A lograr movilización y crear conciencia popular

A lograr movilización y crear conciencia popular

El MAPU no se rinde

El MAPU no se rinde

48 años de lucha

48 años de lucha

«

MAPU: 46 AÑOS LUCHANDO, CREANDO PODER POPULAR

«

POR LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES

«

No + AFP, No + migajas, renacionalización del cobre y del agua, educación gratuita, estatal y de calidad:

A ORGANIZAR UN GRAN PARO GENERAL


«

EL MAPU SALUDA AL MPT
EN SU QUINTO ANIVERSARIO 5 de abril 2009-2014

UNIR LAS LUCHAS PARA QUE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES MANDEN

martes, 2 de agosto de 2011

JUAN TAPIA, ENCARCELADO COMO CASTIGO A LOS QUE HEMOS CREIDO EN UN CHILE POPULAR



Este es uno de los artículos más leídos de este blog. Felicitamos a Ud. por elegir esta lectura. Lo invitamos a visitar todas las entradas (artículos, noticias, avisos) del blog, a seguirlo y a recomendarlo a sus amigos/as y compañeros/as.
This is one of the most populars archives of this Blog. Acknowledges to you for this selection. Invites you to visit all our entries, archives, to follow us and to recommend at your friends and camarades.
Carta presentada por Juan Tapia, preso político.

Mi nombre es Juan Enrique Tapia Olivares, chileno casado con Débora Álvarez Riquelme, somos padres de cuatro hijos:
Paloma de nueve años, estudiante de quinto básico
Juan de 17 años estudiante de 4° medio
Sebastián Egresado de enseñanza media
Karen de 23 años Estudiante de la carrera de derecho en la Universidad de Atacama
Nací el 7 de mayo de 1965.
Crecí en dictadura como tantos otros, forme parte de aquellos sueños personales y colectivos de hombres y mujeres valientes, que creímos interpretar los deseos de libertada justicia e igualdad y democracia para nuestro pueblo, como adolescentes asumimos la responsabilidad a costa de proyectos personales y de nuestras propias vidas, personal y colectivamente fuimos construyendo esa otra realidad que decía a gritos en muros y panfletos que era posible derrotar el miedo de la dictadura, como jóvenes y cristianos comprometidos, hicimos de este el cometido de nuestras vidas.
Nuestra mochila de sueños y esperanza, de un hombre nuevo o de una sociedad nueva con un lenguaje que se expandía más allá de la democracia formal. Como única alternativa de vida La Democracia que soñamos, no tenia los ribetes de una democracia pactada, sometida a los poderes políticos, como los senadores designados que ocuparon en el parlamento hasta el año 1998, con Pinochet burlándose de la justicia en el marco de posible con ejercicios militares de enlace, con el llamado boinazo, con la dictadura de la Seguridad Nacional, es decir una democracia restringida o la restitución formal de algunos derechos y libertad, sin dar cuenta de los derechos de los pobres cuya desigualdad se profundizaba.
Entonces desconfiamos, los partidos políticos asumen un rol de poder alejándose del ciudadano común no dando cuenta de la diversidad existente, se desarticulan los medios de informativos que existían en oposición a la dictadura y con todos esos elementos de la realidad, se pretendía fundar los cimiento de la reconciliación ofendiendo profundamente a los dañados , sin reconocer igualdad humana de los desaparecidos y torturados, sin reparación por el daño causado, es en este contexto y no otro, que muchos no aceptamos. Nuestras aspiraciones iban más allá, mas justicia, más dignidad mas libertad.
Personalmente creo que no fuimos invitados a la fiesta de neoliberalismo (Estructura económica y social denunciada como una estructura de violencia por los obispos de Medellín), si bien como sociedad se deban tomar en materia de derechos humanos, con resultado de la violencia sistemática perpetuada por agentes del estado, o los derechos de los pobres como consecuencia de la instauración de un modelo económico y social injusto, se convierte en la única forma posible de reconstruir nuestras vidas. Entonces el 40% de la población en Chile éramos pobres “El crecimiento económica no disminuye la brecha entre ricos y pobres”, solo el 2,5 de la población habita el Chile desarrollado. Fuente El Mercurio.
En ese cometido es que fui detenido en el año 1993, en una emboscada preparada por carabineros fui herido de bala y resultó fallecida Norma Vergara Cáceres, en ese entonces adheríamos al Movimiento Juvenil Lautaro. Este es el único hecho de sangre que me tocó presenciar en el corto periodo en el que participé en el MJL, jamás dañé a terceros.
Estuve 10 días entre suero y tortura física y sicológica en la Posta Central fui llevado posteriormente al 17º juzgado ante el ministro Arnoldo Dreysse, luego enviado e la ex penitenciaria. Allí permanecí 8 meses, luego fuimos trasladados a la cárcel de alta seguridad donde pasé cuatro años.
En octubre del año 1997, se me concedió la libertad bajo fianza. Regrese a mi familia a mis hijos y junto a mi esposa nació Paloma que ahora ya tiene 9 años, me dediqué exclusivamente a trabajar para los míos, no fue fácil y no tiene porqué serlo, aprendí el oficio de maestro yesero y pintor, me hice parte de esa multitud trabajadora, que reflexiona permanentemente hacia la historia reciente de Chile, que se pone rencorosa a fin de mes cuando no le es pagado íntegramente el sobre tiempo, que pese a la diferencia de opinión se pone en el lugar de los que fueron torturados, desaparecidos, relegados o exiliados, para señalar que es lo que queremos que suceda. En ese estado amoroso, casi mágico de hombres rudos he asumido el rol de espectador de oír historias que en algún momento tenía la forma de un volumen de cuento y de haber recuperado para mí y para mi familia un espacio en el mundo de la “contru” como lo llamamos nosotros. Fueron doce años de amor de tranquilidad y de esperanza al saber que todos los presos políticos de la cárcel de alta seguridad, iban progresivamente abandonando la prisión, incluso los de mayor condena. Creí que este capitulo se cerraría definitivamente.
Fui detenido el 24 de octubre del año 2010, en la ciudad de Copiapó, un día domingo después del trabajo, en un control de identidad rutinario, fui trasladado a la fiscalía militar de Copiapó, entregado a gendarmería y trasladado a Santiago. Luego me trasladan a la fiscalía para notificarme un sentencia de 15 años de prisión, no se si tuve defensa, no conozco el expediente.
Si la condena es fuerte, las palabras de la SEÑORA ACTUARIA AUN MÁS.
  • ¿SABE PORQUÉ VIENE? PREGUNTA “LO HEMOS PASADO MUY MAL POR HABERLE OTORGADO LA LIBERTAD EL AÑO 97, NI SE IMAGINA COMO LA HEMOS SUFRIDO”.
  • Y UDS. NO SABEN EL DAÑO QUE HACEN CON ESTE ERROR. AL DEJAR 4 ÑIÑOS SIN SU PADRE, DEPENDEN DE MI SABE.
  • ¿Y DONDE LO DETUVIERON PREGUNTA?, EN COPIAPO JAMAS HE SALIDO DE MI CASA.
  • Y YO LE DIGO ¿ME PUEDE DAR SU NOMBRE? A LO QUE LA SEÑORA ACTUARIA ME RESPONDE ¿Y PARA QUE? A LO QUE YO RESPONDO PARA ACUSARLA CON NUESTRO SEÑOR, LE DIJE A LO QUE LA SEÑORA RESPONDE NO PUEDO DARLE MI NOMBRE.

  • Fui procesado y condenado por un tribunal militar. Fiscalía que a la luz de los hechos no investigó lo suficiente, por el sesgo político e ideológico, (bando antagónico), te consideran enemigo, con todos estos considerandos la aplicación de la justicia se torna un acto vengativo.
  • Estuve 5 años en prisión y tres años firmando, nunca me fui de mi ciudad.
  • La actuaria después de 12 años, la misma señora de entonces me dice que la fiscalía se equivocó al otorgarme la libertad en el año 1997.
  • Siempre estuve a la mano de la justicia.
  • Demoró casi 14 años en dictar sentencia.
  • ¿Cuál es el objetivo de la justicia?
  • ¿Cuál es el tiempo de la justicia? Si consideramos al hombre como un ser capaz de cambiar, modificarse y evolucionar es decir un ser social, integral, espiritual, psicológico y físico, si además le agregamos la calidad de ser temporal, es decir se convierte en un sujeto que al transcurrir el tiempo, involucra constantes cambios en la condición de un hombre, seria lógico preguntarse ¿Es justicia aquella que se ejecuta en un tiempo demasiado tardío? ¿Es justicia o venganza?
Si las orientaciones, las coyunturas, la socialización que el individuo ha experimentado confirma un ser humano distinto, ¿Qué se gana encarcelándolo?
¿Que sentido de la justicia prevalece al encarcelar a un individuo que años atrás, desde la adolescencia luchó contra un sistema que hoy la sociedad casi en su totalidad reconoce injusto?
¿Si el supuesto ilícito fue cometido hace 17 años, ¿A quien se encarcela hoy? ¿Al hombre de hace 17 años, ¿Al maestro yesero y pintor?, ¿Para que?
Qué logra la justicia encarcelando a un hombre que se ha integrado plenamente a la sociedad 17 años después del supuesto ilícito.

MARIO SILVA NUÑEZ, fue condenado a 3 años de prisión por un robo cometido hace más o menos 20 años. El había formado una familia tuvo hijos y nietos, se reinserto en la sociedad pero al igual que yo la justicia tardo en condenarlo y el falleció el 08 de diciembre en la tragedia de la cárcel de San Miguel, calcinado hizo su vida pero como la justicia tardo tuvo que volver sin que tuviera defensa o alguna ayuda, el ya no esta pero si sus cuatro hijos y sus cinco nietos, quien responde por errores como este como el mío, no deseo estar aquí 15 años, porque a una señora llamada actuaria se equivocó, si me hubiesen dado sentencia en el momento y sin errores mis posibilidades habrían sido diferentes, soy el único preso por esta causa ya que todos los demás han obtenido beneficios y pueden caminar libres por este país por el que todos de una manera u otra luchamos, ahora yo deseo luchar por mis hijos, por mi familia creo tener derecho a estar libre ya que he demostrado que yo estuve durante todo este tiempo a disposición de la justicia.
Agradezco enormemente la oportunidad de ser escuchado a través de estas líneas y ojalá estos hechos no se repitan en nuestro país. Depende de nosotros tomar las debidas precauciones, para evitar que familias terminen destruidas por casos como estos.
Gracias, se despide con gran respeto.

JUAN TAPIA OLIVARES
PRISIONERO POLITICO MODULO D EX PENITENCIARIA
SANTIAGO 20 DE ENERO, 2011 

PARA SOLIDARIZAR:



To:  Sr. Sebastián Piñera, Presidente de Chile
Sr. Sebastián Piñera 
Presidente de Chile 

Estimado Sr. Presidente 

Mario Silva supuestamente cometió un robo hace 20 años y la justicia tardó 20 años en condenarlo a tres años de prisión. Murió calcinado en el incendio de la prisión de San Miguel en Santiago en el cual murieron 82 reos, el 8 diciembre de 2010. Durante el tiempo que tardó la condena, él había formado una familia—tenía 4 hijos y 5 nietos—los que quedan sin ningún sustento ni ayuda económica debido a la grotesca negligencia del estado neoliberal. 

Juan Tapia Olivares creció bajo la dictadura de Pinochet. Conoció la hostilidad, la injusticia y el sufrimiento de la clase trabajadora y de la mayoría de los chilenos y chilenas. Como adolescente se unió a los miles de chilenos que lucharon incansablemente para recuperar la democracia en su país. Cuando la pseudo democracia remplazó la dictadura, continuó luchando por la libertad, para conquistar las mejores condiciones de vida para su pueblo. 

En una emboscada preparada por carabineros en el año 1993, donde murió la activista de derechos humanos Norma Vergara Cáceres, fue herido de bala. Ambos eran miembros del Movimiento Juvenil Lautaro (MJL). Lautaro fue un cacique Mapuche, y el peluquero del conquistador español Pedro de Valdivia. Después de aprender las tácticas de guerra, las aplicó exitosamente y dirigió a su gente en la defensa de su tierra en contra de los invasores. El MJL era clandestino en los tiempos de la seudo democracia de la Concertación (1990-2010), y sus partidarios eran juzgados bajo la legislación especial anti-terrorista de la dictadura. 

Juan Tapia Olivares fue llevado a la Posta Central tras la emboscada. Estuvo 10 días con suero; le interrumpieron el tratamiento para torturarlo física y sicológicamente. Posteriormente fue trasladado al 17º Juzgado ante el Ministro Arnoldo Dreysse, y luego a la ex‐penitenciaria. Ahí permaneció 8 meses y de ahí fue trasladado a la cárcel de alta seguridad donde pasó cuatro años. 

En 1997 salió en libertad bajo fianza. Regresó a su familia en la Tercera Región. Tenía que presentarse a la cárcel local y firmar. Lo hizo durante tres años, sin salir de su pueblo. Cumplió, y para él se cerraba un doloroso capítulo en su vida. Juan Tapia rehizo su vida, aprendió el oficio de maestro yesero y pintor. Se incorporó a la vida de familia y trabajó durante trece años. En un control rutinario de identidad una tarde del domingo 24 de octubre de 2010, fue tomado prisionero, enviado a la fiscalía militar de Copiapó y enviado a Santiago. La fiscalía de Santiago le notificó una sentencia de 15 años de prisión, está en la ex penitenciaria de Santiago. Juan Tapia ha quedado sin saber si tuvo defensa o ayuda y no conoce su expediente. No tiene abogado ni posibilidad de buscar justicia. En el pueblito donde todos se conocen se han recolectado firmas. El no cometió ningún error. Debido a su situación económica, sus cuatro hijos han quedado sin sustento y educación. 

Exigimos que el Estado chileno intervenga de inmediato para poner a Tapia Olivares en libertad incondicional y que le pague una indemnización adecuada. 

Sr. Sebastián Piñera 
President of Chile. 

Dear President, 

We hope that the testimony which follows is read by people willing to leave a more humane society for the next generation. The facts below will hopefully be a trigger to take a stand against the continuous violation of human rights in the brutal neoliberal Chilean society inherited from the Pinochet dictatorship. These are the cases of two workers victimised by the Chilean justice system. 

Mario Silva Núñez had been condemned to three years of prison for robbery for a crime that had allegedly been committed 20 years ago. But he was one of the 82 inmates burnt alive in San Miguel prison in Santiago de Chile on 8 December 2010. His anachronistic sentence has left his 4 children and 5 grandchildren defenceless. It is essential that the Chilean justice system assumes responsibility for this man’s family and the families of the 81 other victims of state failure. 

Juan Tapia Olivares was an adolescent under Pinochet’s dictatorship and experienced the hostility of the fascist government. He joined the thousands of Chileans who struggled for the return of democracy, and became a member of the Lautaro Youth Movement (MJL) after being wounded by the police in an ambush in 1993. The MJL took its name from the indigenous Mapuche chief who was the conqueror Pedro de Valdivia’s barber. After learning Spanish warfare tactics, Lautaro led his people during the successful defence of their land against the Spanish. The MJL has worked clandestinely during the pseudo-democratic Concertación regimes (1990-2010), and its activists are being judged under the special anti-terrorist legislation, a legacy of the dictatorship. 

Juan Tapia Olivares was one of thousands of Chileans who have persisted on the road to freedom and decent living conditions for his people after Pinochet was defeated. During the police ambush in 1993, human rights activist Norma Vergara Cáceres (also a MJL member), was killed. While Olivares was hospitalised, his intravenous treatment was interrupted by military intelligence several times, and he was subjected to physical and physiological torture. Later in a civil court he was condemned to 4 years in prison, without credible evidence. He began his sentence in a common prison, but after 8 months was sent to a high security prison. In 1997 Tapia was released on bail after agreeing to present himself daily at the local jail for the next 3 years, and not to leave his home town Copiapó. 

Tapia began to rebuild his life, and enrolled in an apprenticeship in plastering and painting to join the building and construction workforce. But he was again taken prisoner during an identity check by the police one Sunday afternoon, transferred to the Military Fiscal Office (MFO) in Copiapó and then to Santiago. The MFO delivered a verdict of 15 years of prison. Tapia does not know if he has a defence and has not had access to the case file. He is 46 years old now, married, and has 4 children studying who have no-one to provide for them. Juan Tapia Olivares has been imprisoned for his democratic political ideals in a pseudo democracy. 

We the undersigned express our conviction that the Chilean state must intervene immediately, release Juan Tapia Olivares, and pay adequate compensation.

Sincerely,
The Undersigned


The Chilean political prisoners Petition to Sr. Sebastián Piñera, Presidente de Chile was created by and written by Lucila Flores (lucilaflores@hotmail.com).  This petition is hosted here at www.PetitionOnline.com as a public service. There is no endorsement of this petition, express or implied, by Artifice, Inc. or our sponsors. For technical support please use our simple Petition Help form.



1 comentario:


  1. Este es uno de los artículos más leídos de este blog. Felicitamos a Ud. por elegir esta lectura. Lo invitamos a visitar todas las entradas (artículos, noticias, avisos) del blog, a seguirlo y a recomendarlo a sus amigos/as y compañeros/as.
    Visit: http://mapuenlalucha.blogspot.com
    This is one of the most populars archives of this Blog. Acknowledges to you for this selection. Invites you to visit all our entries, archives, to follow us and to recommend at your friends and camarades.

    ResponderEliminar