A lograr movilización y crear conciencia popular

A lograr movilización y crear conciencia popular

El MAPU no se rinde

El MAPU no se rinde

48 años de lucha

48 años de lucha

«

MAPU: 46 AÑOS LUCHANDO, CREANDO PODER POPULAR

«

POR LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES

«

No + AFP, No + migajas, renacionalización del cobre y del agua, educación gratuita, estatal y de calidad:

A ORGANIZAR UN GRAN PARO GENERAL


«

EL MAPU SALUDA AL MPT
EN SU QUINTO ANIVERSARIO 5 de abril 2009-2014

UNIR LAS LUCHAS PARA QUE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES MANDEN

lunes, 13 de junio de 2011

ESPECIAL CAUSA MAPUCHE, fin de Huelga de Hambre


APOYO A CAUSA MAPUCHE

Al apoyo brindado por la Comisión Política Indígena Urbana a las reivindicaciones de las comunidades mapuche y pres«s polític«s mapuche, se agrega el de organizaciones mapuche y ciudadanas del Valle de Aconcagua y de la región de Kokimpu (Coquimbo).

Kokimpu, sábado 11 de junio de 2011.
La Asociación Mapu Ta Nüyün (La Tierra Tiembla) adhiere a los conceptos de la declaración de la Comisión Política Indígena Urbana, y desde este territorio, donde convivimos mapuche-pikunche, diaguita, kolla y aymara, manifiesta su apoyo a las luchas de nuestros hermanos y hermanas del sur, por el territorio y derechos a la tierra, subsuelo y aguas, por el medio ambiente libre de contaminación, por la libertad de presos y presas mapuche, el fin a los montajes judiciales con que se ha criminalizado a nuestros hermanos mapuche y a los luchadores del pueblo chileno. Denunciamos las intrigas a nivel del parlamento chileno, por imponernos un “reconocimiento” inconsulto a la vez que se nos niegan los derechos básicos de nuestros pueblos. Saludamos a los cuatro weichafe que han depuesto su huelga de hambre, considerando que han puesto muy en alto la dignidad de nuestro pueblo nación y estamos en nuestro territorio en el Pikun Mapu, trabajando por la misma causa por la que ellos han sido privados de su libertad.
Iñchiñ chalituaiñ ta kom pu weichafe, kom pu longko, kom pu kimche, machi, lawentuchefe, werken. Kom pu iñchiñ peñiwen, lamgenewen, Marichi Wew
Mapu Ta Nüyün

Valle de Aconcagua, 01 de junio de 2011.

Señor/a……………………………………………………………………………………………………

Mari mari peñi, mari mari lamngien (te saludamos con infinitas bendiciones para tí hermano, hermana)

Inchinñ pumapuche pulof ngeinñ Akunkawa mapu meu (Nosotros somos las comunidades mapuche del Valle de Aconcagua) ka petu mongeleinñ (y estamos seguimos vivos).

Hoy venimos ante ustedes para recordar un poco la historia y para plantear nuestras exigencias con motivo de las fiestas del WEÑOYTRIPANTÜ (El nuevo retorno del Sol o año nuevo mapuche) a celebrarse desde el 21 al 24 de junio del presente y la Huelga de Hambre de más de 85 días que sostienen nuestros hermanos allá en el Sur.

KIÑELELU) (Primero) Como bien es sabido por ustedes, nuestro Pueblo Mapuche, al igual que ustedes, posee un emblema como Nación Mapuche y él es el resultado de un proceso de autoafirmación y de descolonización estructural. La bandera tiene como propósito esencial y trascendental sintetizar y proyectar al conjunto de las naciones del mundo nuestra historia, ciencia, filosofía, cosmovisión de nuestro origen y la relación con la madre naturaleza que complementa nuestra identidad".

EPULELU) (Segundo) Antes de la llegada del conquistador nuestro emblema era el Wenu foye (Ramas y flores del Canelo, árbol sagrado y medicinal mapuche), pero después de muchas batallas por defender estas tierras y nuestra libertad, nuestros Kuifikeche kimün (Sabios ancestros) diseñaron la primera bandera mapuche que apareció en la batalla de Kilacura un 11 de febrero de 1546 (Según dibujo de Antonio de Herrera de 1730) donde los mapuche, conducido por el Toki Mallokete, se enfrentaron a Pedro de Valdivia y sus fuerzas. Muy Posteriormente, en 1861, Orelie-Antoine I. autoproclamado Rey de la Araucanía y la Patagonia, diseñó una bandera que hasta hoy en día figura en las actas oficiales de la República de Francia como el estandarte del Reino de la Araucanía. Desde el 1546 cada LOF (Comunidad mapuche) marca su presencia pública en reuniones o ceremonias religiosas con su bandera de colores significativos y ancestrales.

KÜLALELU) (Tercero) Fue en el año 1991 cuando nuestras autoridades tradicionales, Machi, Lonqko, Werken, Weupife, Ngempin, agrupadas en el Aukiñ Wallmapu Ngülam, (Consejo de Todas las Tierras), como parte del proceso de descolonización política estructural, decidieron crear una bandera. Tomada la decisión, la idea de una bandera propia rápidamente se propagó por las comunidades y el tema se hizo ineludible en las reuniones y conversaciones en las comunidades, por lo que, después de un amplio proceso de participación, nació el actual emblema mapuche que fue presentado un 5 de octubre de 1992 en Temuco y en el Palacio de Gobierno chileno, provocando una reacción desmedida por parte de los gobiernos de la concertación quienes utilizaron los tribunales para criminalizar la Bandera Mapuche y sus creadores presentando 11 querellas en los tribunales, pero a pesar de la represión judicial y política, el Aukin Wall Mapu Ngulam (Consejo de Todas las Tierras) tuvo la convicción de que la Bandera Mapuche era un medio para exteriorizar la realidad Mapuche, reafirmando su resistencia, libertad y su conciencia colectiva ante todas las formas de opresión que mantiene el Estado Chileno con los Mapuche.

MELILELU) (Cuarto) Hoy, nuestra actual bandera mapuche recorre los caminos, las calles, las reuniones, las escuelas y está en todos los sitios de Chile y del mundo, pidiendo la libertad de los presos políticos, por los derechos del pueblo. La Bandera mapuche lleva consigo una hermosa historia de memorias, luchas, sueños y también de triunfos. Así la Bandera mapuche siempre ha estado presente en la historia; sólo que para representar al pueblo en su conjunto, su historia presente y futuro se decidió que fuera como las banderas de todos los pueblos, con colores y símbolos que representen la unidad mapuche en su lucha por sus derechos ancestrales.

KECHULELU) (Quinto) Sepa usted que la bandera indígena no divide, sino que exterioriza la presencia mapuche, su identidad, historia, cultura, derechos. Es una muestra más de la diversidad que caracteriza este país que se tiene que respetar; es el llamado al diálogo entre civilizaciones y culturas, al respeto y a la comprensión mutua entre los pueblos y al ejercicio pleno de las tolerancias. Por lo tanto, hoy sólo exigimos el izamiento de nuestro emblema mapuche para el 24 de junio en su repartición pública, que es el Día nacional de los Pueblos Indígenas según Decreto Supremo Nº 158, del 24 de junio de 1998. De está forma se dará pleno cumplimiento a la resolución n.-22.247 que dictaminó la Contraloría general de la Republica chilena, en donde se autoriza el izamiento de la Bandera Mapuche, junto con el pabellón chileno, en diversos municipios e instituciones publicas en donde haya población Mapuche o ésta lo demande a la autoridad correspondiente. Dicha resolución se funda en el reconocimiento de la diversidad, la cultura, la identidad, las artes y la autonomía municipal del país, pero ella tiene su raíz en la controversia entre el municipio de la comuna de Villarica y la Agrupación Mallolafquen de la misma comuna quienes intentaron izar la contemporánea bandera mapuche en dicho edificio edilicio. Además la Agrupación Mallolafquen invocó la Convención N° 169 Sobre “Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes” de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y nuestro líder mapuche Aucan Huilcaman Paillama presento el caso ante la Comisión Interamericana de Derecho Humanos donde una vez más gano. De esta forma deseamos que usted tenga presente nuestra exigencias en base la resolución n.-22.247 de la Contraloría general de la Republica chilena, la Convención N° 169 Sobre “Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes” de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ratificada el 2 de octubre de 2008 por el estado chileno y según Decreto Supremo Nº 158, del 24 de junio de 1998. El no hacerlo demostrará una desobediencia pública a la Constitución y a las ratificaciones legales chilenas e internacionales, dejando en evidencia su nivel de intolerancia y exclusión. Por último, manifestamos nuestro apoyo pleno a nuestros hermanos mapuche en Huelga de Hambre por más de 85 días y señalamos que el Pueblo mapuche sigue vivo y con su organización político-religioso-espiritual ancestral en pie y que el izamiento obligatorio de nuestro emblema es un mensaje de fuerza para todos/as nuestros/as hermanos/as que luchan por nuestra autodeterminación y territorio.

Sin otro particular, se despide respetuosamente de usted, a nombre de mis hermanos

Manuel Currilen Cheuquel.

Lonko Mapuche-Pewenche

(Agrupación Mapuche-Pewenche de Santa Maria).

¡¡Kom puche mapuche Petu mongelein, marrichiwew!! (¡¡El Pueblo Mapuche por siempre estará vivo y vencedor!!).

*José Vergara Millaqueo. (Presidente de Colectivo Newen Ad-Mapu de Catemu).

*Jorge Antonio Rojas. (Werken de Huillimapu Akunkawa Mawidanche de San Esteban).

*Ricardo Vergara Millaqueo (1 Director de Agrupación Rayen Mapu de San Felipe).

*Juan Alfaro Robledo (Presidente de Agrupación de Pequeños Agricultores y campesinos de San Esteban).

*Juan Oyarzo Güilquiruca. (Presidente Agrupación Indígena “Füta Rëpü” de Calle Larga).

*Juan Vielma Curical. Facilitador Intercultural. Centro de Salud Familiar de Santa María.

*Verónica Calderón, vocera de familias Indígenas contra El Embalse Puntilla del Viento.


VISITE:

http://www.mapuexpress.net/


HUILLIMAPU del Larkü, "Siempre Junto a los Pueblos" Publicado por huillimapu para HUILLIMAPU siempre junto a los pueblos el 6/09/2011 12:03:00 PM

COMISIÓN DE LONKO VISITAN A PPM DE LA COORDINADORA ARAUCO MALLECO EN HOSPITAL DE VICTORIA

La Corte Suprema, los mapuche y la injusticia en Chile
Por Celso Calfullán.
Desde siempre los tribunales de justicia chilenos han sido parte del despojo y la represión contra los mapuche y la reciente decisión de la Corte Suprema de avalar el uso de la Ley Antiterrorista contra los comuneros mapuche que se encuentran en huelga de hambre, solo viene a confirmar lo que ha sido su rol histórico.

La Corte Suprema tomo esta decisión arbitraria a pesar de que la Ley Antiterrorista usada en Cañete, ya había sido considera ilegitima por la Corte Marcial de Valdivia y por la Corte de Apelaciones de Concepción.

El gobierno de Piñera a jugado un rol nefasto en la mal llamada problemática mapuche, ha mentido sistemáticamente desde que llego al poder, a pesar de que el gobierno se comprometió a no seguir usando la ley anti-terrorista en los juicios, pero luego presiono a la Corte Suprema para mantener las condenas contra los comuneros mapuche, condenas que fueron obtenidas precisamente con el uso de esta ley.

Los tribunales de justicia históricamente han avalado el robo del territorio mapuche y los jueces han jugado un rol central como encubridores de estos delitos, intentando darle un barniz legal al despojo.
                      
Los tribunales de los poderosos

Los tribunales, desde siempre han sido absolutamente parciales y la justicia es un chiste cuando se trata de enjuiciar a los mapuche o recibir sus demandas por la restitución de su territorio.
En: Correo Semanal n° 350


DECLARACIÓN PÚBLICA Comisión Ética Contra la Tortura


NO A LA TORTURA CONTRA LOS LÍDERES MAPUCHE EN HUELGA DE HAMBRE

NO A LA VIOLACIÓN AL DERECHO DE AUTONOMÍA DE LOS PRESOS MAPUCHE

Ayer miércoles 8 de junio han sido dispersados por la fuerza los cuatro comuneros mapuches que desde hace 87 días se encuentran en huelga de hambre; José Huenuche fue trasladado hasta el Hospital de Los Ángeles; Jonathan Huillical al centro asistencial de Nueva Imperial; Ramón Llanquileo fue llevado al recinto de Concepción y, Héctor Llaitul se le mantuvo en el Hospital de Victoria. La Comisión Etica Contra la Tortura no puede permanecer indiferentes ante este nuevo acto de presión y declara lo siguiente:

1.- La dispersión de los presos buscaba su desmoralización, hacerlos, minarlos psicológicamente y  alimentarlos contra su voluntad.  A nuestro juicio, con este acto, se viola el derecho más íntimo de un ser humano como es el derecho a la autonomía que le es inherente como persona y al ejercicio de la libertad de conciencia que ni la cárcel debe violentar. Es necesario que la opinión pública sepa que al forzar su alimentación, los detenidos son brutalmente amarrados y esposados a sus camas, golpeados, dopados, constituyendo todo ello, actos crueles, inhumanos y degradantes tipificados en la Convención Internacional Contra la Tortura que Chile ha suscrito.

               2.- Al respecto, nos sumamos al llamado realizado por el Presidente del Colegio médico de Chile, doctor Enrique Paris que ha remitido una carta a todos los médicos de Chile, con los principios de la Declaración de Malta que dice relación con el respeto a la autonomía de las personas y la conciencia de frente a un tratamiento; vale decir, se insta a los médicos a abstenerse absolutamente de proporcionar contra la voluntad de los presos políticos mapuche en huelga de hambre medicamentos, exámenes y alimentación bajo violencia y tortura.

               3.- Por su parte la Directora del Instituto de Derechos Humanos Lorena Fries ha realizado intensas gestiones ante el Gobierno y ha logrado obtener el compromiso de reagrupación en el Hospital de Victoria de los dirigentes Mapuche, como una forma de garantizar la observación de las condiciones en las cuales son tratados. Al mismo tiempo el Senado ha manifestado su disposición a la realización de un trámite inmediato, directo y urgente para otorgarles INDULTO. En esta iniciativa participan senadores representativos de toda la oposición que constituye la mayoría del Senado. Esta oferta es razonable y viable políticamente. De otra parte, Monseñor Ezzati, Arzobispo de Santiago afirmó que “si el mejor camino y el más eficiente para terminar con la huelga de hambre, es el Indulto, bendito sea”.

4.- Con el Indulto Presidencial a los Líderes Mapuche encarcelados y en huelga de hambre, el gobierno de Chile tiene en sus manos la opción de corregir el error recurrente que diversas instancias del Estado han  realizado en su contra, partiendo por la criminalización de la protesta social Mapuche hasta la realización de juicios no ajustados a derecho, plagados de aberraciones reñidas con el debido proceso, el derecho a defensa y acceso pleno a la Justicia, bien común que ha sido lacerado en el juicio llevado a cabo en Cañete.

5.- Chile tiene hoy la ineludible tarea de liberar a los presos políticos mapuche y respetar sus derechos humanos.

Justicia y libertad ahora para los líderes Mapuche.
Comisión Ética Contra la Tortura
Santiago 9 de junio de 2011
  

Artículo de José Venturelli:
Una buena noticia: La huelga ha terminado: pero esto no está resuelto. El gobierno y el Estado (con todos sus poderes) tienen ahora una tarea inmensa, la que se han negado a hacer: democratizar este país y no perfeccionar un sistema sin equidad, sin justicia y sin derechos humanos. Porque la lucha esta seguirá hasta conseguir sus objetivos, no importa cuantas generaciones se requiera. Los magnates de ahora serán cenizas y malos recuerdos. Muertos. Pero tendremos el país que necesitamos para todos. Ese menos del 1% no va a sobrevivir para siempre y en esas condiciones. No se va a buscar hacermagnaticidios, no de ellos ni de sus familias, pero van a tener que aprender a ser personas.

Chile ha sido el país donde es importante tener el frente de la casa ordenado... aunque el relajo esté adentro. La derecha aristocrática (de la que no hay mucha) no quiere nunca aceptar una derrota. Aceptar de que lo que ha hecho es inmoral: eso no lo va a reconocer Y si no, escuchen al "Trío Piñera, Von Baer y  Hinzpeter" que sigue repitiendo, como monicacos de feria, "que hemos hecho todo que prometimos y la ley debe cumplirse", es decir, no han hecho nada porque "la ley" es la ley (y es de ellos y es una inmoralidad)

La decisión mapuche de terminar la huelga es muy importante. Hace algo más de un mes conversé con los cuatro presos en Angol y ya quedaba claro que su lucha era por las condiciones que tenía que enfrentar el pueblo mapuche. No buscaban beneficios personales. Ya, de los 17 presos (eran 18 y uno se suicidó bajo la presión represiva, lo que no se debe olvidar: ¡La Ley Anti-Terrorista a cobrado vidas durante su implementación!) sólo quedaban presos ellos cuatro. Y, si miramos al año 2009, cuando había unos 100, ahora quedaban muchos menos, unos 25, aproximadamente). Mostraban un alto grado de sacrificio personal por su pueblo... Para enseñarle a los Piñera, Luksic, Matte, Angelini y toda esa ralea de arrogantes magnates que no contribuyen con nada a este país y a sus pueblos. (No nos olvidemos que el Presidente en su primer año ya ganó sobre 200 millones de dólares en sus "horitas extras"...).

Además, se había establecido el hecho, con toda evidencia, de que el Estado mentía en forma colectiva y que el sistema de justicia estaba podrido, en colusión eterna con la represión y con las grandes empresas. La insistencia del trío antes mencionado en que "cumplieran las penas" y de la arrogante y descolocada Corte Suprema de que "esta es la última palabra y ahora hay que cumplir la ley"  sólo vino a confirmar lo que los cuatro presos políticos mapuche de Angol habían ya discutido. Este Chile no es viable. Sí, todo eso lo tienen muy claro.

Y tienen apoyo creciente: por eso se vislumbra un ejemplo moral y de decencia política como hace mucho tiempo no observábamos.

El pueblo mapuche ha puesto su sentido más claro de defensa por esta tierra y su gente: ahora nos invita a seguir adelante. Sus banderas nos respetan a todos pese a que las del Estado chileno, sus leyes, sus fuerzas armadas siempre los persiguieron, excluyeron, asesinaron y, por sobre todo intentaron que no existiesen. Ese camino lo debemos resolver ahora. Nuestro papel debe ser asegurar la reciprocidad y que el pueblo mapuche rompa las celdas inmundas e inhumanas que este paisito de unos pocos le ha impuesto.

Un camino largo para recorrer. El pueblo Mapuche nos da una enorme lección. Saber escuchar y entenderla les va a costar y do;er a muchos...

Todos somos parte de los problemas... seamos ahora parte de la solución.

José Venturelli
Mapuches deponen huelga de hambre
9 de Junio de 2011
Lo confirmó Natividad Llanquileo
Se acaba huelga de hambre de presos mapuches luego de 86 días
Tras perder entre 20 y 25 kilos por el prolongado ayuno, los comuneros habían sido trasladados a distintos recintos asistenciales, por motivos médicos, según Gendarmería y la Seremi de Salud, pero esta jornada se dispuso que se reunieran en el Hospital de Victoria, lugar donde el grupo tomó la decisión.

Natividad Llanquileo confirmó este jueves el fin de la huelga de hambre que iniciaron el 15 de marzo pasado en la cárcel de Angol cuatro presos mapuches en protesta por la aplicación de la ley antiterrorista en sus condenas.
Tras perder entre 20 y 25 kilos por el prolongado ayuno, los comuneros habían sido trasladados a distintos recintos asistenciales, por motivos médicos, según Gendarmería y la Seremi de Salud de La Araucanía, pero esta jornada se dispuso que se reunieran en el Hospital de Victoria, lugar donde el grupo tomó la decisión.
“Tuvimos una conversación y ellos han decidido terminar con esta huelga de hambre, creándose una comisión por la defensa de los derechos del pueblo mapuche”, dijo la vocera Natividad Llanquileo radio aCooperativa.
Ramón Llanquileo, José Huenuche, Héctor Llaitul y Jonathan Huillical decidieron deponer la movilización luego de acordarse una mesa de trabajo en la que participarán el arzobispo de Concepción Fernando Chomali y la directora del Instituto de Derechos Humanos, Lorena Fries.
En demanda de un “juicio justo”, tras ser condenados a penas de entre 20 y 25 años de prisión por el ataque al fiscal Mario Elgueta en octubre de 2008 y el asalto a un agricultor, el grupo, sindicado como “la cúpula” de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) culmina de esta forma un ayuno más extenso que el que habían finalizado en octubre de 2010 y en el que intervino el hoy arzobispo de Santiago Ricardo Ezzati.
La Corte Suprema rechazó la semana pasada un recurso de anulación del juicio, aunque rebajó las penas correspondientes al ataque contra el fiscal, de tal modo que Llaitul debería pasar 14 años en la cárcel en lugar de 25 y los otros comuneros un total de ocho años en vez de 20 años.
Pamela Pessoa, esposa de Héctor Llaitul en entrevista con radio Bío Bío, explicó que al margen de la decisión del máximo tribunal, la continuidad a la huelga se había decidido considerando que el tema de fondo era la no aplicación de la Ley Antiterrorista contra el pueblo mapuche, “no por obtener un indulto, ni un beneficio carcelario específico para ellos cuatro sino para darle continuidad a esta lucha”.
Según Pessoa, “para seguir luchando por todos los derechos del pueblo mapuche se decidió conformar esta mesa con “la mayor instancia a nivel internacional que es el alto comisionado de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, y por otro lado la instancia más importante nacional que es el Instituto Nacional de los Derechos Humanos, con su directora Lorena Fries y por otro lado la Iglesia Católica, la Conferencia Episcopal y la pastoral mapuche”.


9 de Junio de 2011
Reiteró voluntad de la Iglesia para propiciar el diálogo
Ezzati sobre vías para terminar huelga de hambre: “Si el mejor camino es el indulto, bendito sea”
Para el arzobispo de Santiago, este tema requiere una solución no sólo para beneficiar a los presos mapuches que mantienen un ayuno que se prolonga por 86 días, sino porque también está involucrada la paz social. El religioso no quiso emitir un juicio sobre el traslado de los comuneros a distintos centros asitenciales, aunque justificó la medida si ésta buscaba garantizar la vida de los internos.
El arzobispo de Santiago y presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Ezzati, reiteró la disposición de la Iglesia para buscar una salida que permita el término de la huelga de hambre que mantiene cuatro presos mapuches y que se extiende ya por 86 días, la que a su juicio podría consistir en la aplicación de un indulto.
Hay que buscar el mejor camino, el más eficiente, y si el mejor camino y el más eficiente es el indulto, bendito sea”, sostuvo Ezzati, advirtiendo de paso que en este tema no se trata sólo de beneficiar a los comuneros que fueron condenados por el ataque al fiscal Mario Elgueta, ya que también está involucrada la “paz social”.
“Las puertas de la Iglesia están siempre abiertas a servir, porque su vocación es de servicio y ningún obstáculo cierra el camino del diálogo para buscar el bien común”, sostuvo.
El arzobispo no quiso emitir un juicio respecto a las razones por las cuales Ramón Llanquileo, Jonathan Huillical y José Huenuche fueron trasladados a otros recintos asistenciales, aunque justificó la medida si el hospital de Victoria, donde sólo quedó internado Héctor Llaitul, no contaba con la infraestructura suficiente para garantizar la vida de todos los ayunantes.

José Antonio Gómez: ‘El Presidente tiene la posibilidad de indultar a los mapuche’
Jueves 9 junio 2011 | 18:21

Durante una visita a Temuco, el presidente del Partido Radical, José Antonio Gómez, aseguró que depende del Presidente Sebastián Piñera la posibilidad de indultar a los 4 presos mapuche que continúan en huelga de hambre.
El vocero de la Concertación confirmó que sostuvieron reuniones en el Senado, para que en el proyecto de Ley de Indultos se incluya la demanda de los 4 presos mapuche en huelga de hambre.
José Antonio Gómez, indicó en todo caso que sigue siendo una decisión del Ejecutivo:

Por su parte, el alcalde de Lumaco, Manuel Painiqueo, lamentó la situación y la aplicación de la Ley Antiterrorista a mapuche, apoyando una marcha de más de 100 personas desde su comuna hasta Victoria el próximo sábado.

La movilización está organizada por Asociación de Comunidades Mapuche de Lumaco, y participarán cerca de 40 comunidades, que saldrán en micros y vehículos particulares a apoyar a los 4 huelguistas en las afueras del Hospital de Victoria.
Mapuches deponen huelga de hambre
Nación.cl/Agencias
La decisión de los comuneros encarcelados se da luego de tratativas en entre sus representantes, la Iglesia Católica y el Instituto de Derechos Humanos.
Jueves 9 de junio de 2011 | País
·  Fotos

Foto: UPI

86 días de iniciar la huelga de hambre orientada a dejar sin efecto las condenas aplicadas a cuatro comuneros por el ataque al fiscal Mario Elgueta, los condenados concluyeron su acción.
Así lo señaló la vocera de los mapuches, Natividad Llanquileo, al indicar que éstos tomaron la decisión luego de reagruparse en el hospital de Victoria, región de La Araucanía.
La determinación fue informada pocas horas después de que el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, pidiera al Gobierno que actuara con prontitud para salvar la vida a los cuatro indígenas.

Los cuatro mapuches iniciaron el ayuno el pasado 16 de marzo, en demanda de un "juicio justo", tras ser condenados a penas de entre 20 y 25 años de prisión por el ataque a un fiscal y el asalto a un agricultor.
Noticia en desarrollo...

Estos son los integrantes de la comisión que permitió poner fin a la huelga mapuche
La directora del INDH Lorena Fríes y monseñor Fernando Chomalí están entre sus miembros.
Cooperativa.cl


Natividad Llanquileo, vocera de los cuatro comuneros mapuche en huelga de hambre, comunicó este jueves por la noche el fin de la protesta a raíz de la creación de una comisión por la defensa del pueblo mapuche.
Esta comisión estará integrada entre otros por Lorena Fries, directora del Instituto Nacional de DD.HH.;Amérigo Incalcaterra, alto comisionado de Naciones Unidas; el arzobispo de Concepción, monseñor Fernando Chomalí y el arzobispo de la pastoral mapuche,Fernando Díaz.
Además compondrán el grupo Millaray Garrido, esposa de José Huenuche; Natividad Llanquileo, hermana de Ramón y Pamela Pezoa, esposa de Héctor Llaitul.
Según señaló la vocera a Cooperativa, en los próximos minutos se dará a conocer en extenso un comunicado explicando las razones de los comuneros para levantar la medida de presión.
Comunero mapuche Ramón Llanquileo regresó a hospital de Victoria
UPI
El traslado fue para una evaluación y que el comunero no ingresó en riesgo vital. Además, indicó, no recibió suero y aclaró que los constantes viajes no implican un daño para su salud.

Jueves 9 de junio de 2011 |

Tras permanecer por 24 horas en el hospital Guillermo Grant Benavente de Concepción, el comunero mapuche en huelga de hambreRamón Llanquileo, fue nuevamente trasladado este jueves alhospital de Victoria, en La Araucanía.
Según dio a conocer el jefe de la Unidad de Urgencia del hospital regional, Alfredo Davanzo, Llanquileo“fue trasladado acá para tener una opinión más fundamentada de un equipo que trabaja en nutrición, dado que este es un hospital terciario; se envió para evaluarlo y ahora se va”.
El facultativo explicó que según el informe, el traslado fue para una evaluación y que el comunero no ingresó en riesgo vital. Además, indicó, no recibió suero y aclaró que los constantes viajes no implican un daño para su salud.
“Las condiciones en las que llegó ayer eran buenas, condiciones generales. Indudablemente ha bajado de peso, pero hoy día fue evaluado por nuestro equipo de nutrición (…) el hombre está en una situación nutricional límite, en el límite inferior, pero no hay una desnutrición franca (…) no se tomaron exámenes hematológicos porque él no quiso”, aseveró Alfredo Davanzo.

Jueves 9 de Junio 2011 19:11 hrs.
Diferencias en la UDI respecto de eventual indulto presidencial a los comuneros mapuches
El diputado UDI Gustavo Hasbún calificó como “una tontera” la propuesta de algunos parlamentarios de la oposición que piden aplicar el indulto presidencial en favor de los comuneros mapuches que llevan alrededor de tres meses en huelga de hambre.
El parlamentario gremialista, miembro de la comisión de Derechos Humanos de la Cámara Baja, dijo que esa opción es “un error garrafal, por lo tanto no estoy de acuerdo; creo que es una tontera”.
Sin embargo, el senador del mismo partido Hernán Larraín dijo después que la propuesta del indulto del Presidente de la República a los cuatro comuneros mapuches sí podría ser analizado.

Directora del INDH: Los comuneros están conscientes que para ellos lograron poco y nada
Lorena Fríes comentó a Cooperativa el fin de la huelga de hambre mapuche.
Recalcó que ahora buscarán impulsar un veto a la ley antiterrorista.
Cooperativa.cl

La directora de Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Lorena Fríes, comentó a El Diario de Cooperativa que los comuneros mapuche, que este jueves depusieron la huelga de hambre saben que lograron "poco y nada" para sus procesos.
"Ellos están conscientes de que para ellos lograron poco y nada: ellos quieren evitar que la Ley Antiterrorista siga siendo invocada para criminalizar las legítimas demandas que tiene el pueblo mapuche", afirmó.
Lorena Fríes manifestó que "en ese sentido, estuvieron dispuestos a que sea ese el norte de la creación de esta comisión".
Fríes es una de las integrantes de la nueva comisión por la defensa del pueblo mapuche anunciada por la vocera Natividad Llanquileo al confirmar el fin de la huelga de hambre después de 86 días.
El ejemplo mapuche
Jueves, 09 de Junio de 2011 20:44 Manuel Cabieses
E-mail Imprimir PDF
mapuche_punto.edit
Con el escenario político-social copado por las movilizaciones contra el proyecto HidroAysén y las protestas estudiantiles, han tenido escasa resonancia las condenas contra los comuneros mapuches sentenciados a brutales penas de presidio por el Tribunal Oral en lo Penal de Cañete y luego por la Corte Suprema. Esta última recalificó el delito de “homicidio frustrado” en contra de un fiscal por “lesiones menos graves”, y rebajó las penas por robo de madera. Pero en definitiva, Héctor Llaitul fue condenado a 15 años y Ramón Llanquileo, Jonathan Huillical y José Huenuche a ocho años cada uno.

Ni siquiera la huelga de hambre de casi 90 días de estos presos mapuches parece haber impresionado a la opinión pública y mucho menos a la inmutable “clase política”, absorta en los próximos juegos electorales. La sentencia de la Corte Suprema deja fuera de lugar cualquier otra iniciativa en el plano judicial. Tiene razón el presidente del tribunal, Milton Juica, cuando devuelve la iniciativa de solución al campo político. Los mapuches seguirán encarcelados si no hay una decisión en contrario del Poder Ejecutivo, vía indulto presidencial. Desde luego, ellos no dejarán de luchar porque no están dispuestos a rendirse ante la injusticia. Así lo indica la historia de ese pueblo que enorgullece a la nación chilena. En síntesis, la condena de Llaitul y sus compañeros es una vergüenza que debe ser corregida en el espacio que controla el poder político.

La sentencia judicial ignora el compromiso asumido por el gobierno en orden a no aplicar la Ley Antiterrorista. Aunque no se reconozca, se les está aplicando, ya que se aceptaron como pruebas las declaraciones de testigos “sin rostro” y las confesiones obtenidas mediante tortura. También el fallo deja en incómoda posición al arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, que avaló el acuerdo para poner fin a la huelga de hambre de 86 días que los comuneros mapuches mantuvieron el año pasado. El acuerdo apuntó a que un proceso “normal” exoneraría de culpa a los comuneros que reclamaban precisamente un juicio regular.

En el Tribunal Oral de Cañete el voto de minoría, de la magistrada Paola Schisano, estuvo por absolver a los imputados, por falta de pruebas. A juicio de la defensa, el proceso ha vulnerado la presunción de inocencia y la normativa internacional de derechos humanos que, conforme a la Constitución, es obligatoria para Chile. En este orden, tampoco la sentencia ha considerado el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, que en caso de sanciones a integrantes de pueblos originarios señala que se deben privilegiar penas que no sean privativas de libertad.

La pregunta entonces es ¿cómo se ha llegado a este punto, que sólo puede radicalizar un conflicto entre el Estado de Chile y el pueblo mapuche cuyas raíces son más que centenarias? ¿Ha sido el fallo producto de un engaño del gobierno para no modificar la Ley Antiterrorista -que apoyan las empresas forestales y la derecha política-, y se prefirió que la Corte Suprema hiciera el trabajo sucio? ¿O fue la propia Corte Suprema la que prefirió actuar apegada a la letra y formalismo de la ley, desentendiéndose de su obligación de hacer justicia con cabal discernimiento de la verdad? ¿Qué papel ha jugado el Ministerio Público en este caso, y cómo responde a las acusaciones de manipulación de pruebas y testigos?

Florencia E. Mallon, historiadora norteamericana, estudiosa de temas indígenas, escribía a fines de los años 90, a propósito de los mapuches, que “cuando la memoria se impone con sangre, el abuso se hace costumbre”. Argumentaba: “Se reclama a los empresarios y usurpadores la racionalidad y la civilización y también se legitiman sus acciones, al integrarlas a la corriente superior de la historia llamada la modernidad. Los únicos propietarios de la modernidad, los empresarios wingkas -en realidad ladrones veloces y violentos (eso significa la palabra escrita en cursivas, N. de PF)- fácilmente construyen a los mapuches como neolíticos ignorantes que resisten el curso de la historia, pero tal construcción es la de una amnesia que se creó con sangre y abusos entre 1883 y 1990”.

La apelación frecuente a huelgas de hambre por los presos mapuches y sus familiares, demuestra la profundidad del problema. Ahora repiten la protesta porque entienden que frente a la injusticia e insensibilidad del poder político y económico, sólo pueden poner en la balanza sus propias vidas. En 1981, la primera ministra conservadora de Gran Bretaña, Margaret Thatcher, llevó a la muerte con obstinación criminal a diez irlandeses en huelga de hambre en la cárcel de Maze, entre ellos al joven Bobby Sands. A pesar de esa crueldad, los ingleses no avanzaron un milímetro en la solución del conflicto de Irlanda del Norte.

La huelga de hambre de los comuneros mapuches ha dejado de ser un tema judicial. Es un problema político y social, como siempre lo ha sido. Nada tiene que ver con el terrorismo. El mapuche es un pueblo que lucha pacíficamente por su tierra y por su identidad. El presidente de la República tiene pues la obligación de honrar su palabra y dejar en libertad a los presos, impulsar la modificación de la Ley Antiterrorista y negociar con el pueblo mapuche una solución para la deuda histórica del Estado.

El conflicto mapuche se suma a la acumulación de problemas que afectan al gobierno. La mayoría no tiene origen en su mandato y se arrastran desde los gobiernos de la Concertación. Pero la derecha ha demostrado no estar en disposición de escuchar las demandas populares. Prefiere el autoritarismo y las soluciones tecnocráticas que mantengan intactos sus intereses. Lo dejan en evidencia las decisiones adoptadas en política educacional y ambiental, que han provocado la movilización social.

La vertical caída de la popularidad del gobierno inquieta al empresariado. La Concertación, que a su vez aparece en las encuestas en situación calamitosa con 65% de rechazo, no está en condiciones de imponer sus criterios, nada distintos por lo demás a los de la Alianza derechista. El problema de fondo es que se registra una creciente desafección ciudadana respecto a la institucionalidad, sobre todo a los partidos políticos.

Debido a la inesperada irrupción de grandes manifestaciones públicas no controladas por los partidos, las estructuras institucionales se revelan carcomidas y resquebrajadas. Sus crujidos han llevado a resucitar a defensores profesionales del sistema. Es el caso del ex ministro y actual lobbista Enrique Correa, que -por cuenta de El Mercurio- propone un entendimiento gobierno-oposición que daría mayor gobernabilidad al país. Los afanes de Correa y otros especialistas en gobernar desde las sombras, entrenados para ello durante los 20 años de la Concertación, reflejan la preocupación de la clase dominante por la acumulación de conflictos sin cauce aparente de solución. Incluso sectores empresariales -como los exportadores de frutas- dan señales de malestar. Ortodoxos defensores del mercado libre, por obra y gracias del debilitamiento del dólar, se convierten en mendigos del Estado. Por eso El Mercurio, sempiterno padrino del modelo, desempolva a oxidados gestores políticos para que acudan en auxilio del sistema debilitado. Lo que ahora viene es el intento de crear un eje articulador -Democracia Cristiana-Renovación Nacional- que restablezca el imperio del binominalismo institucional, asegurando la alternancia de la Alianza y la Concertación. Mientras no surja una alternativa de poder que desafíe ese ordenamiento institucional, promoviendo más democracia y más derechos sociales, la suerte de este país -incluyendo al castigado pueblo mapuche- seguirá en manos de un puñado de empresarios que se valen de oscuros operadores para sus maniobras políticas y financieras. La firme actitud de los comuneros mapuches para rechazar la injusticia, debe ser un ejemplo inspirador de la lucha por una alternativa liberadora.

PF

(Editorial de Punto Final, edición Nº 735, 10 de junio, 2011)
www.puntofinal.cl 
www.pf-memoriagistorica.org 


No hay comentarios:

Publicar un comentario