A lograr movilización y crear conciencia popular

A lograr movilización y crear conciencia popular

El MAPU no se rinde

El MAPU no se rinde

48 años de lucha

48 años de lucha

«

MAPU: 46 AÑOS LUCHANDO, CREANDO PODER POPULAR

«

POR LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES

«

No + AFP, No + migajas, renacionalización del cobre y del agua, educación gratuita, estatal y de calidad:

A ORGANIZAR UN GRAN PARO GENERAL


«

EL MAPU SALUDA AL MPT
EN SU QUINTO ANIVERSARIO 5 de abril 2009-2014

UNIR LAS LUCHAS PARA QUE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES MANDEN

domingo, 18 de mayo de 2014

CONMEMORAMOS 45º ANIVERSARIO DEL MAPU



Ayer sábado 17 de mayo, los colectivos de  Santiago, realizamos la romería al Cementerio General en recuerdo de nuestros compañer«s asesinad«s y desaparecid«s durante la dictadura (y también después).
Un pequeño grupo de militantes y amig«s visitó el Memorial de los ejecutados y detenidos desaparecidos. Carlos señaló que la memoria de nuestr«s compañer«s caíd«s nos impulsa y alienta a seguir la lucha por la que cayeron: principios que nos llevan a luchar por una sociedad mejor, objetivos anticapitalistas y antiimperialistas, un proyecto de país y mundo al cual no hemos renunciado.

Estuvimos en la tumba del Presidente Mártir, Salvador Allende, donde dijimos que el MAPU había nacido en 1969, luego del fracaso del reformismo democratacristiano, que había prometido una “revolución sin sangre” y a cambio había derramado sangre sin revolución. Dijimos que el MAPU nació con un nombre con doble significado: “fue como mágico”, nos dimos el nombre de la Tierra y nos comprometimos en la lucha por que la tierra fuese para l«s que la trabajan, chilen«s, mestiz«s y mapuche. Hoy agregamos a este ideario, la lucha por defender la Madre Tierra – Ñuke Mapu – Pacha Mama, algo que hace 45 años no estaba tan claro y hoy forma parte de nuestra razón de existir. Recordamos que el MAPU trabajó desde su nacimiento por la unidad de las fuerzas de izquierda y estuvimos entre l«s que conseguimos el triunfo popular del 4 de septiembre de 1970. El gobierno popular lo vimos como una vía para construir el poder popular, con el objetivo final de la sociedad socialista.

Seguimos el recorrido hacia la tumba de nuestro principal constructor, Rodrigo Ambrosio, pasando por la del padre del proletariado de Chile, Luis Emilio Recabarren, cuya memoria también recibió nuestro homenaje.

La actividad principal se realizó ante la tumba de Rodrigo y el memorial de nuestr«s ausentes-presentes. Tod«s tuvimos la oportunidad de expresar nuestras posiciones y sentimientos. Estuvimos acompañad«s por herman«s de la nación mapuche, Izquierda Revolucionaria, Humanistas, de la Alternativa Revolucionaria Comunista –ARCO- y de la Unión Bicentenaria de los Pueblos, Capítulo de Chile. Se habló de la unidad y la fraternidad, que se expresa y manifiesta principalmente a través de la acción en tareas comunes, como las que hemos venido realizando con tod«s ell«s.

Concluimos con un almuerzo fraternal, donde se reforzaron las expresiones a favor de la unidad de l«s populares y de seguir en la lucha común de l«s que no hemos claudicado las posiciones socialistas y el objetivo central de alcanzar la sociedad sin clases. La actividad, la presencia de militantes y herman«s, nos da nuevas fuerzas para seguir en este empeño porfiado y en nuestro itinerario revolucionario.

Transcribiremos algunas de las ideas centrales vertidas en las intervenciones de l«participantes.
Nelson (Coordinador General):
Algunos neoliberales han hecho correr en estos días una invitación a un acto que dice que el MAPU fue resultado del accionar de un grupo de “locos y soñadores”. No es así, la fundación del MAPU fue resultado de un largo proceso de toma de conciencia y generación de rebeldía, de un análisis científico de la realidad, de la coyuntura, el MAPU se insertó en la larga historia de las fuerzas populares y proletarias que venían luchando por largo tiempo por alcanzar el gobierno y el poder, por conquistar y defender derechos para las clases populares.
La pequeña burguesía suele ver las luchas populares como obra de “idealistas” cuando tienen un sustento concreto, en el accionar de las clases populares que son las mayorías. Era muy ajustado a la realidad proponerse crear un nuevo destacamento proletario, en un sentido unitario, y sumarse a este proceso ascendente de luchas populares.
No solo proveníamos de la Democracia Cristiana, también de otros partidos y organizaciones.
Esta lucha fue contra el imperialismo, las transnacionales como las grandes empresas mineras, contra el latifundio, etc.
Buscamos la unidad, la Unidad Popular no existía como tal. El concepto de Unidad Popular lo acuñó Radomiro Tomic pero la izquierda lo asumió más tarde.
El MAPU fue importante en la generación de la UP y en la designación de Allende como candidato presidencial único de la izquierda. El MAPU fue el primero en bajar su candidatura en apoyo de la de Allende, y después otros hasta que se logró la candidatura única.
Nos pusimos a luchar de inmediato. Allende ganó por más de 30.000 votos y el MAPU tenía unos 35.000 miembros y votantes por el año 1970.
También los pequeños burgueses han dicho que el MAPU no existe. Es cierto que no hay un Partido MAPU inscrito, pero se mantienen los principios, los objetivos. El MAPU es parte de nuestra cultura, de nuestro ser. Para los militantes, es algo que llevamos muy dentro. Es posible una sociedad mejor, y el proletariado puede constituirla. Estamos convencidos: el MAPU puede ser existente mientras haya luchas para que Chile sea una sociedad socialista, más justa.
Los pequeños burgueses tratan de hacerse los simpáticos y han hecho bromas que sólo reflejan su mal gusto y mala intención, demuestran lo que son.
No somos “locos” ni “soñadores”. Es muy pequeñoburgués creer que uno sueña, es algo “romántico”. Pero ellos no rinden homenaje a nuestros caídos. Ellos no murieron solamente por la “vuelta a la democracia” sino por un cambio revolucionario.
Rodrigo Ambrosio, cuando era Secretario General (y pese a que teníamos varios ministros y subsecretarios), decía que nuestra meta no era el gobierno, que tenemos que ser un Partido Proletario, que tenemos que estar dentro de la masa proletaria. Enfocó la tarea del MAPU en lograr una presencia importante entre los trabajadores sindicalizados en la CUT. Ambrosio se dedicó por entero a construir el MAPU, no quiso cargos de gobierno ni de parlamentario.
En ese empeño, de vuelta de la proclamación de nuestros candidatos a la CUT en Valparaíso, sufrió el accidente en que curiosamente fue el único muerto. Nuestro secretario general viajaba en un Fiat 600, muchos de nosotros usábamos autos más grandes y seguros.
Ambrosio nos ha hecho mucha falta, era nuestro gran orientador. Logró mantener el partido unido. Después surgieron profundas diferencias sobre el proceso de cambios.
Nosotros recordamos a nuestros caídos con respeto y afecto. Eran nuestros compañeros de trabajo, militábamos con ellos. No vamos a dejar de venir acá. Vamos a honrar a nuestros compañeros.

(CONTINUARÁ)













































No hay comentarios:

Publicar un comentario