A lograr movilización y crear conciencia popular

A lograr movilización y crear conciencia popular

El MAPU no se rinde

El MAPU no se rinde

48 años de lucha

48 años de lucha

«

MAPU: 46 AÑOS LUCHANDO, CREANDO PODER POPULAR

«

POR LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES

«

No + AFP, No + migajas, renacionalización del cobre y del agua, educación gratuita, estatal y de calidad:

A ORGANIZAR UN GRAN PARO GENERAL


«

EL MAPU SALUDA AL MPT
EN SU QUINTO ANIVERSARIO 5 de abril 2009-2014

UNIR LAS LUCHAS PARA QUE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES MANDEN

jueves, 19 de marzo de 2015

LA CLASE POLÍTICA CHILENA CORRUPTA Y DEGENERADA.


“Chile fértil provincia y señalada
en la región antártica famosa,
de remotas naciones respetada
por fuerte principal y poderosa;
la gente que produce es tan granada,
tan soberbia, gallarda y belicosa,
que no ha sido por rey jamás regida
ni a extranjero dominio sometida”.

Tanto hemos cambiado, que nos sucedió, de nación principal, pasamos a ser lacayos del imperialismo. De un pueblo tan granado, tan soberbio, tan gallardo, pasamos a convertirnos en una tropa de estafadores, de ladrones y cobardes. Tanto hemos cambiado desde que Alonso de Ercilla y Zúñiga escribiera su poema épico.

Esa fértil provincia, ahora llena de cemento y edificios de departamentos sin ninguna finura arquitectónica. Deambulan los seres anónimos, viajan por el transantiago, por la ironía de la vida ese medio de transporte colectivo mutó en un sistema socialista, ya que la gente, esa misma gente que vota (los que votan cada cuatro años, porque los otros se abstienen sin saber porque se abstienen), en su mayoría no paga el pasaje, tal vez se dirán en silencio. “Bueno si todo roban, porque no robo yo también”.

 Los que no viajan en micro lo hacen en el metro, hombres, mujeres, escolares, madres con sus hijos en coche, obreros de la construcción, oficinista, estudiantes apretados como sardinas, eso sí hay un denominador común la mayoría de los pasajeros expresan sin temor su relación de naturaleza simbiótica entre el hombre y la maquina, o mejor dicho entre las dos manos y su celular.

Este chileno medio como orgullosamente se gusta auto definirse, vive atrapado o mejor dicho vive en un estado de naturaleza permanente de alienación, entre vender o arrendar diariamente su fuerza de trabajo, al capitalista, después que se ha vendido por 10 o más horas, queda atrapado por las tarjetas de créditos, el constante endeudamiento al supermercado, al banco, las tiendas comerciales.

Nuestro ciudadano medio sigue adentrándose en el laberinto neoliberal, huyendo de su verdadera realidad de trabajador explotado, olvidó cual es su papel en esta sociedad, pasó de una rica fase de organización y enfrentamiento contra el poder burgués, a un estado pasivo y de resentimiento social no contra su explotadores sino contra sus iguales, que de vez en cuando saca a relucir su racismo frustrado contra el peruano, el colombiano, pero no dice nada o mejor dicho queda en silencio rastrero ante los españoles, que huyen de una España que está envuelta en una crisis económica.

“Pobrecito mortal” (como dice una canción de Florcita Motuda), desde que se levanta para ir al trabajo, donde pierdes horas y horas en el transporte público, que la mayor parte de su vida asalariada lo pasa en el trabajo, y los ratos de ocios va junto a su familia al Mall más cercano de su casa.

En qué momento los millones de trabajadores, los esclavos del neoliberalismo, con un salarios promedio inferior a $ 400.000, mientras los Bravos de PENTA ganan 36 millones de pesos, los ministros los diputados y senadores con sueldos superiores a 20 millones.

Los millones de trabajadores ¿en qué momento tienen una pausa, ya sea en su lugar de trabajo, o en su casa, para ver las noticias, o comprar un diario e informarse de lo que pasa en este largo y quebrajado país?

No lo tienen, el neoliberalismo depredador le inoculó en su ADN, el individualismo, el egoísmo, el apoliticismo, el desprecio a una noble actividad que es participar en política, y cuando hablo de política, no me refiero a la política partidista; Aristóteles sostenía que los ciudadanos que no se preocupaban de los asuntos de la ciudad “Eran unos idiotas”. Hoy en día los idiotas salen por todos poros de la ciudad, que duerme en un letargo permanente.

Mientras los otros, se enriquecen, y quienes son los otros, esos mismo que azuzaron a los militares para derrocar al Gobierno Constitucional del Doctor Salvador Allende, esos otros son los mismos que gobernaron junto al tirano, y se enriquecieron vendiendo las empresas que estaban en manos del Estado, esos mismos los otros que han gobernado y siguen gobernando con los Gobiernos de la Concertación, el Gobierno de la “alianza por Chile”, y los mismos políticos de antaño se cambian de nombre y se hacen llamar “la nueva mayoría”; esos los otros, no somos nosotros, no es el pueblo trabajador, que está totalmente ajeno a la riqueza que han acumulados los ricos de la dictaduras y los nuevos ricos de los Gobiernos postdictatorial.

Es una santa alianza entre pinochetistas, empresarios y los políticos corruptos y degenerados de la flamante “nueva mayoría”.

Que los comunistas no se laven las manos, ellos son parte integrante de los otros, por lo tanto deben asumir ante la historia su responsabilidad política de ser parte de un Gobierno cobarde, rastrero, yanacona, anti obrero, que no venga después con la misma cantinela de victimarse y aún que se laven las manos, las seguirán teniendo sucias.

Nuestro pueblo trabajador ha perdido su capacidad de asombrase, de tener una mentalidad crítica frente a los hechos cotidianos que constantemente están sacudiendo al país, ¿Porqué? Por que perdió su conciencia de clase, conciencia que le legaron los obreros organizados en la combativa Federación Obrera de Chile, en la clasista Central Única de Trabajadores, la del año 53, la que fundó el legendario Clotario Blest; también dejo de lado su conciencia política, perdió todo interés de participar en sindicatos, no se involucra en los problemas mínimos de su población, dejó de motivarse y perdió todo interés en la actividad política.


Los otros son la minoría, tienen el poder político, económico y militar, son dueños de las AFP, de la banca, del comercio, de la gran industria minera, de las tierras, el agua y un cuanto hay; compran Diputados, Senadores y Alcaldes, estafan al fisco, sobornan al empleado público, no acatan los fallos de la Corte Suprema, los Ministros están dentro de su nomina de pagos; por lo tanto trabajan para los otros no para nosotros. ¿Y porque pueden hacer todo eso y mucho más todavía?, Los otros fuera de tener a sus pies los tres poderes de la democracia burguesa, el legislativo, el judicial y ejecutivo, debemos incluir a las fuerzas armadas, cuentan con una herramienta mucho más poderosa, que todos esos poderes juntos, esos otros que son minoría, son una minoría poderosa porque están organizados.

Nosotros por otro lado somos mayoría, mayoría trabajadora desorganizada, apática, totalmente enajenada, nos manda la tarjeta de plástico, somos rehenes de los préstamos usureros de la banca.

El año 1907 los capitalistas de la minería del salitre junto a los militares mataron a 2600 obreros salitreros, una de sus reivindicaciones era eliminar la ficha como forma de pago; hoy en día la clase trabajadora lleva en sus carteras un sinnúmero de fichas plásticas, tenemos más tarjetas de créditos y celulares, que habitantes.

Esta mayoría que somos nosotros, no los otros, no tiene opinión política, no se preocupa de los graves problemas de la nación, problemas que lo atañe directamente, por citar algunos casos: La rebelión de las provincias, por tener mayor participación en el gasto público, la destrucción del bosque nativo, para después plantar pinos y eucaliptos, árboles que son unas verdaderas bombas de sacar agua. El robo legalizado de nuestras pensiones. El mercado descarado de la educación. La rebelión justa del pueblo Mapuche por su autonomía.

La mayoría cada 4 años toma importancia relativa, cuando los políticos corruptos y degenerados nos convocan para votar, porque esta democracia tan peculiar le permite a esta mayoría solamente participar en actuaciones muy determinadas como son:

Para presidente. Para diputados y senadores, para alcaldes y concejales, para los CORES, y ahora para intendente y nada más después ándate para tú casa y no te metas tus narices, déjanos a nosotros, no queremos controles de ningún tipo.

Somos ciudadanos cada cuatro años, en ese día los medios de comunicación escrito, radial y televisivo, junto a los bufones del neoliberalismo, como los Correas, los Tironis, los Navia, los Vidal y toda la ralea de comentaristas políticos, que ensalzan la madurez cívica de nuestro pueblo.

Nosotros somos mayoría, pero somos débiles, porque no estamos organizados, ¿y porque no estamos organizados? Podemos dar muchas razones, solamente tomaremos dos tesis.



Primera tesis: La izquierda histórica PC, PS: Estos dos partidos que nacieron a la luz en situaciones históricas diversas lograron en un período bastante acotado generar una base obrera que les permitió una base de sustentación, para desarrollar su política alrededor del Estado burgués, no para destruirlo sino para penetrarlo y desde adentro ir haciendo los cambios necesarios para mejorar económica y socialmente al pueblo trabajador. Estos dos partidos en vez de desatar el ímpetu revolucionario de la clase obrera lo ataron, lo redujeron, lo debilitaron en forma paulatina, lo metieron a la jaula de la institucionalidad burguesa.

Segunda tesis: El movimiento sindical: el sindicalismo (no confundirlo con el movimiento obrero), aportó también su grano de arena al institucionalizar las reivindicaciones económicas, sociales y políticas del proletariado. El despertar de la clase obrera chilena fue mucho más temprano que en otros países de América Latina, producto de una burguesía más emprendedora, por las condiciones de aislamiento del país y de sus riquezas mineras.

Este proletariado compuesto en su mayoría por peones libres, jayanes campesinos, mestizos y Mapuche, desarrolló su actividad reivindicatoria al margen de la institucionalidad del Estado burgués, y de sus partidos, en el fondo el bajo pueblo estaba generando su propia estructura orgánica en forma paralela a la institucionalidad capitalista y católica; un ejemplo de esto es la constante pugna que se generó entre los sindicatos libres y los sindicatos legales cuando Alessandri promulgó el Código del Trabajo.

La CUT a pesar que su declaración de principios es bastante rupturista y clasista también encauzó la lucha de clase por la vía institucionalizada. Esta colaboración entre movimiento sindical y Estado fue mucho más evidente cuando el aparato sindical del partido comunista y socialista sacó del camino al dirigente sindical Clotario Blest.

Entonces las razones del apoliticismo, la apatía y la pérdida de la conciencia de clase del pueblo trabajador, no están solamente en la destrucción que hizo la dictadura criminal de los patrones y el imperialismo sino que también son por razones históricas.

POLÍTICOS CORRUPTOS:
Lenin decía “los políticos hacen todo lo contrario a lo que hablan y prometen”, esta frase caracteriza a los políticos chilenos; hablan de democracia en las conferencias de prensa, y en secreto promulgan leyes que atenta contra la democracia.

Promulgan leyes para la transparencia de la actividad pública, y al mismo tiempo se blindan para burlar esas mismas leyes, hay un dicho “hecha la ley, hecha la trampa”.

Forman comisiones para combatir la corrupción y en privado se preparan para estafar al fisco, con boletas y facturas falsas, a su esposa, hijos y a familiares y los colocan en los mejores cargos de la administración pública.

POLÍTICOS DEGENERADOS:
El conglomerado más degenerado en la historia política de Chile, es la Nueva Mayoría, conocida en antaño “Concertación para la Democracia”, En ese conglomerados se reúnen en una santa alianza entre demócratas cristianos golpistas, socialista traidores a la persona de Salvador Allende, y al programa de la Unidad Popular. Un partido instrumental como el PPD, una organización estructurada para saquear al Estado. Los radicales con su conocido lema. “no me den, póngame donde hay”. Y por último los comunistas, siempre los pobrecitos comunistas, tan desesperados por ser parte integrante de la Concertación, para obtener unos escaños en el parlamento.

Donde está la moral, donde quedó la ideología, en qué lugar ocultaron los valores. La pregunta que nos debemos hacer es que si estos partidos nacieron con un programa, para cambiar la sociedad, fueron derrotados, o simplemente el sistemas los absorbió, para que terminaran siendo portavoces y defensores del neoliberalismo, en el proceso evolutivo de la política degeneraron en partidos corruptos y mentirosos.

POLÍTICA Y NEGOCIO.
La señora Bachelet es seguidora de la filosofía de Parménides: “Todas las cosas son ilusiones de la mente”. La presidente es primero madre, así que para ella no existía ningún problema con su querido hijo Sebastián Dávalos, con información privilegiada y con un buen respaldo político, el de su mamá, se reuniera con uno de los dueños de Chile: el señor Luksic le otorgo un crédito por $6.500 millones a Caval, para comprar unos terrenos en Machalí y luego venderían por $9.500 millones.

La señora Presidenta se enteró por la prensa de los negocios de su hijo y su nuera, ella no sabía (Bueno, nunca sabe nada), por lo tanto para Bachelet las cosas existen cuando ella las ve o mejor dicho cuando ella las lee en la prensa, por fortuna en este país existe el duopolio, sino no hubiera sabido absolutamente nada, no creo que se haya enterado por la prensa que tiene hijos.

El caso PENTA, que involucra fundamentalmente a partido de ultraderecha la UDI, una agrupación de políticos que desarrollaron su actividad política bajo el manto protector de la dictadura criminal de Pinochet.

Por tomar estos dos casos, sin necesidad de recordar hechos de corrupción que sucedieron en el gobierno del señor lago y que involucró a la Concertación esta misma clase política, corrupta, degenerada y mentirosa que nos gobierna.

QUE HACEMOS.
La interrogante el pueblo trabajador en las condiciones de pauperización social, de falta de organización, de nula conciencia de clase, con sindicatos débiles, podrá levantarse de su pasividad y desarrollar una lucha de clase, para derrotar al sistema capitalista.

El enfrentamiento tiene que ser global, tenemos que dejar de lado las reivindicaciones de carácter particular, ante una sociedad burguesa globalizada, tenemos que tener una clase trabajadora con peticiones globales.

El pueblo trabajador Argentino acuñó la frase “Que se vayan todos, que no quede ninguno”. En este país contaminado con políticos corruptos la ciudadanía debe auto convocarse para llamar a un Paro ciudadano popular y prolongado; levantado un pliego de peticiones de naturaleza global.

La ciudadanía debe dejar de lado las peticiones particulares, los estudiantes con sus marchas loables y particulares es poco lo que pueden hacer. Los Mapuches por su reivindicación de autonomía y libertad, los conflictos ecológicos, el movimiento sindical con sus sindicatos débiles, todos estos movimientos sociales en sus demandas en forma separada bastante poco lograrán ante el poderoso Estado burgués neoliberal.

La ciudadanía debe auto convocarse para llamar a un PARO CIUDADANO.

Todos los ciudadanos LE DECIMOS NO al neoliberalismo.

Fernando Juka. Integrante del CODEHS.
Huechuraba / 16 / 03 / 2015.







No hay comentarios:

Publicar un comentario