A lograr movilización y crear conciencia popular

A lograr movilización y crear conciencia popular

El MAPU no se rinde

El MAPU no se rinde

48 años de lucha

48 años de lucha

«

MAPU: 46 AÑOS LUCHANDO, CREANDO PODER POPULAR

«

POR LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES

«

No + AFP, No + migajas, renacionalización del cobre y del agua, educación gratuita, estatal y de calidad:

A ORGANIZAR UN GRAN PARO GENERAL


«

EL MAPU SALUDA AL MPT
EN SU QUINTO ANIVERSARIO 5 de abril 2009-2014

UNIR LAS LUCHAS PARA QUE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES MANDEN

lunes, 25 de julio de 2011

Blog ÑUKE MAPU

PUBLICACIONES DE JULIO EN EL BLOG ÑUKE MAPU:


La Educación es una inversión social



Nelson Debrott P., 21 de julio de 2011

‎"La educación es un bien de consumo". Esta gran sentencia la acaba de dictar el sr. Piñera dando a conocer una vez mas cual es el grado de entendimiento de los problemas que tiene este gobierno "de excelencia". Parece que no basta con cambiar a los ministros, el problema es que hay que cambiar al que los manda.

La Educación es una inversión social, es apostar a futuro, a un nivel de desarrollo superior. Es algo que todo país como el nuestro tiene que privilegiar por sobre otras inversiones. Sin educación ningún país puede surgir, y ninguna mujer u hombre puede ser verdaderamente una persona. Por eso, decir que es un "bien de consumo" es compararla a comprar un televisor o traje de fiesta. Solo un mercachifle de poca monta puede pensar de esa manera.



el gobierno de Venezuela


n3_jul21_2011-1.jpg

PARA VER EL CONTENIDO COMPLETO DEL TERCER NÚMERO DEL CORREO BOLIVARIANO HAGA CLICK EN LA IMAGEN

Sección Comunicación y Cultura
Embajada de la República Bolivariana de Venezuela


Concertacionistas… qué infelices fuisteis


Pablo Varas, www.elclarin.cl

piera_walker270

Y en estos tiempos, la generación del futuro los deja a todos al desnudo…Estuvieron durante veinte años administrando el modelo heredado por la dictadura de las Fuerzas Armadas.

La Concertación se dio el lujoso detalle de colocar y proponer a la ciudadanía como primer presidente post dictadura, a uno de los mayores civiles incitadores del golpe militar y vestirlo con ropaje democrático. Las ansias por llegar a La Moneda eran demasiadas. Aceptaron todo sin chistar y sin colocar ninguna condición para que los militares abandonaran la casa de los presidentes, es decir, otorgando impunidad al Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas.

Cómo no recordarles la impunidad otorgada por gobierno de Ricardo Lagos en el Informe Prisión Política y Tortura, que será guardada y conocida en cincuenta años más.

Durante veinte años todo el aparato político de la alianza centro y mal llamada izquierda, sometió a millones de chilenos para obedecer una Constitución espuria, antidemocrática, impuesta en un infame plebiscito, sin partidos políticos, sin registros electorales, bajo estado de emergencia, con miles de uniformados y la CNI en las calles de todo Chile.

Qué lejos quedan aquellos tiempos cuando muchos de los que hoy son pasajeros binominales del Congreso, sostenían que la dictadura militar era un gobierno “ilegitimo”, porque había quebrantado la institucionalidad. La historia sabe que por eso se manifestaban en las protestas y movilizaciones. Parecen olvidar los concertacionistas que las calles de las poblaciones se teñían de sangre. Parecen olvidar que hay una generación esperanzada a la cual le robaron sus esfuerzos y su alegría, que miserables… pero eso no pasará ahora.

Concertacionistas, qué infelices fuisteis…

Ustedes saben que Chile para poder proyectarse como país requiere sentar las bases de un modelo nuevo, democrático y participativo. Un país es algo más que el lucro. El Chile actual, con la visión derechista de la ganancia y beneficio, con las políticas de la derecha excluyente está cercenando generaciones de ciudadanos, está también devorando el país y sus recursos naturales. Todo un país entregado al capital foráneo y a las leyes del mercado.

Asesino de Noruega es nazi

El asesino de Oslo las tiene todas: ultraderechista, fundamentalista católico, racista, nazi, sionista, depredador de animales. ¿Tendrá el ADN de los "jóvenes" de Chacarillas? ¿Habrá quedado picado por no haber sido llamado al gabinete de Piñera? ¿Le habrá hablado algún fantasma? ¿Lo habrán preparado en West Point o en Panamá? Si lo sueltan, está pintado para senador designado.
La policía no llegó a atajarlo, no pudo poner tantos explosivos él solito: esto es conspiración y el infeliz es sólo la punta del iceberg.


Fuente: http://resumenlatinoamericano.blogspot.com/


DOBLE MATANZA EN NORUEGA
El ultra noruego buscaba golpear al marxismo y al Islam
**********************************************************************
Noruega y toda Europa siguen estupefactas ante la doble masacre de Oslo y Utoya, y más aún al conocer que ha podido ser cometida por una sola persona: un joven de 32 años, ultraderechista y fundamentalista católico, que está detenido. Anoche se supo que horas antes había anunciado sus planes por internet. En Utoya se hallaron también explosivos sin detonar. La Policía sopesa que puede haber más fallecidos en el agua o bajo los escombros de Oslo. 


El epicentro del horror tiene un nombre: la isla de Utoya. Y también una cara: la de Anders Behring Breivik, 32 años, autodefinido como islamófobo. Una para- doja remarcable si se recuerda que en el primer momento del doble atentado, en la tarde del viernes, se privilegiaba la tesis de que los autores eran grupos islamistas.Aunque la investigación se lleva a cabo en total secreto, tanto de los testimonios recogidos en la isla como de las hipótesis policiales se desprende la probabilidad de que Breivik actuara solo, lo que aumenta el estupor general por el tamaño de la matanza causada. Sólo contradirían esta tesis algunos relatos de jóvenes que citan haber oído disparos desde dos direcciones diferentes, pero sin demasiada convicción al parecer.

Esta tesis se apuntaló anoche al trascender que Breivik colgó horas antes un manifiesto de doce minutos de duración en Youtube en el que describía los ataques que iba a perpetrar, según informaron fuentes policiales a la cadena TV2.
En el vídeo Breivik -bajo el nombre de usuario 'BerwickAndrew'- se compara con los caballeros templarios y anima a sus seguidores a participar en una guerra contra el marxismo y el Islam. En el minuto 12, aparece armado con un rifle automático, vestido con un traje de neopreno y con un parche en el brazo en el que pone «cazador de marxistas».
De igual modo, el joven ultra habría publicado en diferentes foros un panfleto de 1.500 páginas de longitud en el que describe con minuciosidad sus planes para atentar contra el Gobierno noruego.
La isla de Ut0ya, a 40 kilómetros de la capital noruega, se convirtió en el principal exponente de lo que el primer ministro, Jens Stoltenberg, califica de «peor tragedia desde la Segunda Guerra Mundial»
Ahí irrumpió armado el viernes sobre las 17.30 el presunto agresor, y allí provocó al menos 85 víctimas mortales.Se sospecha que, tras activar el artefacto de Oslo, se desplazó a la idílica isla donde 560 personas participaban en un campamento de las juventudes socialdemócratas -el partido de Stoltenberg-, con uniforme policial y armado con armas semiautomáticas.
Hora y media de tiroteo
Debido a las peculiares condiciones geográficas y al anterior estallido del coche-bomba ante los edificios gubernamentales de Oslo, la Policía noruega necesitó cerca de media hora para llegar al lugar tras haber recibido el primer aviso. Algunos de los jóvenes que participaban en el campamento del partido socialdemócrata dieron la alarma a través de métodos como mensajes de twitter.
Tras los disparos, muchos de ellos trataron de huir de la isla a nado, por lo que ayer se buscaban cadáveres también en el mar. Además, la llegada de la Policía motivó nuevas escenas de pánico, dado que también el atacante había actuado vestido con ese uniforme.
La Policía considera que la matanza había sido minuciosamente preparada. Se prolongó durante cerca de hora y media en total, en la que aparentemente Breivik actuó con total sangre fría y sin parar.
Según se ha sabido a través de los relatos de los jóvenes supervivientes, muchos de ellos todavía en estado de shock, el autor de la matanza les reunió en tono tranquilo afirmando que iba a darles detalles sobre lo que estaba ocurriendo en Oslo, ya que a la isla ya había llegado noticia sobre la explosión del coche-bomba. Lógicamente, el hecho de que fuera vestido de policía hizo que nadie sospechara de sus intenciones reales. Cuando decenas de ellos ya estaban ante él, empezó a disparar.
El pánico hizo que los jóvenes se refugiaran entre los árboles y las rocas de la zona, o bien que saltaran directamente al mar. Según uno de los heridos, el hombre siguió tirando contra quienes nadaban: «La gente moría en el agua. Yo me tenía que proteger detrás de ellos, rezando para que no me viera. En medio del tiroteo, una bala me alcanzó la espalda», narró.
Algunas fuentes afirman que habría todavía unos 20 jóvenes sin aparecer en el campamento, por lo que si se confirman los peores presagios la matanza podría haberse costado más de cien vidas. Sin embargo, la Policía rebaja la cifra de desaparecidos hasta «cuatro o cinco».
Pese a la opacidad de la investigación, un portavoz de la Policía noruega sí apuntó que Breivik se rindió sin oponer resis- tencia, dejando sus armas en el suelo, en el mismo tono calmado que usó para perpetrar la masacre.
«El atacante ha confesado que se encontraba en la isla, que tenía acceso a armas y que había abierto fuego», declaró el jefe policial en funciones, Sveinung Sponheim. Breivik, apuntó, está siendo interrogado en la comisaría de Policía de Oslo. Según las leyes de aquel país, disponen de tres días para los interrogatorios, antes de ponerlo a disposición judicial.
¿Más bombas en Oslo?
El ataque en la isla se produjo dos horas después del de la capital, cuando en los medios noruegos se sucedían las imágenes de escenas de caos en Oslo, con personas heridas tendidas en las aceras y ciudadanos ensangrentados entre ambulancias y equipos sanitarios.
La potente detonación había causado graves destrozos en cuatro edificios gubernamentales y otros inmuebles vecinos, y la policía procedía a evacuar la estación central de ferrocarril, centros comerciales y redacciones de los principales medios del país.
Tras saltar la noticia del tiroteo, las informaciones sobre ambos atentados se solaparon durante horas. Si inicialmente toda la atención se centró en la capital, de la que llegaban imágenes de edificios destrozados y ciudadanos heridos, con las horas se trasladó a la isla, donde finalmente, ya de madrugada, se confirmó la matanza de dimensiones catastróficas.
El mismo portavoz policial que dio detalles de la detención de Anders Behring Breivik invitó a no descartar que haya más explosivos todavía en Oslo que no han estallado, al igual que los hallados ya en la isla, sobre los que no hay más detalles por ahora.
Y junto a ello, se apunta con bastante certeza que la cifra de víctimas mortales por la deflagración de la capital puede aumentar en la medida en que se vayan retirando los escombros provocados en varios edificios de la zona. Tampoco hay datos oficiales por ahora sobre el explosivo y su cantidad, pero el estallido fue devastador.
Abono químico y armas
El presunto agresor había comprado desde la primavera pasada hasta seis toneladas de abono químico, como explicó a medios noruegos la portavoz de un mayorista de estos productos, con los que podría haber preparado la bomba de Oslo.
No levantó sospechas, añadió esa fuentes, puesto que constaba como distribuidor de productos agrícolas. También se sabe que era aficionado a la caza, lo que le habría permitido el acceso a las armas de fuego que utilizó luego en Utoya.
Además de los muertos, se sabe que unas 30 personas permanecen hospitalizadas en estado grave en centros sanitarios de Oslo por la doble masacre, según informó el diario ``Aftenposten''.
El director del hospital de Oslo, Pal Aksel Naess, explicó que hay 30 heridos graves, de los cuales 20 están muy graves y que otras 35 personas habían sido atendidas por heridas de menor gravedad.
Stoltenberg, firme
El primer ministro noruego, Jens Stoltenberg, se vio afectado no sólo políticamente sino también personalmente por la matanza, dado que conocía a algunos de los jóvenes abatidos, por ser miembros de su partido. En una comparecencia hecha tras visitar a algunos heridos, confió en que el doble atentado no afecte «al carácter abierto y democrático» del país nórdico.
«Espero que podamos mantener Noruega como es, abierta y democrática», aseguró Stoltenberg al ser preguntado sobre las consecuencias que podría tener en la población la «mayor tragedia nacional desde la II Guerra Mundial».
«Noruega es un país donde los políticos tienen una relación cercana con la gente, donde los jóvenes son políticamente activos sin tener miedo. Voy a hacer todo lo que pueda para mantener esto así», agregó.
A continuación, abogó por dejar trabajar a las fuerzas de seguridad, en las que tiene «total confianza».
Mandatarios de todo el mundo expresaron su solidaridad con la población noruega; entre ellos estaba el secretario general de la ONU, Ban-Ki Moon; Barack Obama, presidente de Estados Unidos; Dimitri Medvedev, presidente de Rusia; o Herman Van Rompuy, presidente del Consejo Europeo. Se les unieron gobiernos árabes y latinoamericanos.
El estupor por la matanza y su localización se palpó en reacciones como la de José Manuel Durao Barroso, presidente de la Comisión Europea, que indicó que un ataque así no es algo que uno espera ver en una nación a la que se asocia «con la paz tanto en el propio país como por sus esfuerzos por lograr acuerdos de paz en el extranjero».
 
La ultraderecha noruega, un partido antiislámico que ya es segunda fuerza
Las primeras sospechas tras el doble atentado de Oslo apuntaron a los grupos yihadistas. Antes de que se conociese la identidad del primer detenido, buena parte de los medios de comunicación occidentales ya tenían elaborados los informes que culpaban a organizaciones islámicas y señalaban a la publicación de las caricaturas de Mahoma, en el año 2005, como base argumental para los ataques. Sin embargo, el arresto de Anders Behring Breivik como principal sospechoso ha puesto en evidencia que las bombas y el tiroteo están más cerca del atentado de Oklahoma, perpetrado por ultraderechistas el 19 de abril de 1995, que del 11-S. No se puede obviar que las ideas islamófobas y conservadoras han cobrado fuerza durante los últimos años en toda Escandinavia. También en Noruega, donde el Partido del Progreso (FrP en sus siglas en noruego) representa ese discurso que mezcla antiinmigración, valores conservadores y liberalismo económico.
«Esto me entristece todavía más después de saber que esta persona fue miembro de nuestro partido», declaró ayer. a través de un comunicado, Siv Jensen, la presidenta del Partido del Progreso, tras reconocer que el detenido fue miembro de su formación entre 1999 y 2006. La lista ultraderechista es,, desde las elecciones de 2009, la segunda fuerza en el parlamento, con 41 escaños y el 23% del porcentaje total de votos. El FrP ha experimentado un ascenso imparable desde los años 80, pasando de ser un grupo prácticamente marginal con apenas 4 escaños hasta convertirse en la gran referencia derechista, desbancando al Partido Conservador (30 escaños) y haciendo desaparecer al resto de partidos ultras.
Paradójicamente, en un país con una fuerte tradición de asilo como es Noruega, un mensaje como el de Jensen, centrado en la crítica contra los inmigrantes (especialmente los musulmanes), ha encontrado un progresivo respaldo entre los votantes. Un ejemplo de este discurso se encuentra en sus campañas electorales, donde se muestran imágenes de personas con rasgos árabes armados con pistolas o cuchillos. A. PRADILLA
Noruega, escenario de dolor y confusión
Oslo fue ayer escenario de una tremenda explosión que destrozó el complejo gubernativo, algunos edificios ministeriales y las sedes de varios medios de comunicación, y que conmocionó a la sociedad noruega y al conjunto de Europa. Poco después, el tiroteo ocurrido en un campamento de las juventudes del Partido Laborista incrementaba la tragedia. Se daba por seguro que al menos diecisiete personas han perdido la vida. Junto a la sorpresa y el dolor, llegó la confusión, ya que en apenas unas horas se comenzaron a difundir a través de la prensa noruega y los medios internacionales distintas versiones sobre las pistas que «privilegiaban» los encargados de la investigación. El único dato oficial que ofreció el ministro de Justicia e Interior es que la persona arrestada -la única hasta ese momento- en relación a estos hechos es de nacionalidad noruega.
Pese a la prudencia oficial, desde el primer momento fuentes «oficiosas» y muchos analistas internacionales privilegiaron la «pista islamista», recordando que Noruega forma parte del contingente que la OTAN mantiene en Afganistán, por lo que el escenario bélico que se vive en esa región asiática habría vuelto a hacerse presente de forma virulenta en Europa. Pero también hubo quien puso de relieve que el objetivo de ambas acciones podría ser el propio Partido Laborista, que se encuentra al frente del Gobierno y cuyo secretario general Jens Stoltenberg es primer ministro desde 2005.
Con el paso de las horas se despejarán esas dudas, pero sobre la sociedad noruega pesará por mucho tiempo el trágico resultado del doble atentado de ayer. Si los países escandinavos han ofrecido en las últimas décadas una imagen de convivencia ciudadana digna de ser imitada, también existen en su seno fuerzas que abogan por instalar un sistema «securatista», en el que el orden policial se imponga sobre la libertad de elección personal en todos los órdenes de la vida.
++++++++++++++++++++

NORUEGA
Un granjero ultra e islamófobo al que le gusta ver «Dexter»
Por Iker Bizkarguénaga
********************************************************************

Una persona con una creencia equivale a 100.000 personas que sólo tienen intereses». Este es el último men- saje que difundió en su cuenta de Twitter, el pasado 17 de julio, Anders Behring Breivik, la persona que permanece detenida como presunto responsable de la matanza del viernes en Noruega. Las especulaciones fueron ayer constantes tanto sobre su perfil como sobre las razones que le habrían llevado a cometer los hechos de los que se le acusa, aunque fuentes de la Policía noruega, que le está sometiendo a constantes interrogatorios desde su detención, le definían como «fundamentalista cristiano», «islamófobo» y cercano a la extrema derecha. Así, en el registro realizado en su domicilio habrían sido hallados mensajes colgados en internet con contenidos ultraderechistas y antimusulmanes.
También se difundió que hace unos meses compró seis toneladas de fertilizantes, que podrían haber sido utilizados para confeccionar los explosivos que anteayer sacudieron el centro de Oslo, aunque una gran cantidad de ese fertilizante fue encontrada en su granja. Asimismo, perteneció a un club de tiro y tenía varias armas registradas a su nombre de forma legal, señalaron desde la Policía.
Lo cierto, sin embargo, es que al igual que la víspera, las informaciones llegaron ayer con cuentagotas. Lo que sí podía leerse es el perfil que Behring Breivik presenta de sí mismo en Facebook. Así, el granjero rubio y alto que presuntamente ha causado una escena de terror inédita en Noruega se define como «cristiano y conservador», en el apartado de prefencias religiosas y políticas, y explica que es aficionado a la caza y al equipo de fútbol FK Lyn, que hace un año perdió la categoría en la Liga profesional noruega a causa de sus problemas financieros.
En lo que a gustos musicales de refiere, Behring Breivik, de 32 años de edad, se decanta por la música clásica, aunque también le gusta la música electrónica, concretamente el Vocal Trance, un subgénero del Trance que es ampliamente escuchado en Alemania, Suecia, Holanda, Bélgica y Gran Bretaña.
En su perfil llama la atención el amplio espacio que ocupan sus gustos literarios. Entre las obras que el detenido asegura que le gustan se encuentran títulos tan referenciales como «1984», de George Orwell; «El proceso», de Franz Kafka; «Guerra y Paz», de León Tolstói; «La Iliada» y «La Odisea», atribuidos a Homero; «Crítica de la razón pura», obra principal del filósofo Immanuel Kant; «La riqueza de las naciones», de Adam Smith, padre del capitalismo moderno; «Leviathan», de Thomas Hobbes; «La Divina Comedia», de Dante Alighieri; y «La República», de Platón. Se ve, por tanto, que es un aficionado a los clásicos de la literatura universal.
Por contra, no parece ser muy cinéfilo y apenas son tres las películas que señala como preferidas: «Gladiator» -«El Gladiador»-, «300» y «Dogville». Entre las series de televisión que más le atraen aparecen algunas más propias de los gustos de un adolescente: «True Blood», «Stargate» y «Dexter» no pasarán a la historia de las grandes series televisivas. Al parecer, Behring Breivik también es aficionado a jugar a las consolas, siendo «World of Warcaft» y «Modern Warfare II» sus juegos preferidos. Asimismo, se declara seguidor del que fuera primer ministro británico Winston Churchill y de Max Manus, un conocido miembro de la resistencia noruega que luchó contra la ocupación alemana en la Segunda Guerra Mundial.
Un perfil que puede dar algunas pistas sobre la personalidad del supuesto responsable de la muerte de cerca de un centenar de personas, pero que seguramente no será muy diferente al de muchos noruegos treinteañeros. Las fuerzas policiales del país escandinavo tratan por tanto de descubrir qué es lo que habría llevado a esta persona a cometer tan terribles acciones y si contó con la colaboración de otras personas o si actuó en solitario. «No estaba en nuestro radar, habría estado si hubiese estado activo en grupos neonazis en Noruega», indicaron fuentes policiales a la agencia AP. Al parecer, «apareció de la nada».
Por su parte, otra agencia de noticias, Reuters, informó de que Breivik perteneció al Partido del Progreso, segundo en número de votos en Noruega, aunque el líder de esta formación sostenía ayer que dejó de pagar su cuota de afiliado y se marchó hace cuatro o cinco años.
En esa misma agencia también apuntaban que escribió varios comentarios en blogs de internet, firmados con su propio nombre, en los que criticaba las políticas europeas que tratan de hacer convivir las culturas de distintos grupos étnicos. «¿Cuándo el multiculturalismo dejará de ser una ideología diseñada para destruir la cultura europea, las tradiciones y la identidad de las naciones-estado?» se preguntaba hace año y medio en la web ultra www.documento.no.
Un periodista del diario «DagBladet» lo definía como «islamófobo, proisraelí, antiinmigrante e hipernacionalista que creció en la zona rica y burguesa de Oslo». Bastante información para alguien que «apareció de la nada»..., pero que anticipó sus planes en Youtube.
fuente: GARA

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

NORUEGA

Terror en el país del bien
por ÁLVARO A. RICCIARDELLI 
*********************************

| Ålesund 23/07/2011
 
"Noruega es un lugar en el que nunca pasa nada" es una frase típica con la que retratan este tranquilo país los extranjeros que, provenientes de otras latitudes menos afortunadas, han decidido establecerse en este paraíso del Estado del bienestar. Y la frase no es despectiva: que no pase nada quiere decir en realidad que no pasa nada malo, y eso es bueno. Pero ayer todo cambió. Y es que, hasta ayer, Noruega era ese país en el que las noticias sobre guerras, atentados y crisis económicas pasaban de largo, haciendo algo de ruido, pero sin realmente llegar más allá de la superficie. Esas cosas no pasan aquí. Aquí se puede dejar la puerta abierta, y la bici sin atar, y se puede ir a las dos de la mañana por el centro de Oslo sin mirar por dónde, y los niños juegan tranquilos en cualquier sitio y, en general, no hay que preocuparse demasiado por nada. Pero ayer muchas cosas cambiaron. La frase de ayer era: "Ya ni en Noruega se puede estar seguro".

Iván pasa todos los días por la zona en la que ayer un coche bomba mató al menos a siete personas en el centro de Oslo. Pasa camino del trabajo, aunque ayer, por suerte, libraba, y la explosión la escuchó desde su casa. "Tembló todo, pensé que era una especie de terremoto", comenta. Llegó a Oslo hace algo más de un año, después de pasar una temporada en España, primer destino tras decidir probar suerte fuera de Argentina, su país. Tanto para el como para muchos otros este es un lugar de futuro y de oportunidades. Si se consigue superar el duro clima, y el hecho de que nunca pase nada, uno está en su lugar. Y, de hecho, este es el lugar de miles de argentinos, españoles, chilenos, somalíes, pakistaníes que, escapando de países en los que pasan demasiadas cosas, buscan la tranquilidad que solo es posible encontrar en un país con menos de un 5% de paro, donde todo el mundo tiene acceso a una sanidad y a una educación pública de calidad, donde se fomenta construir una familia y donde tu mayor problema puede ser, aunque parezca mentira, el aburrimiento.

Oslo, a pesar de su condición de capital, es una ciudad pequeña. Por eso la bomba de ayer se sintió en casi toda la ciudad. Marcos regenta un restaurante en la calle Storgata, a 300 metros del lugar de la explosión. "Oí un estruendo enorme y pensé que algo había explotado dentro del restaurante", asegura. Al salir a la calle lo que vio fue algo parecido a "una zona de guerra". "He visto a muchos heridos por los cristales que caían de los edificios reventados". Un centro comercial cercano tenía todas sus ventanas completamente destrozadas, comenta. "Uno viene de Argentina escapando de un montón de cosas y resulta que aquí también pasan". Marcos estuvo antes en Italia e Irlanda. Noruega, para él y para muchos otros, es siempre el último destino, ese lugar donde se está totalmente seguro de que no se va a encontrar nada mejor.

La zona de la explosión de ayer está cerca de Youngstorget, una plaza de aire soviético dominada por un majestuoso edificio sede del Partido Laborista, uno de los principales responsables de la construcción del Estado del bienestar noruego y, al parecer, objetivo del hombre que supuestamente colocó la bomba y que posteriormente disparó y mató a decenas de personas en la isla de Utøya, en una reunión de las juventudes del partido. A pesar de que todavía hay muchos cabos por atar, el hecho de que el autor haya podido ser un noruego ha añadido más confusión a una sociedad en estado de choque.

Marit regenta una cafetería en un pequeño pueblo a las afueras de Ålesund, en los fiordos noruegos. "Esto es horrible, jamás he visto nada parecido", asegura. Marit lleva una vida cómoda y tranquila, con vacaciones en Canarias, los hijos en Oslo y un negocio que le da para vivir bien. es una noruega típica, horrorizada hoy por unos acontecimientos que jamás había sospechado podía tener en la puerta de su casa, y su sentimiento es compartido por todo el mundo.

Iván salió ayer a la calle, tras el atentado, y se encontró con que en el centro de Oslo no solo había seguridad (normalmente no se ve ni un policía), sino que, ahora, los agentes llevaban metralletas. Aquí la policía rara vez aparece, y cuando lo hace, suele ser para, pacíficamente, desalojar de un bar a alguien que ha bebido demasiado o resolver algún conflicto entre vecinos. Un joven superviviente del tiroteo de Utøya contaba en el diario Aftenposten que lo primero que la gente exclamó, al ver a un hombre vestido con uniforme de la policía abriendo fuego, fue: "¿Qué pasa? ¿Por qué la policía dispara contra nosotros?". Aquí los agentes, al igual que el Estado, realmente protegen al ciudadano, seguro dentro de un sistema con décadas de buen funcionamiento. El Gobierno apunta a movimientos locales antisistema y uno se pregunta: ¿quién podría estar en contra de este sistema?

Hoy Noruega amaneció distinta. Tras el primer atentado de toda su historia, los noruegos han experimentado por primera vez lo que siempre habían visto por la tele: imágenes de lugares destrozados por explosiones, y gente herida, y muertos, y miedo en la calle. Ayer ese lugar era Oslo, capital de un país que llegó a ser un oasis en medio de un desierto de problemas, un lugar intocable, un lugar al final del camino. Ayer la frase era distinta, y no la decía un extranjero, sino un noruego: "Noruega se ha dado cuenta, de la peor de las maneras, de que también está en el mundo".

++++++++++++++++++++++++++++++++

NORUEGA

Anders Behring Breivik, un ultraderechista que no estaba en el radar de la policía
La policía identifica a supuesto autor de los atentados de Noruega como un "islamófobo" de ideas de ultraderecha.- Escribió mensajes contra el multiculturalismo en Internet.- Perteneció al segundo mayor partido de Noruega y fue masón
 Madrid - 23/07/2011
 
Anders Behring Breivik "apareció de la nada", según la policía, y abrió fuego de forma indiscriminada en la isla noruega de Utoya, donde se celebraba un acto del gubernamental Partido Laborista con la asistencia de entre 400 y 600 personas. Según varios testigos, lo hizo vestido con un uniforme de policía y se identificó como tal para acceder al campamento juvenil donde se celebraba la jornada. De momento es el único detenido tras el doble atentado que ha causado la muerte a al menos 91 personas (84 en Utoya y 7 por la bomba en el centro de Oslo).

Behring, de 32 años y nacionalidad noruega, es un hombre alto y rubio, de apariencia claramente nórdica. La policía noruega lo ha calificado de "islamófobo" tras llevar a cabo anoche un registro en su domicilio, donde encontraron mensajes puestos en Internet con "opiniones hostiles al Islam" y de carácter ultraderechista. "No estaba en nuestro radar, habría estado si hubiese estado activo en grupos neonazis en Noruega", han dicho fuentes de la policía a la agencia AP. "Aún así, pudo haberse inspirado en su ideología". Según la agencia de noticias noruega NTB, Breivik perteneció a un club de tiro y tenía varias armas registradas de forma legal.

La agencia Reuters ha informado hoy de que Behring perteneció al Partido del Progreso, segundo en votos en Noruega, y que escribió en blogs de Internet atacando el multiculturalismo y el Islam. Los comentarios que aparecen en la web con su nombre critican las políticas europeas que tratan de hacer convivir las culturas de distintos grupos étnicos y aseguran que una significativa minoría de los jóvenes musulmanes británicos apoyan la militancia islámica radical.

"¿Cuándo el multiculturalismo dejará de ser una ideología diseñada para destruir la cultura europea, las tradiciones y la identidad de las naciones-estado?", decía Behring en una entrada escrita el 2 de febrero de 2010 en la web de ideología derechista www.documento.no.

"Según dos estudios, el 13% de los jóvenes musulmanes británicos con edades entre los 15 y los 25 años apoyan la ideología de Al Qaeda", decía en otro comentario del 16 de febrero de 2010.

Anders Behring Breivik fue miembro del Partido del Progreso, el segundo en número de escaños en el Parlamento, de 2004 a 2006, y perteneció a las juventudes de esa formación de 1997 a 2006-2007, según el jefe de Comunicación de este partido, Fredrik Farber. El Partido del Progreso aboga por mayores restricciones a la inmigración. El líder de esta formación, Siv Jensen, ha asegurado que Behring ya no es militante: "Me apena que lo fuera hace tiempo. Nunca fue muy activo, y nos ha costado encontrar a alguien que supiera algo de él", ha dicho. "Participó en la sede local de Oslo, pero dejó de pagar su cuota de afiliado y se fue en 2006 o 2007".

Un periodista del diario DagBladet lo define como "islamófobo, proisraelí, antiinmigrante, hipernacionalista y relativamente intelectual, que creció en la parte oeste de Oslo, la zona rica y burguesa".

Según Reuters, el presunto asesino también fue masón.

Los otros datos que se tienen de Behring han sido obtenidos también de su supuesta página de Facebook (bloqueada por la policía), donde, según Reuters, se dice que es soltero, cristiano, de ideas políticas conservadoras, con intereses que van del culturismo a la masonería pasando por la caza o la música trance. Según este perfil de la red social, a Behring le gustaban los videojuegos World of Warcraft y Modern Warfare y los libros 1984, de George Orwell y El príncipe, de Maquiavelo. También se especifica que es director de la empresa Breivik Geofarm, una granja en Rena, al este del país, que gestionaba y que, según la policía, pudo usar durante los últimos dos años para comprar grandes cantidades de fertilizante (utilizado para hacer explosivos) sin levantar sospechas.

A Behring se le atribuye también un perfil en la red social Twitter en el que solo hay un mensaje, publicado el 17 de julio, que es una cita del filósofo Stuart Mill: "Una persona con una creencia equivale a la fuerza de 100.000 que solo tienen intereses".

domingo, 24 de julio de 2011

Recordando la dictadura, iluminando el futuro

 Sergio Maureira Lillo e hijos

Los Archivos del Cardenal, serie de TVN, nos ha permitido evocar el drama de los 15 campesinos de Isla de Maipo detenidos y asesinados por "agentes del Estado" (pacos azuzados y dateados por latifundistas como el dueño del fundo Naguayan, José Celsi).

Por los años en que aparecieron sus restos, la dictadura negaba que hubiese detenidos desaparecidos. Hasta hoy, 2011, algunas mentes no aceptan la realidad del crimen organizado por los poderosos, y repiten que los desaparecidos están gozando de un mejor status en el exilio (no faltó un infeliz que engañó a medio mundo, y se hizo el desaparecido, acaso dos, pero no se pueden inventar así nomás mil desapariciones). O decían que eran un invento de la izquierda para culpar a mi general, que nos tenía cada día más satisfechos y gracias a él no nos faltaba el tecito y la marraqueta.
Pero la aparición del enterratorio clandestino le jodió el panorama al tirano, al sistema, y a los Chicago Boys que mandaban en el fondo y miraban Santiago desde Chacarillas como Nerón a Roma en ruinas.
Desde que aparecieron los hornos de Lonquén, la verdad iluminó como una barricada en medio de la noche de la tiranía. La opinión pública en todo el mundo y los organismos de derechos humanos, ya sabían sin la menor duda que en Chile se mataba y se hacía desaparecer.
Después de muertos, los compañeros de Isla de Maipo ganaban una batalla.

Aunque en la serie se presenta a los compañeros como modestos campesinos, y lo eran, también fueron gente comprometida con las luchas de los obreros agrícolas en los años 60 y 70. Sergio Maureira (padre) fue uno de los dirigentes sindicales más respetados de la zona desde 1967, y en 1971 fue elegido regidor de Isla de Maipo. Sus hijos, aun los más jóvenes, siempre lo acompañaron en su quehacer. 

Aunque algún documento de la Vicaría los mencionaba sin militancia, los Maureira fueron del MAPU y desde 1973, del MAPU Obrero Campesino. No nos extraña que sobre nuestro Movimiento se dejen caer toneladas de escombros para hacernos también desaparecidos. Se niega la militancia de cuadros proletarios, mientras los que se pasaron al lado oscuro se pavoneen a veces en locales exclusivos y posen con una bandera verde como trofeo de guerra. De todos los partidos de la UP, es el único que algunos mantienen dentro del ropero. Cuando se trata de mencionarnos, justo pasa algo y se salta nuestro nombre. Como diría Ambrosio, "POR ALGO SERÁ...".


El MAPU O.C. reivindicó la militancia de los Maureira y algunos dirigentes mantuvieron contacto con la familia. Hoy, nuestro Movimiento reconoce a la vida, militancia y sacrificio de  los Maureira como parte de nuestro acerbo e historia.

La verdad sobre las detenciones de los Maureira y demás campesinos, es mucho más cruda que la versión televisiva: fueron atados, llevados en una camioneta donde sus aprehensores los pisoteaban, aunque les dispararon, su causa de muerte no fue por herida de bala sino por atroces golpes que recibieron.

Eso sí, es chocante que aparezca en el capítulo televisado como personaje principal del repertorio de carabineros asesinos, ese "Pablo Catrileo" que había sido amigo de los asesinados. ¿Porqué aparece en pantalla como único hechor visible? es cierto que entre los criminales hay un Pablo Ñancupil y un David Coliqueo (esos son sus nombres verdaderos), pero habiendo 7 u 8 implicados, justo se elige a uno de origen mapuche. Algo de racismo wingka hay en este detalle.

La teleserie también nos recuerda la ardua labor del Arzobispado de Santiago, encabezado por el Cardenal Raúl Silva Henríquez, junto a funcionarios de la Vicaría de la Solidaridad y a miembros consagrados y laicos de la Iglesia, por hacer prevalecer los derechos humanos esenciales, ante la brutal represión a que nos tenía sometido el régimen militar. Por la serie tendrán que aparecer los profesionales que asumieron con valor su puesto de trabajo y combate, siendo paradigma y ejemplo, el psicólogo José Manuel Parada Maluenda, cobardemente asesinado en 1985.

El recordar estos hechos ha de ser un llamado a los miembros de la Iglesia Popular, a reconocer filas junto a los pueblos y trabajadores en lucha por sus derechos, que siguen aplastados por el sistema capitalista y el demoníaco sistema liberal, condenado incluso por los Pontífices de los siglos XIX y XX, y que hoy rige el sistema mundial.

Que no sea el discurso de fondo de la serie, lo terrible que fue la dictadura y lo pacíficos, prósperos y exitosos que son los tiempos que corren hoy. Nuestro proletariado del campo y la ciudad el día de hoy, está sepultado en doce horas de trabajo, incomunicado de la vida plena, atado física y mentalmente, amortajado con pañales desechables y crucificado, como el buen Jesús, como el rebelde Jesús, entre dos ladrones: el de la Ultraderecha y el de la Concertación.

Los Archivos del Cardenal se trasmitirán los jueves desde las 22.45 en TVN.

Información relacionada (Blog del MAPU):

Chile: Los hornos de Lonquén (por Arnaldo Pérez Guerra)






¡Confirmado! Debido al éxito obtenido, este domingo 22.20hrs. Repetimos el primer capítulo de #LosArchivosdelCardenal por @TVN
yesterday · reply · retweet · favorite

jueves, 21 de julio de 2011

MPT CONVOCA: 11 DE SEPTIEMBRE

En Santiago: MARCHA Y ACTO EN PATIO 29
En regiones: donde las organizaciones populares vayan convocando.


El MOVIMIENTO DE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES MPT, convoca para el domingo 11 de septiembre, a un masivo acto público en que junto con recordar a quienes cayeron a manos de la dictadura militar desde 1973, haremos un compromiso por seguir en la lucha por las demandas económicas, sociales, culturales y políticas de los pueblos y los trabajadores.

Queremos que esta fecha no sea manipulada por los mismos que permitieron 20 años de impunidad frente a la mayoría de los crímenes cometidos por la burguesía y sus guardianes uniformados, 20 años de postergación de las conquistas sociales alcanzadas en siglos de luchas populares, 20 años en que el mayor crecimiento fue el de las desigualdades. No queremos que esta manifestación de memoria y lucha sea manipulada ni por los concertacionistas, administradores de los intereses de los enemigos de las clases populares, ni por quienes hoy se están aliando con aquellos.

En Santiago, llamamos a marchar desde las 11 horas hacia el Cementerio General y a reunirnos en el Patio 29 para realizar el acto de memoria y compromiso de lucha.

Adherimos a todas las expresiones de memoria y rebeldía popular que se desarrollen a lo largo del 11 de septiembre en distintos puntos del país, especialmente a las que convoque el mundo popular.

En regiones, junto a las organizaciones y movimientos sociales consecuentes prepararemos y convocaremos a actividades de acuerdo a la memoria colectiva y a cada tradición local.

A UNIR LAS LUCHAS PARA QUE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES MANDEN

Contactos, consultas, adhesiones: mapusantiago@gmail.com, mpt.comunicaciones@gmail.com,

 Fotos de archivo MPT:
13 de septiembre de 2009

11 de septiembre de 2010

 11 de septiembre de 2010

martes, 19 de julio de 2011

Con Mariategui en el pensamiento y la acción

En homenaje a José Carlos Mariátegui, nacido en Moquegua, Perú, el 16 de julio de 1894. 

A las izquierdas en nuestra América - Abya Yala les sigue haciendo falta el reencuentro con MARIATEGUI, con el pensamiento y acción de las NACIONES ORIGINARIAS, con las luchas de TUPAC AMARU, MICAELA BASTIDAS, BARTOLINA SISA, CON LEMPIRA, CON LAUTARO

Por una lucha INTERCULTURAL contra el ENEMIGO ANCESTRAL: el GRAN CAPITAL.

No somos un pueblo en lucha: somos decenas de PUEBLOS que son NACIONES.

Diversidad en la identidad, Unidad en la lucha.


Volver a Mariategui. El AMAUTA de la creación heroica.



Sobre el re-pensar y re-constituir el país de Chile, desde una base plurinacional.
 Carlos Ruiz R.

Sigue con buena salud la concepción uni-nacional del país. Hay una izquierda que se reconoce radicalizada y anticapitalista, es decir que pretende transformar desde la raíz la sociedad y poner fin a este cruel paréntesis en la historia humana que ha sido el modo de producción capitalista (y la formación social u ordenamiento de la sociedad que esa economía produce en los planos ideológico, cultural, político, filosófico). Pero pese a esa postura radical y la intención de cambio revolucionario, probada con valor, con arrojo consecuente, en el plano de pensar un país constituido por naciones varias, esa izquierda ha sido poco audaz y ha seguido (seguramente por inercia y no por voluntad conservadora o retrógrada), creyendo que somos una sola nación, como la España de Franco, una, grande y libre.

Debemos reconocer que hasta hace unos 20 años, la mayoría del activo político creía estar en UNA nación en la cual habitaba un pueblo, el pueblo chileno. Por eso, el discurso del pueblo era consecuente con ese nivel de conciencia. Pero el pueblo mapuche se reconstituyó una vez más, y también los aymara, rapa nui y todos los pueblos que enfrentaron la dictadura en los 70 y 80, y que sobrevivieron a la muerte política a que los condenó la Concertación, cuando sus personeros iniciaron la reconquista del siglo XX, creando la CEPI y la CONADI, y aprobaron la ley Indígena 19.253, proceso que debemos llamar La Corrupción de la Araucanía. Sin embargo, los más consecuentes no tragaron el anzuelo y siguieron desarrollando un rico proceso de revolución cultural, tomando tierras y descolonizando mentes. En la coyuntura continental del 92, los sectores consecuentes levantaron un proyecto autonomista y plantearon un Chile pluricultural; luego se recreó el concepto de nación, estableciéndose que cada pueblo originario es también una nación. Vino el censo del 92, y resultó que el 10% del país se reconocía e identificaba con uno de los pueblos que el estado reconocía como “etnias”. Vinieron batallas por recuperar tierras, por ir más allá de las limitaciones de la ley y de las trabas de los gobiernos concertacionistas; vinieron los idiomas (no dialectos ni meras lenguas) originarios, las banderas, la nueva literatura, los mártires mapuche del siglo 21. A estas alturas, no podemos sino re-conocer que en las fronteras del estado chileno, cohabitan varias naciones diferentes, con intereses diversos y a la vez muchos de ellos comunes. Y no solo comunes a la población originaria, sino comunes con los del llamado pueblo chileno, pueblo que nació mestizo y oprimido por el mismo tirano común, que es el sistema de predominio del capital por sobre todo lo demás.

Pidamos a los varones del país que les recordemos que la historia no solo la hace El Hombre, sino el hombre y la mujer; muchos ya van asumiendo este lenguaje. En idioma mapuche, gente se dice Che, no se usa ese genérico Hombre con que los europeos escribieron su historia y sus derivados como lo Humano, el Humanismo, etc., términos de los que es harto difícil desprendernos. Hombre es wentru, mujer es domo. Pero el sujeto humano no es el Wentru, como sería en castellano.

Vayamos más allá y pidámosle a hombres y mujeres de lengua castellana que asuman que aquí estamos varias naciones. Ojalá no nos metan a todos y a todas en el saco de lo Nacional. La España que vituperamos el 92, ha sido más revolucionaria que los “chilenos” y “chilenas” del presente; la España que dejó atrás a Franco, no se constituye en torno a la nación: la “bandera nacional” es la bandera de Franco, la de hoy es la “bandera constitucional”, porque es la que establece la Carta Fundamental de ese país. Cuando se hace una reunión a nivel país, no es una “reunión nacional”, sino una reunión estatal. Aquí nos suena mal hablar de lo estatal, porque lo relacionamos con el Estado y sus intereses; allá el Estado es el territorio del país, varias naciones y comunidades autonómicas, “pegadas” entre sí por un Estado. Cuando los anticapitalistas de España llaman a una movilización de todo el país, nunca van a llamar a un “paro nacional”. Aprendámosle.

En este país, ha sido difícil sustraerse al idioma y a la idea interior del país uni-nacional. Por eso, aunque los y las activistas interculturales queramos instalar un nuevo lenguaje, nos encontramos con la inercia, con el “peso de la noche” del estado republicano, liberal, racionalista. Siguen los compañeros/as llamando a sus paros y protestas nacionales, como si fuera una sola la nación llamada a alzarse. Siguen llamando al pueblo de Chile. Incluso, en un cartel se pide que los ingresos del cobre se devuelvan a todos los chilenos: ¿y por qué no a los likan antai, poseedores ancestrales de todo el territorio de Chuki, Kalama, “El Salvador”? ¿Por qué no a los mapuche-pikunche, cuya soberanía abarcaba Kolla, “El Teniente”? ¿No será lo correcto llamar por otro nombre al conjunto de pueblos que se encuentran en el Estado chileno?

Ejemplos al paso:
PROTESTA NACIONAL 11 DE JULIO / 2011

En este país, no serviría que algunos chilenos se reúnan a hacer una nueva constitución, si ésta sigue negando la diversidad y los derechos inalienables de las naciones originarias. No servirá otra constitución para una sola nación; para eso, no estamos disponibles.

A ganar la batalla verbal por la interculturalidad, por el pluralismo, por el internacionalismo.


Páginas que se inspiran en Mariategui:
www.nodo50.org/mariategui/ -


www.mariategui.blogspot.com/ 


www.mariategui.org





  1. Sucedió en el Perú - José Carlos Mariátegui - Bloque 1/5‏ - YouTube

    www.youtube.com/watch?v=2oUc6TQgjj010 min - 4 Jun 2009 - Subido por sucedioenelperu
    Programa de Sucedió en el Perú sobre la vida y obra del pensador peruano José Carlos Mariátegui, el peruano del siglo XX.
  2. YouTube - MARIATEGUI

    www.youtube.com/watch?v=baqpvyt-0yI10 min - 30 Ene 2008 - Subido por manuelacha1
    Breve reseña de la vida y obra de Jose Carlos Mariategui.