A lograr movilización y crear conciencia popular

A lograr movilización y crear conciencia popular

El MAPU no se rinde

El MAPU no se rinde

48 años de lucha

48 años de lucha

«

MAPU: 46 AÑOS LUCHANDO, CREANDO PODER POPULAR

«

POR LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES

«

No + AFP, No + migajas, renacionalización del cobre y del agua, educación gratuita, estatal y de calidad:

A ORGANIZAR UN GRAN PARO GENERAL


«

EL MAPU SALUDA AL MPT
EN SU QUINTO ANIVERSARIO 5 de abril 2009-2014

UNIR LAS LUCHAS PARA QUE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES MANDEN

sábado, 23 de agosto de 2014

Foro por la libertad de Delfín Díaz, Juan Tapia y los presos y presas mapuche

Realizado foro PRISIÓN POLÍTICA Y CRIMINALIZACIÓN DE LA PROTESTA SOCIAL, convocado por Organizaciones Populares de Puente Alto (Colectivo Raco, El Fango, Andamios, Movimiento Todos a la Moneda y Colectivo Washos Weichafe)

Este viernes 22 de agosto, desde las 19:30 hrs., tuvo lugar en Puente Alto un Foro y Actividad en Solidaridad por Delfín Díaz y Juan Tapia, luchadores sociales, encarcelados por su resistencia a la dictadura cívico-militar y la continuidad democrática que profundizó el modelo neoliberal.

Temas del Foro: Prisión Política / Criminalización de la Protesta Social / Causa Mapuche / Terrorismo de Estado / Derechos Humanos.
Expusieron: Doris Ojeda (Socióloga) y Carlos Ruiz (Doctor en Historia).

Tras permanecer en prisión durante la década de los 90', compañeras y compañeros cumplen sus condenas y consiguen salir de la cárcel. En los últimos años, el poder judicial decide revisar los procesos contra varios militantes a quienes se les aplicó la Ley Antiterrorista. De esta forma, las condenas a prisión política son nuevamente dictadas entre los años 2010 y 2013 contra quienes ya habían cumplido una década en prisión.

Delfín Díaz y Juan Tapia Olivares se encuentran cumpliendo largas condenas por haber creído que un Chile mejor se lograba mediante la movilización del pueblo insurgente, con rebeldía y coraje. No creyeron (como much«s más) en que la alegría llegaría en manos de la clase política que mantendría las estructuras de la dictadura. Las y los lautarinos, como Juan y Delfín, visualizaron claramente que el cambio de gobierno de 1990 era un acomodo de los grandes poderes económicos, con la complicidad de una clase política corrupta y atemorizada, donde no habría mayores cambios para las mayorías populares, y continuaron la estrategia insurreccional que había permitido levantar la conciencia del país popular en los años 80, y acortar los días de la dictadura.

Muchos mapuche se encuentran prisioneros del Estado de Chile, por no confiar en la institucionalidad corrupta, en las promesas de los candidatos, en la repartija de proyectos y migajas de la Conadi, del Programa Orígenes, en la caja chica de los Intendentes. Para el pueblo mapuche en su conjunto, tampoco llegó la alegría y ello dio cabida al descontento, éste a la rebeldía y ésta a la acción directa.

Compañer«s que estuvieron en prisión se refirieron a la importancia que tuvo el accionar de miembros de la resistencia, para hacer conciencia de que debemos levantarnos y buscar formas de expresión de los populares, para alguna vez ganarle al sistema; reiteraron la importancia de apoyar a los presos y presas sociales, y dieron testimonio de que pese a los golpes en la prisión, las ganas y el valor por seguir en las luchas sociales, siguen manteniendo viva el alma y la conciencia de est«s compañer«s.

Hubo consenso en que debemos apoyar a los y las luchadoras sociales que se encuentran en prisión, tanto mapuche como chilenos, sin olvidar que hay compañeros como Delfín Díaz y Juan Tapia Olivares, secuestrados por el estado para castigarlos por su valor y meternos miedo, para que no ejerzamos la acción por los cambios sociales, como ellos, que creyeron que era posible construir un Chile Popular después de los días de la dictadura.

Se espera que realicemos diversas iniciativas por apoyar a los presos, partiendo por dar a conocer su situación, instalando en la conciencia del mundo popular organizado y no organizado, que es necesario comprometerse tanto en apoyar su libertad como en dar a conocer que la prisión no nos quiebra, no nos destruye como los poderosos quisieran.

Hubo también un llamado a apoyar las movilizaciones sociales, por la educación que queremos, por un ambiente libre de contaminación, por el derecho a la tierra, el aire y el agua, por los derechos a la salud y viviendas dignas. Se propuso que en las distintas movilizaciones, recursos mediáticos, actividades masivas, hagamos ver la situación de los prisioneros sociales, presionando por su libertad.

La próxima gran movilización de los puentealtinos y gente del valle de Maipo de arriba abajo, será este SÁBADO 30, desde las 11 horas en la Plaza de Puente Alto, cuando marchemos por un Alto Maipo libre de represas, no contaminado, regando limpio las tierras del mejor valle de Chile central. Para eso se ha de mover la mejor gente del Chile popular, comprometiéndose a demostrar que podemos ganar la calle y ser más.

ENLACES RELACIONADOS:



















No hay comentarios:

Publicar un comentario