A lograr movilización y crear conciencia popular

A lograr movilización y crear conciencia popular

El MAPU no se rinde

El MAPU no se rinde

48 años de lucha

48 años de lucha

«

MAPU: 46 AÑOS LUCHANDO, CREANDO PODER POPULAR

«

POR LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES

«

No + AFP, No + migajas, renacionalización del cobre y del agua, educación gratuita, estatal y de calidad:

A ORGANIZAR UN GRAN PARO GENERAL


«

EL MAPU SALUDA AL MPT
EN SU QUINTO ANIVERSARIO 5 de abril 2009-2014

UNIR LAS LUCHAS PARA QUE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES MANDEN

martes, 19 de julio de 2011

Con Mariategui en el pensamiento y la acción

En homenaje a José Carlos Mariátegui, nacido en Moquegua, Perú, el 16 de julio de 1894. 

A las izquierdas en nuestra América - Abya Yala les sigue haciendo falta el reencuentro con MARIATEGUI, con el pensamiento y acción de las NACIONES ORIGINARIAS, con las luchas de TUPAC AMARU, MICAELA BASTIDAS, BARTOLINA SISA, CON LEMPIRA, CON LAUTARO

Por una lucha INTERCULTURAL contra el ENEMIGO ANCESTRAL: el GRAN CAPITAL.

No somos un pueblo en lucha: somos decenas de PUEBLOS que son NACIONES.

Diversidad en la identidad, Unidad en la lucha.


Volver a Mariategui. El AMAUTA de la creación heroica.



Sobre el re-pensar y re-constituir el país de Chile, desde una base plurinacional.
 Carlos Ruiz R.

Sigue con buena salud la concepción uni-nacional del país. Hay una izquierda que se reconoce radicalizada y anticapitalista, es decir que pretende transformar desde la raíz la sociedad y poner fin a este cruel paréntesis en la historia humana que ha sido el modo de producción capitalista (y la formación social u ordenamiento de la sociedad que esa economía produce en los planos ideológico, cultural, político, filosófico). Pero pese a esa postura radical y la intención de cambio revolucionario, probada con valor, con arrojo consecuente, en el plano de pensar un país constituido por naciones varias, esa izquierda ha sido poco audaz y ha seguido (seguramente por inercia y no por voluntad conservadora o retrógrada), creyendo que somos una sola nación, como la España de Franco, una, grande y libre.

Debemos reconocer que hasta hace unos 20 años, la mayoría del activo político creía estar en UNA nación en la cual habitaba un pueblo, el pueblo chileno. Por eso, el discurso del pueblo era consecuente con ese nivel de conciencia. Pero el pueblo mapuche se reconstituyó una vez más, y también los aymara, rapa nui y todos los pueblos que enfrentaron la dictadura en los 70 y 80, y que sobrevivieron a la muerte política a que los condenó la Concertación, cuando sus personeros iniciaron la reconquista del siglo XX, creando la CEPI y la CONADI, y aprobaron la ley Indígena 19.253, proceso que debemos llamar La Corrupción de la Araucanía. Sin embargo, los más consecuentes no tragaron el anzuelo y siguieron desarrollando un rico proceso de revolución cultural, tomando tierras y descolonizando mentes. En la coyuntura continental del 92, los sectores consecuentes levantaron un proyecto autonomista y plantearon un Chile pluricultural; luego se recreó el concepto de nación, estableciéndose que cada pueblo originario es también una nación. Vino el censo del 92, y resultó que el 10% del país se reconocía e identificaba con uno de los pueblos que el estado reconocía como “etnias”. Vinieron batallas por recuperar tierras, por ir más allá de las limitaciones de la ley y de las trabas de los gobiernos concertacionistas; vinieron los idiomas (no dialectos ni meras lenguas) originarios, las banderas, la nueva literatura, los mártires mapuche del siglo 21. A estas alturas, no podemos sino re-conocer que en las fronteras del estado chileno, cohabitan varias naciones diferentes, con intereses diversos y a la vez muchos de ellos comunes. Y no solo comunes a la población originaria, sino comunes con los del llamado pueblo chileno, pueblo que nació mestizo y oprimido por el mismo tirano común, que es el sistema de predominio del capital por sobre todo lo demás.

Pidamos a los varones del país que les recordemos que la historia no solo la hace El Hombre, sino el hombre y la mujer; muchos ya van asumiendo este lenguaje. En idioma mapuche, gente se dice Che, no se usa ese genérico Hombre con que los europeos escribieron su historia y sus derivados como lo Humano, el Humanismo, etc., términos de los que es harto difícil desprendernos. Hombre es wentru, mujer es domo. Pero el sujeto humano no es el Wentru, como sería en castellano.

Vayamos más allá y pidámosle a hombres y mujeres de lengua castellana que asuman que aquí estamos varias naciones. Ojalá no nos metan a todos y a todas en el saco de lo Nacional. La España que vituperamos el 92, ha sido más revolucionaria que los “chilenos” y “chilenas” del presente; la España que dejó atrás a Franco, no se constituye en torno a la nación: la “bandera nacional” es la bandera de Franco, la de hoy es la “bandera constitucional”, porque es la que establece la Carta Fundamental de ese país. Cuando se hace una reunión a nivel país, no es una “reunión nacional”, sino una reunión estatal. Aquí nos suena mal hablar de lo estatal, porque lo relacionamos con el Estado y sus intereses; allá el Estado es el territorio del país, varias naciones y comunidades autonómicas, “pegadas” entre sí por un Estado. Cuando los anticapitalistas de España llaman a una movilización de todo el país, nunca van a llamar a un “paro nacional”. Aprendámosle.

En este país, ha sido difícil sustraerse al idioma y a la idea interior del país uni-nacional. Por eso, aunque los y las activistas interculturales queramos instalar un nuevo lenguaje, nos encontramos con la inercia, con el “peso de la noche” del estado republicano, liberal, racionalista. Siguen los compañeros/as llamando a sus paros y protestas nacionales, como si fuera una sola la nación llamada a alzarse. Siguen llamando al pueblo de Chile. Incluso, en un cartel se pide que los ingresos del cobre se devuelvan a todos los chilenos: ¿y por qué no a los likan antai, poseedores ancestrales de todo el territorio de Chuki, Kalama, “El Salvador”? ¿Por qué no a los mapuche-pikunche, cuya soberanía abarcaba Kolla, “El Teniente”? ¿No será lo correcto llamar por otro nombre al conjunto de pueblos que se encuentran en el Estado chileno?

Ejemplos al paso:
PROTESTA NACIONAL 11 DE JULIO / 2011

En este país, no serviría que algunos chilenos se reúnan a hacer una nueva constitución, si ésta sigue negando la diversidad y los derechos inalienables de las naciones originarias. No servirá otra constitución para una sola nación; para eso, no estamos disponibles.

A ganar la batalla verbal por la interculturalidad, por el pluralismo, por el internacionalismo.


Páginas que se inspiran en Mariategui:
www.nodo50.org/mariategui/ -


www.mariategui.blogspot.com/ 


www.mariategui.org





  1. Sucedió en el Perú - José Carlos Mariátegui - Bloque 1/5‏ - YouTube

    www.youtube.com/watch?v=2oUc6TQgjj010 min - 4 Jun 2009 - Subido por sucedioenelperu
    Programa de Sucedió en el Perú sobre la vida y obra del pensador peruano José Carlos Mariátegui, el peruano del siglo XX.
  2. YouTube - MARIATEGUI

    www.youtube.com/watch?v=baqpvyt-0yI10 min - 30 Ene 2008 - Subido por manuelacha1
    Breve reseña de la vida y obra de Jose Carlos Mariategui.

No hay comentarios:

Publicar un comentario