A lograr movilización y crear conciencia popular

A lograr movilización y crear conciencia popular

El MAPU no se rinde

El MAPU no se rinde

48 años de lucha

48 años de lucha

«

MAPU: 46 AÑOS LUCHANDO, CREANDO PODER POPULAR

«

POR LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES

«

No + AFP, No + migajas, renacionalización del cobre y del agua, educación gratuita, estatal y de calidad:

A ORGANIZAR UN GRAN PARO GENERAL


«

EL MAPU SALUDA AL MPT
EN SU QUINTO ANIVERSARIO 5 de abril 2009-2014

UNIR LAS LUCHAS PARA QUE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES MANDEN

lunes, 28 de febrero de 2011

TERREMOTO 1 - Caso Intendenta del Biobío: ley dispareja y dura


Mientras la perla del Biobío pasaba sus vacaciones en el paraíso brasileño, cientos de penquistas siguen allegados, con toda o buena parte de su vivienda en el suelo. Como para premiarla con un sillón de senadora...

Interesante aporte al debate, hecho por un cientista político de la USACH.


Cientista Político evalúa negativamente decisión Presidencial de mantener a Intendenta del Bíobío

Politica 19 de Febrero de 2011 
Noticias2011/19022011_1298152697_van_r.jpg• A partir de este caso hay un antes y un después en la política del ejecutivo respecto del rol de los intendentes y Piñera perdió una oportunidad única de darle una señal concreta al país, en cuanto a que ningún acto reñido con la ética pública puede ser permitida.
• Aquí pareciera que "para los amigos todo; para los enemigos la ley", una frase que un brasileño usaba muy bien para entender la política desde el punto de vista de la Presidencia de la República.
Los ánimos en el sector político lejos de aquietarse con la decisión presidencial de mantener en su cargo a la Intendenta del Biobío, Jacqueline van Rysselberghe, se han vuelto a inflamar.
De nada sirvieron las palabras pronunciadas por el mandatario, quien a su llegada a Dichato (17) llamó a la unidad expresando que "como Presidente nunca me voy a cansar de pedir unidad, pese a que en algunas pequeñas excepciones estamos chocando contra la pared, porque sé muy bien que algunos no tienen ningún interés, ni en lareconstrucción, ni en la unidad de los chilenos".
Consultado por Radio Universidad de Santiago, Bernardo Navarrete, analista político de la Facultad de Humanidades de nuestra Universidad, fue crítico respecto de cómo el Presidente Sebastián Piñera y la coalición gobernante han manejado el tema. A continuación parte de lo expresado en el informativo central de ayer de nuestra emisora.
- Profesor ¿cómo se explica esta decisión presidencial, pues es un hecho que expone tanto al Primer Mandatario como a su propio gobierno?A mi juicio hay dos cuestiones centrales: una, la capacidad de la UDI de torcer la lógica de que un funcionario público que miente y que busca distorsionar el fin y el objetivo de una política específica puede, efectivamente, permanecer en su cargo. Esto, en el entendido que la involucrada es la única candidata capaz de romper el doblaje a la Concertación en la Octava Región. En consecuencia lo que tenemos es la capacidad de la UDI –nuevamente- de poder articular y respaldar a sus eventuales candidatos y a sus militantes en cargos de confianza del Presidente de la República.
Lo segundo, es que esto también muestra el doble discurso o doble estándar que senadores como Coloma o Pérez han tenido; recordemos que el famoso dueto Pérez y Pérez se dedicó a fiscalizar a la Concertación y hoy día lo que estamos teniendo es, básicamente, todo un nivel de explicación respecto de que yo puedo mentir y si no hay involucrado un gasto específico, la mentira en sí misma no tiene ningún valor. Hemos entrado, en consecuencia, a ver la segunda etapa de la política en el gobierno de Piñera; es decir, una política mucho más pragmática, menos discursiva y donde efectivamente el discurso inicial del Presidente de la República aparece descontextualizado respecto del gobierno de los mejores.
- ¿Podría pensarse que la tensión al interior de la Alianza tiene que haber sido tal que, finalmente, el gobierno prefirió tomar este camino?Es que esto nos demuestra la falta de liderazgo del Presidente de la República, porque cuando asegura en su discurso inicial, esto es cuando asumió el mandato, que se acabarían las sillas musicales, que la corrupción sería extirpada e incluso planteaba una nueva lógica valórica desde la modernización del Estado, vemos que ello no es así y, en consecuencia, creo que más que preguntarnos por la "candidata" hay que preguntarse por el Presidente de la República, porque quien va a tener que dar explicaciones va a ser él más que la Intendenta, pues lo lógico es que si Van Rysselberghe desea presentarse a las elecciones del 2013, su objetivo principal sea preparar ese escenario y, en este contexto, es difícil encontrar una explicación distinta.
Agregaría algo muy relevante, en el sentido que es probable que se reviva todo el asunto derivado de la acusación constitucional; entonces, hay que resolver con precisión si el subsecretario de vivienda estaba al tanto que se estaban usando subsidios para personas que no debían o se encontraban en proceso de recibirlo.
- Usted aborda un punto sensible, pues en caso que la acusación constitucional le sea favorable a la Intendenta ¿no encuentra que es haberle entregado a la Concertación un caballo de batalla -quizás muy grande- respecto de las críticas que formula al Gobierno?En efecto, así es. Lo que pasa es que volvemos al tema inicial en cuanto a que se sacrifique la figura del presidente por sobre la figura de Van Rysselberghe y de la UDI, porque aquí la UDI tiene todas las de ganar no así el Presidente, puesto que en alguna medida todo lo que es acusación constitucional termina golpeando la figura presidencial, figura que en la última encuesta de opinión no nos muestra que hay un particular respaldo ciudadano; por lo demás, la variable credibilidad y confianza está muy baja.
Creo que todo lo que está sucediendo en torno al caso Intendenta, debilita aún más la imagen que uno podría tener del presidente Piñera, por lo demás, algo central en esto es que la opinión pública vio a la UDI y a Renovación Nacional veinte años criticando el estilo de la Concertación, instalando la idea de que había un nivel de corrupción que en alguna medida era intolerable y lo que estamos viendo hoy día es, justamente, todo lo contrario.
Todo aquello no le hace bien a la política en Chile porque no puede una autoridad de confianza, asignada por el Presidente de la República, prometer algo a sabiendas que no lo puede concretar, o entrar a torcer una política específica para fines electorales. En este sentido la ética pública se resiente o entra en cuestión y lo que requiere Chile es básicamente aumentar los niveles de desconfianza en aquellos que están llamados a darnos confianza respecto de que cómo se están usando los recursos de todos los chilenos, algo que olvida la derecha.
- A su juicio, en materia de reconstrucción ¿queda la duda de si la práctica de la Intendenta se pudo haber repetido en otros lugares?Es que yo creo que esa es la pregunta principal; está la duda y el gran problema de la Concertación es que no dispone de centros de pensamientos que hallan seguido sistemáticamente la implementación de las políticas de reconstrucción, porque –claro- aquí la cuestión es si la Intendenta lo pudo hacer de forma tan pública, cualquiera lo pudo haber hecho también.
Y otra interrogante de fondo: quién controla el gobierno, quién controla a los partidos en el gobierno, quién controla los intendentes, porque en definitiva la Contraloría no es necesariamente el punto de salvación que todos quisieran para la política.
- Volvamos a lo que ya ha señalado usted en cuanto a que esta decisión presidencial pudiera repercutir en las encuestas del gobierno…A ver, yo creo que en política hay un capital muy relevante y es la credibilidad; los presidentes tienen que cuidarla, como también su imparcialidad. En este sentido es bueno recordar que si algo nos llamó la atención de la filtraciones de wikileaks, fue el análisis que hacían algunos diplomáticos norteamericanos en Santiago de Chile respecto de que el actual presidente estaba hoy día al filo de la legalidad y al filo de la ética desde el punto de vista de sus negocios y si eso se instala, nos hacemos un flaco favor todos los chilenos, porque por un lado es la figura presidencial la que se debería resentir, pero también se resiente la forma de hacer los negocios, pues no nos podemos olvidar que detrás de cada subsidio hay una constructora, hay recursos disponibles… hay un efecto político sobre ella y más allá de enfocarnos como usted bien nos decía en un principio, en una comuna, resulta que tenemos 58 de qué preocuparnos.
A partir de este caso hay un antes y un después en la política del ejecutivo respecto del rol de los intendentes y Piñera perdió una oportunidad única de darle una señal concreta al país, en cuanto a que ningún acto reñido con la ética pública puede ser permitida, porque aquí el doble estándar es claro si esto no pasa a tribunales o no hay sanción jurídica, o no hay sanción de ningún tipo, que siga nomás…
Pero si eso es así, nada estamos entendiendo de ética pública y en tal sentido llaman profundamente la atención esos veinte años de oposición dura contra la corrupción. Sin duda que bajos niveles de ética pública en algunos casos ocurrieron en la Concertación, pero el que no sea aplicable a los partidos que hoy día gobiernan es impresentable.
Aquí, pareciera que "para los amigos todo; para los enemigos la ley", una frase que un brasileño usaba muy bien para entender la política desde el punto de vista de la Presidencia de la República, porque si vamos a castigar o vamos a perseguir con la ley a los enemigos, pero a los amigos les vamos a dar todo, entonces estamos degradando la política en Chile.


Fuente: www.usach.cl

No hay comentarios:

Publicar un comentario