A lograr movilización y crear conciencia popular

A lograr movilización y crear conciencia popular

El MAPU no se rinde

El MAPU no se rinde

48 años de lucha

48 años de lucha

«

MAPU: 46 AÑOS LUCHANDO, CREANDO PODER POPULAR

«

POR LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES

«

No + AFP, No + migajas, renacionalización del cobre y del agua, educación gratuita, estatal y de calidad:

A ORGANIZAR UN GRAN PARO GENERAL


«

EL MAPU SALUDA AL MPT
EN SU QUINTO ANIVERSARIO 5 de abril 2009-2014

UNIR LAS LUCHAS PARA QUE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES MANDEN

lunes, 15 de agosto de 2011

Senado pretende desconocer derechos indígenas reconocidos internacionalmente




El Senado de Chile aprobó el 3 de agosto de 2011 un correcto Acuerdo en que solicita al Ejecutivo se cumplan las normas internacionales sobre consulta previa y, por tanto, pide suspender una irregular "consulta indigena" que impulsa Mideplan  y la derogación inmediata del arbitrario Decreto 124 -2009 que reglamenta las Consultas.

Tal Acuerdo abrió una insólita disputa política de alcances sorprendentes.

Un grupo de senadores de derecha recurrió a un resquicio para anular  aquel Acuerdo. Propone un nuevo texto de Acuerdo para que el Senado  otorgue ahora  un cerrado respaldo a la cuestionada "consulta indígena". Y de paso redefine al Convenio 169.

Por cierto, el primer Acuerdo del Senado ya habia sido remitido al Presidente de la República, y enviado a la OIT y al  Relator de Naciones Unidas para los Derechos de los Pueblos Indígenas.

Es posible que el Relator y la OIT reciban dos comunicaciones contradictorias del mismo honorable Senado de Chile, elocuente testimonio de que algo no anda bien en Chile.

EL CUESTIONAMIENTO A LA "CONSULTA INDIGENA" DE MIDEPLAN

El proyecto de acuerdo original fue propuesto por senadores de oposición, acogiendo el llamado de decenas de organizaciones de pueblos indígenas y las recomendaciones del Instituto Nacional de Derechos Humanos, respecto al imperativo de que el estado de Chile cumpla con las normas internacionales sobre consulta previa a los pueblos indígenas, y la constatación empírica de que tales normas no se respetan en la denominada "gran consulta indígena" que impulsa el Ministerio de Planificación, Mideplan.

Los cuestionamientos no son nuevos. Diversas organizaciones indígenas han emitido fundadas declaraciones al respecto y la propia Comisión de Expertos en Aplicación de Convenios y Recomendaciones de la OIT publicó en febrero de 2011 un extenso  cuestionario a Chile con observaciones críticas respecto al Decreto 124 de Mideplan, y el cumplimiento de estándares de consulta.

EL ARDID PARA ANULAR LA VOTACION.

La  votación oficial del Senado el dia 3 de agosto fue  12 votos a favor  y 6 en contra.  Sin embargo, en el recuento oficial figura un voto en contra del Acuerdo, correspondiente a un Senador que no se encontraba presente en la Sala. En otras palabras, sólo hubo 5 votos en contra y no 6. ¡Alguien apretó el botón de votaciones de un senador ausente!

El voto cuestionado no altera el resultado, más bien lo reafirma, sin embargo, basándose en aquel incidente, y a exigencia de senadores de derecha, los comités parlamentarios han acordado anular la votación del dia 3 de agosto.

La votación del Proyecto de Acuerdo que cuestiona la "consulta" se repetirá el día martes 16 de agosto. Además, se votará un segundo proyecto que apoya la "consulta". Será un "super martes", de cara y sello.

EL NUEVO PROYECTO DE ACUERDO. DE ANTOLOGIA.

El nuevo proyecto de acuerdo presentado por un grupo de senadores de derecha propone un rotundo respaldo a la cuestionada "consulta indigena" de Mideplan. Y postula singulares conceptos.

El proyecto subentiende a las consultas como meros actos de recabar opinión de los indígenas. Tal concepción ha sido objetada reiteradas veces por la Comisión de Expertos de la OIT, sin embargo, ello no es obstáculo para que los senadores dictaminen que la "consulta indigena" de Mideplan  se ajusta a las normas del Convenio 169 de la OIT. Más aun, se afirma que tal "consulta" se basa en "los más altos estándares internacionales", sin dar pruebas que avalen tan afirmación.

Por otro lado, el texto de los senadores  plantea, al pasar, una radical reinterpretación del Convenio 169, entendiéndolo como un estatuto colonial que regula relaciones jerarquicas entre los estados y "sus" pueblos indígenas. Tal vez equivocados de Convenio, pensando en el 107 y no en su revisión, el 169. Por cierto el documento senatorial evita hablar de derechos de pueblos y obligaciones estatales correlativas.

Asi, el proyecto de Acuerdo pretende que el Senado de Chile se autoerija en instancia autorizada para establecer, sin más prueba que sus votos, el cumplimiento y alcance de normas de derechos humanos.

CHILE ¿ UN PAIS SERIO?

Los senadores están convencidos de la importancia del nuevo proyecto de Acuerdo.  Proponen enviar el documento a la OIT y presentarlo al Relator James Anaya, reemplazando el otro texto anulado, "para dejar constancia" de cómo se hacen las cosas en Chile.

Los hechos en torno al Acuerdo del Senado y la "consulta indígena" recuerdan una anécdota que contaba un antiguo miembro chileno del Consejo de Administración de OIT, Manuel Montt. En una Conferencia de la OIT en Ginebra, 1978 -tiempos de dictadura en Chile- otro miembro del Consejo,  espantado ante las declaraciones de la delegación chilena que intentaba justificar lo injustificable, le pasó un papel por debajo de la mesa: "Ton pays n'est pas sérieux, Manuel".

LA CONSULTA Y "LOS MAS ALTOS ESTÁNDARES INTERNACIONALES".

Organizaciones de los pueblos indígenas han llamado a escribir a los honorables Senadores para que mantengan el Acuerdo original, y que se cumplan las normas internacionales.  Y concurrir al Senado para la sesión del Martes 16 de agosto.

Con todo, hay un punto a rescatar de este nuevo episodio de las "consultas" en Chile.

Existe coincidencia entre los planteamientos del senado, el gobierno y la dirigencia indigena: que la legitimidad y validez de las consultas se mide de acuerdo al cumplimiento de los estándares internacionales. El asunto es serio. ¿Se cumplen los estándares en Chile?  No, no se cumplen. Es un desafío pendiente.



No hay comentarios:

Publicar un comentario