A lograr movilización y crear conciencia popular

A lograr movilización y crear conciencia popular

El MAPU no se rinde

El MAPU no se rinde

48 años de lucha

48 años de lucha

«

MAPU: 46 AÑOS LUCHANDO, CREANDO PODER POPULAR

«

POR LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES

«

No + AFP, No + migajas, renacionalización del cobre y del agua, educación gratuita, estatal y de calidad:

A ORGANIZAR UN GRAN PARO GENERAL


«

EL MAPU SALUDA AL MPT
EN SU QUINTO ANIVERSARIO 5 de abril 2009-2014

UNIR LAS LUCHAS PARA QUE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES MANDEN

viernes, 6 de diciembre de 2013

Falleció P. ALFONSO BAEZA DONOSO

 «

Estimad«s compañer«s:

Hoy, justo cuando recordábamos que hace 3 años falleció nuestro compañero Jaime Contreras Páez, cristiano y mapucista ejemplar, nuevamente nos sentimos enlutados por la partida del P. Alfonso Baeza Donoso.

Importante miembro del Grupo de los 80 y de los Cristianos para el Socialismo, fue un incansable activista de los derechos del mundo trabajador y derechos humanos, apoyando a las víctimas de la represión durante la dictadura y en esta larga post-dictadura. Recordaremos su accionar por la libertad de los presos y presas políticas, y nos hará falta su apoyo hoy que siguen habiendo prisioneros del sistema.

Un sentido saludo,
Carlos Ruiz

Los restos del P. Alfonso están en la Parroquia del Sagrado Corazón, ex Vicaría Pastoral Obrera, Alameda 3137 (metro Estación Central), Misa a las 19.30 horas.

Mañana Sábado a las 12: 30 se celebrará una Eucaristía en la Catedral de Santiago.


Monseñor Alfonso Baeza y los trabajadores:
“Como Iglesia, no estamos aún a la altura de los desafíos actuales”
 Ex vicario de la Pastoral Obrera y la labor de la institución con el mundo laboral: “Hoy debemos testimoniar más a fondo los atisbos evangélicos que intentamos vivir en tiempos de la Dictadura”.

En medio de las crecientes inquietudes sociales y políticas de los años sesenta, el padre Alfonso Baeza decidió asumir radicalmente su compromiso de servicio e irse a vivir a la Población José María Caro“Estimé indispensable estar cercano a las vivencias de los obreros y pobladores; de sus condiciones de trabajo; de sus dificultades y anhelos”, recuerda.

Eran tiempos de definiciones en el País y, también, en el plano personal para quienes se sentían tocados por la necesidad de resolver los problemas de la pobreza. Además, este sacerdote estaba influido por un deseo que desde niño había crecido en su interior. La suya era una familia acomodada, pero sus padres lograron transmitir con sus ejemplos, a él y a sus ocho hermanos, una inquietud social fuerte. Su padre era un médico vinculado al ejercicio de la medicina social; su madre manifestaba con numerosas acciones una permanente preocupación por los pobres. En consecuencia, Alfonso Baeza siempre se sintió cercano a la realidad de estos. Así, ya unos meses antes de titularse de ingeniero civil en la Universidad Católica en 1954, a los 23 años de edad, optó por ingresar al Seminario Pontificio.

Ordenado sacerdote en 1960, fue enviado a estudiar Ciencias Sociales en la Universidad Gregoriana de Roma. Regresó a Chile en 1963 y colaboró en la Misión General, especialmente en las poblaciones `marginales´ de Santiago, hasta que en 1955 obtuvo que el Cardenal lo nombrara asesor eclesiástico del Movimiento Obrero de Acción Católica (MOAC). Después del golpe militar, participó en el Comité Pro Paz y en la Vicaría de la Solidaridad, hasta que, en marzo de 1977, el cardenal Raúl Silva Henríquez lo llamó a encabezar la recién creada Vicaría de la Pastoral Obrera. Desde entonces, se mantuvo siempre cercano al mundo de los trabajadores como máximo responsable de esa vicaría y, también, de la Vicaría de la Pastoral Social, desde 1998. Dejó esos cargos el año 2006 y hoy es sólo párroco en la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús, lo que en ningún sentido es obstáculo para que su preocupación con la temática de los trabajadores se mantenga firme.

Esto se detecta en la convicción que refleja su voz cuando alude a las deudas que existen con el mundo del trabajo. También, en el modo como evalúa la labor de la Iglesia en ese sector, en momentos de fuertes restricciones: “Nuestra tarea era ayudar a la reorganización sindical y con ello la Iglesia creció en legitimidad entre trabajadores que, a veces, sentían que la Iglesia estaba más cerca de los ricos. Uno de los frutos del trabajo de esos años fue mostrar que en los tiempos actuales no se puede hacer una evangelización verdadera sin preocuparse de materias como la explotación de los trabajadores”.
Revista Mensaje - Juan Rauld [07 NOV 2013]
 Esta madrugada, los 82 años, en la Casa del Clero, Santiago, falleció el sacerdote Alfonso Baeza Donoso, administrador parroquial en la comunidad Sagrado Corazón de Jesús de Estación Central. Hombre bueno, el mejor entre los mejores compañeros, siempre estuvo y luchó junto a los trabajadores, pobladores y pobres, protegiendo oprimidos y perseguidos; modesto en extremo, de muy fácil trato, tan serio en sus tareas como capaz de reír en los intervalos, tuvo destacadísimos roles en la defensa permanente de los Derechos Humanos.

COMENTARIOS:

Van, desde el sur, mis mayores sentimientos por tan enorme perdida para el pueblo de Chile y para todos quienes luchamos por la justicia y los ddhh.
Saludos y grandes logros en los sueños
Aldo Vidal

Alfonso,
Siempre presente en la ausencia!
Victoria Carrasco Polla

No hay comentarios:

Publicar un comentario