A lograr movilización y crear conciencia popular

A lograr movilización y crear conciencia popular

El MAPU no se rinde

El MAPU no se rinde

48 años de lucha

48 años de lucha

«

MAPU: 46 AÑOS LUCHANDO, CREANDO PODER POPULAR

«

POR LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES

«

No + AFP, No + migajas, renacionalización del cobre y del agua, educación gratuita, estatal y de calidad:

A ORGANIZAR UN GRAN PARO GENERAL


«

EL MAPU SALUDA AL MPT
EN SU QUINTO ANIVERSARIO 5 de abril 2009-2014

UNIR LAS LUCHAS PARA QUE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES MANDEN

domingo, 24 de julio de 2011

Recordando la dictadura, iluminando el futuro

 Sergio Maureira Lillo e hijos

Los Archivos del Cardenal, serie de TVN, nos ha permitido evocar el drama de los 15 campesinos de Isla de Maipo detenidos y asesinados por "agentes del Estado" (pacos azuzados y dateados por latifundistas como el dueño del fundo Naguayan, José Celsi).

Por los años en que aparecieron sus restos, la dictadura negaba que hubiese detenidos desaparecidos. Hasta hoy, 2011, algunas mentes no aceptan la realidad del crimen organizado por los poderosos, y repiten que los desaparecidos están gozando de un mejor status en el exilio (no faltó un infeliz que engañó a medio mundo, y se hizo el desaparecido, acaso dos, pero no se pueden inventar así nomás mil desapariciones). O decían que eran un invento de la izquierda para culpar a mi general, que nos tenía cada día más satisfechos y gracias a él no nos faltaba el tecito y la marraqueta.
Pero la aparición del enterratorio clandestino le jodió el panorama al tirano, al sistema, y a los Chicago Boys que mandaban en el fondo y miraban Santiago desde Chacarillas como Nerón a Roma en ruinas.
Desde que aparecieron los hornos de Lonquén, la verdad iluminó como una barricada en medio de la noche de la tiranía. La opinión pública en todo el mundo y los organismos de derechos humanos, ya sabían sin la menor duda que en Chile se mataba y se hacía desaparecer.
Después de muertos, los compañeros de Isla de Maipo ganaban una batalla.

Aunque en la serie se presenta a los compañeros como modestos campesinos, y lo eran, también fueron gente comprometida con las luchas de los obreros agrícolas en los años 60 y 70. Sergio Maureira (padre) fue uno de los dirigentes sindicales más respetados de la zona desde 1967, y en 1971 fue elegido regidor de Isla de Maipo. Sus hijos, aun los más jóvenes, siempre lo acompañaron en su quehacer. 

Aunque algún documento de la Vicaría los mencionaba sin militancia, los Maureira fueron del MAPU y desde 1973, del MAPU Obrero Campesino. No nos extraña que sobre nuestro Movimiento se dejen caer toneladas de escombros para hacernos también desaparecidos. Se niega la militancia de cuadros proletarios, mientras los que se pasaron al lado oscuro se pavoneen a veces en locales exclusivos y posen con una bandera verde como trofeo de guerra. De todos los partidos de la UP, es el único que algunos mantienen dentro del ropero. Cuando se trata de mencionarnos, justo pasa algo y se salta nuestro nombre. Como diría Ambrosio, "POR ALGO SERÁ...".


El MAPU O.C. reivindicó la militancia de los Maureira y algunos dirigentes mantuvieron contacto con la familia. Hoy, nuestro Movimiento reconoce a la vida, militancia y sacrificio de  los Maureira como parte de nuestro acerbo e historia.

La verdad sobre las detenciones de los Maureira y demás campesinos, es mucho más cruda que la versión televisiva: fueron atados, llevados en una camioneta donde sus aprehensores los pisoteaban, aunque les dispararon, su causa de muerte no fue por herida de bala sino por atroces golpes que recibieron.

Eso sí, es chocante que aparezca en el capítulo televisado como personaje principal del repertorio de carabineros asesinos, ese "Pablo Catrileo" que había sido amigo de los asesinados. ¿Porqué aparece en pantalla como único hechor visible? es cierto que entre los criminales hay un Pablo Ñancupil y un David Coliqueo (esos son sus nombres verdaderos), pero habiendo 7 u 8 implicados, justo se elige a uno de origen mapuche. Algo de racismo wingka hay en este detalle.

La teleserie también nos recuerda la ardua labor del Arzobispado de Santiago, encabezado por el Cardenal Raúl Silva Henríquez, junto a funcionarios de la Vicaría de la Solidaridad y a miembros consagrados y laicos de la Iglesia, por hacer prevalecer los derechos humanos esenciales, ante la brutal represión a que nos tenía sometido el régimen militar. Por la serie tendrán que aparecer los profesionales que asumieron con valor su puesto de trabajo y combate, siendo paradigma y ejemplo, el psicólogo José Manuel Parada Maluenda, cobardemente asesinado en 1985.

El recordar estos hechos ha de ser un llamado a los miembros de la Iglesia Popular, a reconocer filas junto a los pueblos y trabajadores en lucha por sus derechos, que siguen aplastados por el sistema capitalista y el demoníaco sistema liberal, condenado incluso por los Pontífices de los siglos XIX y XX, y que hoy rige el sistema mundial.

Que no sea el discurso de fondo de la serie, lo terrible que fue la dictadura y lo pacíficos, prósperos y exitosos que son los tiempos que corren hoy. Nuestro proletariado del campo y la ciudad el día de hoy, está sepultado en doce horas de trabajo, incomunicado de la vida plena, atado física y mentalmente, amortajado con pañales desechables y crucificado, como el buen Jesús, como el rebelde Jesús, entre dos ladrones: el de la Ultraderecha y el de la Concertación.

Los Archivos del Cardenal se trasmitirán los jueves desde las 22.45 en TVN.

Información relacionada (Blog del MAPU):

Chile: Los hornos de Lonquén (por Arnaldo Pérez Guerra)






¡Confirmado! Debido al éxito obtenido, este domingo 22.20hrs. Repetimos el primer capítulo de #LosArchivosdelCardenal por @TVN
yesterday · reply · retweet · favorite

No hay comentarios:

Publicar un comentario