A lograr movilización y crear conciencia popular

A lograr movilización y crear conciencia popular

El MAPU no se rinde

El MAPU no se rinde

48 años de lucha

48 años de lucha

«

MAPU: 46 AÑOS LUCHANDO, CREANDO PODER POPULAR

«

POR LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES

«

No + AFP, No + migajas, renacionalización del cobre y del agua, educación gratuita, estatal y de calidad:

A ORGANIZAR UN GRAN PARO GENERAL


«

EL MAPU SALUDA AL MPT
EN SU QUINTO ANIVERSARIO 5 de abril 2009-2014

UNIR LAS LUCHAS PARA QUE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES MANDEN

lunes, 9 de octubre de 2017

44° aniversario de los asesinatos de Isla de Maipo y Hornos de Lonquén



El 7 de octubre de 1973 fueron detenidos por Carabineros 15 varones de diferentes edades y actividades:
Sergio Maureira Lillo, dirigente campesino y militante del MAPU, con sus hijos, Rodolfo Antonio, Sergio Miguel, Segundo Armando y José Manuel Maureira Muñoz.
Oscar Nibaldo Hernández Flores, su hermano Nelson, domiciliados en la viña Naguayán y su hermano Carlos Segundo, de visita entonces en casa de sus hermanos.
Enrique René Astudillo Álvarez y sus dos hijos Omar Enrique y Ramón Osvaldo Astudillo Rojas.
Los cuatro jóvenes Miguel Brant Bustamante, Iván Gerardo Ordóñez Lama, José Manuel Herrera Villegas y Manuel Jesús Navarro Salinas, detenidos en la plaza de Isla de Maipo, algunos de los cuales estaban de paso por Isla de Maipo.

Durante su desaparición, las familias hicieron estériles esfuerzos por saber dónde se encontraban detenidos, qué les había pasado. Carabineros dio la versión falsa de que habían atacado a Carabineros y habían muerto en enfrentamientos

Sus restos se encontraron el 30 de noviembre de 1978. El instituto Médico Legal constató que fueron asesinados y entregó detalles al respecto. La dictadura ocultó la verdad e inhumó ilegalmente sus restos, frustrando a sus familiares y a toda la ciudadanía que esperaba darles sepultura. En 1980 el propietario del fundo Lonquén hizo dinamitar los hornos de cal para impedir la peregrinación de parientes, amigos y compañeros de los asesinados.

Pero la verdad se supo y el caso Lonquén estableció un antes y un después en la lucha de las y los familiares por saber la verdad de las desapariciones en Chile, ya que se estableció que efectivamente la dictadura cívico-militar había hecho desaparecer a opositores, lo que siempre se había negado.

Los asesinatos de campesinos fueron consecuencia directa de la acción golpista de los latifundistas de la zona, que así se vengaron de los líderes del proceso de reforma agraria, e infundieron terror entre el campesinado.

Recién en 2010 el Estado, a través del Instituto Médico Legal, pudo entregar a sus familias, algunos restos de la mayoría de los 15 compañeros, después de un proceso acucioso de identificación. Luego de una velación en el recinto municipal de Isla de Maipo, los restos de los compañeros fueron llevados a reposar al cementerio local.

Las y los mapucistas y ex-mapucistas venimos rindiendo homenaje a la familia Maureira y al conjunto de los 15 compañeros.

El acto de homenaje del 44 aniversario tuvo lugar (como cada dos años) en el sitio histórico donde se emplazaron los hornos de Lonquén, declarado monumento nacional. Organizado por la Corporación Memoria Lonquén y la Agrupación de Familiares de Víctimas de Lonquén. Se congregaron familiares, luchador«s por los Derechos Humanos, activistas y artistas. Hasta las autoridades locales al rendir homenaje a los caídos de Lonquén, expresaron su voluntad de que haya una educación pública, una conciencia pública para que no haya más crímenes como el que conmemoramos.

Se leyó un saludo de la organización Meli Wixan Mapu, enviado en mapuche dugun y en castellano. Se hizo un llamado a que no haya otro Lonken en la Araucanía, no más violaciones a los derechos del pueblo mapuche.

Un grupo artístico lo dijo claramente: lo que pasó en Lonquén no lo hizo exclusivamente la dictadura. Hoy, bajo esta democracia, hay desaparecidos como José Huenante, hay asesinados como Alex Lemun, Matías Catrileo. Rindieron homenaje a Pablo Vergara, a Ariel Antonioletti, a muchos más, victimados bajo estos gobiernos civiles y constitucionales.

El conductor del acto, cro. Carlos Maureira, manifestó que el mejor homenaje que podemos hacer los deudos, amig«s, compañer«s, es seguir luchando como ellos, por sus mismos ideales.


Dirigentes, artistas y autoridades presentes:

Higinio Espergue, Presidente Corporación Parque por la Paz Villa Grimaldi
Alicia Lira, presidente Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos Afep
Beto Rodríguez, vicepresidente Villa Grimaldi
Cristian Galaz, Director Ejecutivo Fundación Víctor Jara
Andrea Ugalde, directora Fundación Víctor Jara
Cecilia Marchant, Directora Agrupación DD.HH. 16 de Octubre La Serena
Patricio Véjar, comunidad Ecuménica Martin Luther King
Otras organizaciones:
Fundación José Domingo Cañas
Hijxs
Comisión Funa
Corporación Memorial Cerro Chena

Artistas:
Dúo a dos guitarras Raúl Watelmath e Iván Fredes
Trío Memorial
Poetas: Horacio Pino y Grupo Poesía y Periferia
Claudia Salgado nieta de Sergio Maureira Lillo

Autoridades:
Alcalde de Isla de Maipo, Carlos Adasme
Alcalde de Talagante, Carlos Álvarez

Seremi de Justicia y DD.HH. Región Metropolitana: Lorena Escalona

































No hay comentarios:

Publicar un comentario