medida cautelar personal, la más gravosa que contempla el ordenamiento de enjuiciamiento criminal.
Los 18 oficiales y suboficiales de la Armada y Carabineros, todos en retiro, fueron procesados por el Ministro Jaime Arancibia el pasado 04 de mayo de 2015.
Tanto Aldoney como Mackay y Valverde permanecen recluidos en el Fuerte Vergara, de la Infantería de Marina, en el sector de Las Salinas en Viña del Mar.


JUAN MAINO: asesinado y desaparecido por proteger a la cúpula del MAPU

MÁRTIR, POR NO HABER DELATADO A SUS COMPAÑEROS
LA FUGAZ APARICIÓN DE UN DETENIDO DESAPARECIDO
En agosto del año pasado aparecieron cuatro misteriosas maletas metálicas en las bodegas del Centro de Investigación y Desarrollo de la Educación, Cide. Contenían parte de la obra inédita del fotógrafo Juan Maino Canales, un detenido desaparecido en 1976. Fotos de pobreza y rigor que escondían una mirada sutil y bella de un Santiago que ya no existe y que, desde fines de mes, se exhibirán en Roma en su primera exposición oficial.
Por Roberto Farías / Fotografía: Roberto Farías y archivo de Juan Maino Canales
Paula 1174. Sábado 23 de mayo de 2015.

Juan Maino en un retrato que conserva su familia.

Como si bajáramos al posible mausoleo de Juan Maino, se siente manar el frío gélido del subterráneo del Centro de Investigación y Desarrollo de la Educación, Cide. Este lugar era el emblema de las propuestas educativas jesuitas en la gran reforma educacional del ex Presidente Frei Montalva. Es una casona neoclásica ubicada en Erasmo Escala en pleno barrio universitario, que desde 1964 ocupa esta institución y desde los 90 forma parte de la Universidad Alberto Hurtado y en cuyo subsuelo el polvo, timbres viejos, máquinas de escribir y papeles parecen intactos desde los 60.
A fines de agosto de 2014, la periodista Marcela Jiménez, la encargada de comunicaciones del Cide, recibió una bolsa con material para conmemorar los 50 años del centro de investigación. Entre muchas cosas, había una serie de fotos sueltas que le llamaron la atención. Y como diría Víctor Hugo en Los miserables, ya que “las sociedades humanas suelen enterrar el espíritu de su civilización en calabozos, cementerios y bodegas”, Marcela partió al sótano para averiguar si había más fotos.
–Entre tanta cosa que encontré me llamaron la atención estas maletas metálicas como de la Segunda Guerra. Tan firmes. Y cuando las abrí me sorprendí más. ¡Eran diapositivas de los años 70!
Eran cuatro cajas metálicas verdes. En una había un diaporama con gráficos y en las otras tres, hileras de diapositivas ordenadas por tema. Eran cerca de 250 fotos.
Primero las vio a contraluz porque no encontraba un visor por ninguna parte. Tuvo que reparar uno muy viejo con cinta adhesiva.
–Y quedé prendada. ¡Es que eran tan buenas! ¡Tan bonitas!
Eran imágenes de niños. Algunos retratados en alguna escenas de educación: sumando y restando, haciendo rondas, jugando con una pelota plástica de esas que llevaban impresas el mapamundi. Descalzos. Apoyados en mediaguas precarias, en mesas chuecas, pero con caras de discreta alegría. Miradas de esperanza, no con el clásico brillo de dolor y marginalidad.
Marcela escaneó algunas en una impresora y comenzó a mostrarlas para averiguar quién podría ser el autor. Entre varios funcionarios que recorrió, de pronto el educador Juan Zuleta (con más de 40 años en el Cide) se agarró los lentes y le dijo con su voz suave y pausada:
–Son de Juanito. Sin duda.
Se quedó largo rato mirándolas ensimismado. Se tuvo que sacar los lentes para secarse los ojos.
–Hacía mucho que no las veía. De aquellos años, cuando a Juanito Maino lo detuvieron. Me produjo una sorpresa el hallazgo pero también una enorme pena–, dice Zuleta ahora.





Maino era del MAPU y su familia no tenía idea. es uno de los tres ciudadanos Ítalo-chilenos desaparecidos en dictadura por los que el gobierno italiano inició un juicio. Sus inéditas fotos –atesoradas por sus hermanas y otras descubiertas hace poco en las bodegas del Cide– serán exhibidas en Roma.

Aquellas fotos las hacían juntos entre 1973 y 1976 para el proyecto de educación popular “Padres e Hijos”. Se las exhibían a una comunidad y luego desarrollaban una charla educativa.
Tras el golpe, el Cide, como muchas otras organizaciones de Iglesia o no gubernamentales, cumplieron un doble rol: eran el reservorio intelectual de la izquierda y, a la vez, refugio de militantes y activistas semi clandestinos.
En el Cide se refugió el cura jesuita Gerardo Whelan (famoso por la película Machuca), expulsado del Saint George’s, y el verdadero “Machuca”, el dibujante Emelín Parraguez. Y también numerosos miembros del Movimiento de Acción Popular Unitaria (Mapu) como Carlos Ortúzar y Juan Maino Canales.



–Teníamos un fotógrafo –dice Jorge Zuleta– pero Juan era muy superior. Decidíamos hacer una foto que graficara, por ejemplo, la importancia del aseo personal, que después nos permitiera hacer una dinámica de grupo con pobladores y campesinos. Y partíamos a desarrollar la idea.
Iban a los campamentos de El Salto, Peñalolén y Quilicura.
Whelan, que lideraba el proyecto, les decía: “Hagan las fotos y vuelvan altiro”.
–Pero Juan era dedicado. Primero entraba en confianza, se adecuaba al lugar, a las personas. Tenía el don de la sencillez, de la confianza. Y luego esperaba el momento, la luz adecuada. Podía pasar horas. A veces se quedaba hasta a dormir con ellos.
A pesar de los 90 mil escudos de la época que recibía (unos 150.000 pesos de hoy), Maino se tomaba varios días en desarrollar la idea e ir en su propia citroneta blanca.
–En esa citroneta desapareció o se la llevaron con él–, dice Zuleta.
EL FOTÓGRAFO DEL MAPU

Whelan discutía a gritos con Maino:
—¡Cómo va a ser tan difícil tomar un par de fotitos!
Pero eran gritos exagerados o más bien, para encubrir su verdadero nexo con Maino al resto de los funcionarios del Cide. Whelan prestaba su casa de Lo Barnechea u otros sitios para que el Mapu se reorganizara en la clandestinidad.
–Una vez tuve que pasar a la casa de Whelan y me dijo –dice Juan Zuleta–: vas a oír o ver cosas que quizá no te convenga y puede ser peligroso.
Ahí estaban Carlos Ortúzar, Eugenio Tironi, Carlos Montes (actual senador) y otros miembros de la directiva del Mapu clandestino. El resto estaba en el exilio.
Juan Maino militaba en el Mapu desde antes de la UP en la célula que funcionaba en el departamento de Artes de la Comunicación de la UC, en el centro. Como su madre, Filma Canales, era una conocida documentalista y profesora del Instituto Fílmico y una de las primeras críticas de cine en Chile, Juan Maino se conseguía con ella películas en Chilefilms y organizaba exhibiciones en las poblaciones y talleres con niños.
En eso lo acompañaba Gloria Torres, su pareja de entonces,  que estudiaba Derecho en la Universidad de Chile y también Mapu.

La encargada de comunicaciones del Cide, Marcela Jiménez, fue la autora del hallazgo: encontró 4 cajas metálicas con 250 diapositivas de Maino.


–Íbamos a los comedores populares de Lo Hermida a tomar hartas fotos de niños, era su tema –dice Gloria, hoy una abogada de familia y mediadora del Consejo de Defensa del Estado–. Siempre andaba tomando fotos. También en las marchas y actividades del Mapu.
Los Maino vivían bien. Su padre era gerente de una gran empresa lechera del sur y tuvieron grandes casas y buen pasar. Hasta que murió en 1967, poco después de separarse de Filma que, hasta ese momento, era una acomodada dueña de casa.
–Filma,entonces, renació –recuerda Bernardita, la menor de los cinco hijos Maino Canales–. Se dedicó a hacer clases, documentales, fue la primera crítica de cine de la incipiente televisión. Sin duda, ella despertó la sensibilidad artística a Juan.
Él pasó por varios colegios, como el Seminario Menor y el Patrocinio San José. Estudió unos años en Temuco y luego entró a Ingeniería Mecánica en la Universidad Técnica del Estado. Probablemente ahí se acercó al Mapu para las elecciones del 70. Y digo probablemente porque, así como muchos funcionarios del Cide, en su familia ignoraban su otra vida política. Margarita Maino recuerda que su hermano Juan siempre fue muy cuidadoso, muy discreto en cuanto a su vida política. Especialmente después del golpe.
–Creo que para no ponernos en riesgo. Por eso dejó ese testamento–, dice Bernardita.
–¿Cuál? ¿Dónde está?
–Unos días antes de que desapareciera, me pasó una carta para la mamá, con la condición de que la abriera solo si le pasaba algo. Y eso lo sabrían porque llamarían a la casa y dirían: “Juan está enfermo”. Y así fue.

En los 70, Maino era fotógrafo del Centro de Investigación y Desarrollo de la Educación (CIDE) donde hace poco Marcela Jiménez desempolvó sus diapositivas: “¡Eran tan buenas, tan bonitas!”, dice.

Un día antes, al despedirse, no quiso acercarse a la casa en Bilbao y dejó a Margarita, de 17 años, con un televisor en la vereda de Avenida Ossa. Fue la última vez que se vieron. Dos días después recibieron el llamado: “Juan está enfermo”.
Margarita le entregó la carta a Filma. Junto con las instrucciones de ir a su departamento en Villa Portales y sacar los negativos y otras cosas, le citaba a Antoine de Saint-Exúpery: “Ser hombre es, precisamente, ser responsable. Es conocer la vergüenza frente a una miseria que parece no depender de uno. Es estar orgulloso de la victoria que los camaradas han obtenido. Es sentir, poniendo uno su piedra, que se contribuye a construir el mundo”. Al final le pedía que quemara la carta y casi contra su voluntad Filma la prendió con un fósforo en plena vereda.
La mayoría de las fotos encontradas en el Cide fueron tomadas entre 1973 y 1976, para el proyecto de educación popular “Padres e Hijos”. Juan tomaba las fotos y luego hacían charlas educativas a la comunidad.


La misión secreta de Juan Maino era brindar seguridad a la cúpula del Mapu y servir de correo humano a Carlos Montes, el máximo dirigente en la clandestinidad. Si alguien quería llegar a Montes, tenían que pasar por Maino. También era el impresor y distribuidor del microperiódicoVenceremos, del tamaño de una estampilla grande y que los militantes leían a escondidas.
Gloria Torres recuerda que el día antes de ser detenido discutió con Juan cuánto era posible y ético soportar las torturas sin hablar.
—Él tenía la idea que había que soportar tres días. ¿Y por qué tres días?, le pregunté a mi vez. “Porque en ese tiempo el partido se puede reorganizar completo y los compañeros se pueden esconder en otro sitio”, me dijo.
Y parece que cumplió su palabra. Luego de detenerlo en un departamento en Villa Los Presidentes en Ñuñoa, la noche del 26 de mayo de 1976, junto a Antonio Elizondo y Elizabeth Reka, entre los pocos rastros de sus últimos momentos está el testimonio de un detenido en Villa Grimaldi que reconoció el ruido defectuoso del motor de su citroneta y la voz del “Doc”, el torturador de la Dina Osvaldo Pincetti, que dijo al pasar que el dueño de ese auto “se les había ido en el primer interrogatorio”.
Sobre la mesa del departamento quedó una botella de vino, su reloj pulsera y una taza sobre la revista Foto-graph. Carlos Montes se salvó. Bautizó a su hija Juanita en honor a Juan.
A la familia de Maino, como no era militante de izquierda, le costó comprender a qué verdad se enfrentaba. Al principio hasta consultaron una vidente, que les dijo que buscaran en el mar en Concepción. Caían en las pistas falsas que sembraba la Dina, como la declaración de un chofer de la familia que dijo que Juan le había confesado que se iría a esconder a Argentina.
–Pero poco a poco fueron cediendo–, recuerda Gloria Torres. Filma, que era una señora aristócrata, se dedicó 100% a encontrar a su hijo. Iba a la puerta del campo de prisioneros Cuatro Álamos con la foto de Juan preguntando a la gente que entraba o a prisioneros que liberaban: “¿Han visto a esta persona?, ¿estará detenido acá?”. Participó en la primera huelga de hambre por los detenidos desaparecidos en la Iglesia San Francisco, en 1977.
Con los años, cuando la desaparición de Juan era irremediable, sus fotos y negativos comenzaron a tener valor de tesoro. Filma reservó una esquina de su departamento para las cajas de negativos y cartas. Eran intocables. No los prestaba. Muchos de los negativos nadie los pudo ver, sino hasta que murió, en junio de 2014. Varios de ellos son las fotos que se expondrán en Italia.
“Juan era dedicado. Primero entraba en confianza, se adecuaba al lugar, a las personas. Tenía el don de la sencillez, de la confianza. Y luego esperaba el momento, la luz adecuada”, recuerda el funcionario del Cide Juan Zuleta, quien trabajó con él.


Su primo y también fotógrafo, Pablo Adriasola, Gloria Torres, Víctor Maturana y otros amigos recordaron que Juan les había dicho después del golpe que había enterrado sus fotos del movimiento obrero.
–Era una larga serie de fotos que hizo durante la UP para un diaporama del Mapu–, recuerda Gloria.
La única pista que les dio es que las había enterrado junto a  un papayo.
–Como la familia tenía una casa en Algarrobo donde había un papayo, pensaron que era ahí. Excavaron el jardín entero varias veces y nunca han encontrado nada.
Aún de repente hacen expediciones para buscar las fotos perdidas de Juan. En la casa de los abuelos, en un jardín cercano. Bajo cualquier papayo que encuentran. Todavía no aparecen.
ENTERRAR EL MOTOR
–Alrededor de 1985 –recuerda Margarita Maino– se nos acercó un ex colaborador de Colonia Dignidad que decía que ahí habían enterrado unos autos de detenidos desaparecidos.
Se trataba del matrimonio de Georg y Lotti Packmor quienes se había fugado de la colonia. Sostenían que dos colonos cercanos al doctor Hopp, Gerard Mucke y Kart Stricker, tuvieron la tarea de enterrar los motores y carrocerías y borrar los números de serie con una lima. Los autos, entre ellos un Citroën blanco, habían sido regalados a los alemanes por el general Contreras.
–Nadie nos creyó –dice Margarita–. O en realidad los jueces nunca hicieron nada por la causa. Hasta que en 2003 tomó el caso de nuestro hermano el ministro Jorge Zepeda.
En marzo de 2005, allanó la colonia y en un campo muy retirado, ya cerca de las montañas, como si la tierra se negara a ser cómplice, apareció un barretín donde habían sido sepultados dos motores de auto.
Gloria Torres entró con Margarita casi a la fuerza. Lograron llegar al sitio.
–Y fue emocionante porque –dice Gloria– te das cuenta qué tan abierta está la herida. Instintivamente nos pusimos a sollozar con Margarita frente al motor como si fueran los restos de Juan, su cuerpo. ¡Lo queríamos sepultar, homenajear, no sé, algo! ¡Imagina el vacío!
Quizás por suerte, un miembro de la PDI interrumpió sus sollozos y les dijo que estaban llorando en el motor equivocado. Que el Citroën estaba un poco más allá. Ese era un Renault.

Las hermanas de Juan Maino: Bernardita y Margarita. Durante años su madre, Filma Canales, hoy fallecida, conservó en el departamento donde vivía un espacio intocado que cuidaba con celo en recuerdo de su hijo desaparecido: ahí estaban otras cajas con los negativos de las fotos y las cartas de Maino.


Tiempo después hicieron una romería y una especie de funeral simbólico en el lugar del entierro, que quedó registrado en el minidocumental El valor de la esperanza. Y el curioso deseo de sepultar el motor, lo convirtió en obra de teatro el hijo de Gloria Torres, Leonardo González, en la obra Aquí no se ha enterrado nada, que ganó el concurso de dramaturgia de la Universidad de Chile en 2012. Antes había hecho el monólogo Madre he vuelto, que retrataba la lucha de Filma.
El hallazgo del motor de la citroneta permitió condenar a Manuel Contreras y a otro miembro de la Dina como autores de la desaparición de Maino y a tres integrantes de Colonia Dignidad como cómplices. Pero, a su vez permitió, que en 2014 se sumara el caso de Maino al llamado “Juicio al Plan Cóndor” que inició el gobierno de Italia contra militares y civiles de Bolivia, Argentina, Uruguay y Chile que se coludieron en los años setenta para detener y hacer desaparecer a numerosas personas, entre ellos 33 ciudadanos italianos.
Maino era ítalo-chileno. Su padre era descendiente de un pobrísimo tallador de muebles de Ancona, al norte de Italia. Los otros casos de ítalo-chilenos son el del integrante del MIR, Omar Venturelli, desaparecido en Temuco en octubre de 1973; el GAP socialista Juan José Montiglio, detenido en La Moneda el 11 de septiembre y desaparecido desde el Regimiento Tacna; y el del dirigente comunista Jaime Patricio Donato, detenido el 5 de mayo de 1976 y desaparecido desde Villa Grimaldi.
En mayo de 2014, los familiares de Maino y de Omar Venturelli fueron recibidos por el Papa Francisco I en Roma y por el fiscal principal de la causa italiana. Posteriormente, en una cena que organizó el embajador de Chile, Fernando Ayala, él se acercó a Margarita y le dijo:
–¿Y si hacemos una exposición con las fotos de Juan?
Así se gestó la primera exposición oficial de las fotos de Maino que se exhibirá en Roma, a partir del 1 de junio, en una sala auspiciada por la embajada de Chile y, luego, en una muestra colectiva en Milán y otra en el salón del ayuntamiendo en Bologna.
–En Bologna será bonito–, dice Margarita–. El año pasado fui allá a hacer una charla a un colegio junto a una torturada uruguaya y mostramos las fotos de Juan. Fotos de niños, de esa pobreza que es tan lejana a lo europeo. Y, al mostrarlas, me conmovió su mirada, su preocupación por los niños. ¡Y pude llorar por primera vez desde que desapareció!
La ex pareja de Juan, Gloria Torres, recuerda de pronto un hecho singular. Quizá para el último cumpleaños de Juan, en febrero de 1976, le preguntó cuál sería un buen regalo y él le mostró unas cajas metálicas verdes para guardar diapositivas que vendían en la tienda Reifschneider de Huérfanos.
–Las vi y le dije: ¡Pero si unas cajas te las puedes hacer tu mismo! Pero él era riguroso, y me dijo: “Esas cajas son herméticas, están hechas para durar mucho, mucho tiempo”.

Le regaló tres. Él ya tenía una. Esas son las cuatro cajas que aparecieron 39 años después con sus fotos intactas. Juan Maino germina desde el subsuelo.

 

  • Hermoso y profundamente conmovedor. La belleza siempre se impondrá y la justicia reinará. Y la fe en un mundo mejor, con personas cargadas de bellos ideales como Juan, serán las constructoras del nuevo mundo que anhelamos. Espero, como muchos, algún día poder ver en Chile la muestra fotográfica.
    • Es un tremendo dolor la perdida de tantos talentos en nuestro país. En buena hora se recupera la obra de este fotógrafo perdido las brutales garras del genocida pinochet.
      • La vida puede ser bella. La gente bella deja huellas entrañables e imperecederas.
        Es cierto, pero jamás olvides que las bestias y los mediocres debían asesinar y hacer desaparecer la belleza para poder imponer su reinado. No olvidemos, entonces, que si queremos el triunfo de la belleza, habrá que enfrentar y derrotar la mediocre bestialidad del capitalismo. No lo olviden, puesto que el que pierde de vista la dirección del camino termina justificando a las bestias y viviendo en la resignación a la mediocridad.
        • Margarita Maino Canales ·  Top Commenter · Colegio Mariano
          Gracias ! Está bellísimo. Y ahora preparándonos para "Juicio Cóndor" en Roma.
        • GRACIAS JUAN
          Nos dejaste de herencia tu mirada de lo que realmente es importante y humano.
          Tus fotos, reales, conmovedoras, crudas, y llenas de ternura, como eras tú.
          Tu compromiso con esa verdad que descubrías día a día.
          Y tus maravillosos y leales amigos, Verónica , las dos Glorias, Víctor, Pablo y Carlos.
          GRACIAS enormes también a nuestra madre, por su ejemplo y por su férrea búsqueda de la verdad. La real justicia, sólo está en manos de Dios.
          Gracias a la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Vicaría. Su unión y solidaridad en el dolor han sido una fuerza incontenible para mantener el coraje.
          Gracias a nuestros hijos y a los hijos de tus amigos, por su apoyo y creatividad para 
          entregar sus talentos en tu búsqueda.
          Gracias a todos los que además de la compañía, siguen día a día luchando por un mundo más justo.
          A pesar de lo duro para nuestra familia, TU TESTIMONIO NOS LLENA DE ORGULLO.