A lograr movilización y crear conciencia popular

A lograr movilización y crear conciencia popular

El MAPU no se rinde

El MAPU no se rinde

48 años de lucha

48 años de lucha

«

MAPU: 46 AÑOS LUCHANDO, CREANDO PODER POPULAR

«

POR LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES

«

No + AFP, No + migajas, renacionalización del cobre y del agua, educación gratuita, estatal y de calidad:

A ORGANIZAR UN GRAN PARO GENERAL


«

EL MAPU SALUDA AL MPT
EN SU QUINTO ANIVERSARIO 5 de abril 2009-2014

UNIR LAS LUCHAS PARA QUE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES MANDEN

lunes, 20 de enero de 2014

Chile: El debate anticapitalista

http://kaosenlared.net/media/k2/items/cache/aee405485c2a01c27b8adf6c85f1ce48_XL.jpg 

por CCTT
Viernes, 17 de Enero de 2014 11:45


Sobre las 1ras Jornadas de Debate Popular celebradas en Santiago los días 10 y 11 de enero. Posibilidades de convergencia y unificación de luchas en el nuevo período.
A todos quienes nos acompañaron como participantes, venidos de los barrios de Santiago y de provincias, a los panelistas y a los voluntarios que trabajaron en las 1ras. Jornadas de Debate Popular; también a quienes no pudieron asistir pero que sabemos estuvieron haciendo fuerza para que todo resultara a la altura de las exigencias que demanda el momento político actual. 

1ras. Jornadas de Debate Popular. Desafíos y perspectivas de la construcción político-social en el nuevo período político. Breve reseña.
Entre los días viernes 10 y sábado 11 de enero un conjunto de organizaciones político-sociales de trabajadores y populares, así como militantes sociales de base, se reunieron en Santiago a debatir sobre el momento político actual y las perspectivas para las luchas que se avecinan. Fueron los centros de estudios independientes Grupo de Estudios Marxistas, GEM; Estudios Nueva Economía, ENE; Grupo de Estudios Ciencias Sociales y Política, GECSyP y Plataforma Nexos, los convocantes y organizadores de estas 1ras. Jornadas.
Bajo los aleros de Liceo Fermín Vivaceta creado por la Sociedad Mutualista del mismo nombre, casi haciendo honor a los esfuerzos de Vivaceta por educar a la clase trabajadora en el siglo XIX, las personas y organizaciones convocadas se dispusieron debatir sobre tres puntos clave para el período: (i) El triunfo electoral de Bachelet y el significado de su próximo Gobierno, (ii) Las tareas que cada organización o sector ha fijado como prioritarias para los próximos años, y (iii) Las posibilidades de convergencia entre las diferentes organizaciones y sectores en lucha.

El día viernes los debates fueron abiertos por las evaluaciones de las organizaciones político-sociales y políticas que, como era natural, se centraron en las dos líneas que ensayó la izquierda y franjas de las organizaciones de base en la coyuntura electoral: una, la que defiende la participación electoral con el fin de aprovechar y disputar los espacios abiertos para los sectores de trabajadores y populares, silenciados por el monopolio comunicacional y el duopolio político, y la otra que, si bien no se opone al mecanismo electoral per se, propone un táctica centrada en la organización y convergencia de las fuerzas de trabajadores y populares por fuera y en contra de la institucionalidad actual, argumentando además, que la participación en ella legitima tal institucionalidad. Con matices, que no podemos destacar aquí, en la primera se ubicaron las posiciones de Víctor Orellana (Fundación Nodo XXI e Iván Carrasco (Partido Igualdad), y en la segunda, las posiciones de Claudio Pérez (Movimiento Popular Guachuneit), Guillermo Rodríguez (Comunidad Militante) y de Sebastián Osorio (militante libertario, ex OCL). También se contó con la participación de Melissa Sepúlveda, recientemente electa presidente de la FECH, y de Takuri Tapia, su homólogo en la FEUSACH; ambos presentaron su visión del momento político y enunciaron los desafíos que enfrentan entrado ya este año 2014. Se cerró con una Intervención de Danza Contemporánea que evocó en la idea de un Amanecepara la Emancipación de los Pueblos.
Panel1
El día sábado, mucho más sustancioso desde el punto de vista de las experiencias de construcción sectorial y de elaboración política para la práctica inmediata, incluyó dos paneles de debate, Uno, dedicado a la realidad Estudiantil y de los Trabajadores y otro dedicado a las experiencias de lucha sectoriales en los campos de Salud y Vivienda, territoriales como las Asambleas Ciudadanas y Pueblo Mapuche, y las luchas anticapitalistas y anti patriarcales desde la organizaciones de mujeres.

El segundo panel, en el campo estudiantil con la participación de Luna Rojas (UNE) y de Eloísa González (ACES), se dejaron sentir las diferencias de perspectiva respecto a las líneas tácticas para el período. En un caso, reconociendo que, aún cuando los resultados electorales -de Claude, en particular, apoyado por la UNE- estuvieron lejos de lo esperado y que en nada podrían considerarse satisfactorios, la intervención electoral logró llegar a las grandes mayorías del país; y en el otro, que tanto en el sector estudiantil como en otros sectores sociales, ya se perfilan dos tácticas diferentes en la izquierda cuya línea divisoria está en la relación con la institucionalidad y sobre todo respecto de la estrategia de construcción de poder popular -control comunitario, en el caso de los estudiantes secundarios- cuyos sentidos son muy diversos y que son parte del mismo debate en esta franja de la izquierda. Respecto de los temas estrictamente estudiantiles, se coincidió en acelerar la convergencia estudiantil y estimular la disposición para las luchas frente al ilusionismo y el marco de negociaciones que el próximo gobierno prepara e impulsará; en particular, en el mismo instante que sucedía este panel, los secundarios estaban en numerosas tomas de escuelas y liceos que los municipios están cerrando y respecto de los cuales no solo reclaman su apertura sino que también buscan afanosamente abrirlos ejerciendo el poder popular comunitario. En el ámbito de los trabajadores, el tenor de las intervenciones coincidió respecto a que no es posible esperar mucho del próximo gobierno y de la acción de la propia CUT, capturada por la nueva coalición gobernante. Se hizo hincapié sobre las grandes dificultades "culturales" que existen para fortalecer el movimiento sindical y de trabajadores y su vulnerabilidad frente a la co-optación política por parte del gobierno y el bloque dominante. Respecto de las posibilidades de convergencia, Ana Orrego de la Federación de Sindicatos de la Educación Superior Privada “Livia Videla", mencionó los esfuerzos federativos y confederativos que se despliegan en Santiago en torno a la CEPCH mientras Luis Candia de la Unión Portuaria del Bío-Bío, explicó la integración de luchas por circuitos productivos en la VIII Región, por ejemplo, entre portuarios y trabajadores forestales. Esto último está fuertemente determinado por las particularidades de cada región o rama productiva en que se esté trabajando, por lo cual lo más probable, es que la acumulación de fuerzas en el campo de los trabajadores combine lo inter sectorial (por ejemplo, servicios de diversos tipo) con agrupaciones por circuitos productivos que permitan paralizar todo un encadenamiento desde la producción hasta la logística.
Panel2
En el tercer panel, la mayor parte de los expositores coincidieron en que no hay expectativas positivas respecto del gobierno de Bachelet, e incluso, el representante del colectivo de apoyo a los presos políticos mapuche de la CAM, Luis Carreño Viluñir, argumentó que el debate en torno al gobierno y el rol de la izquierda les era ajeno no obstante tener un plano de coincidencias con las luchas anticapitalistas. Se resaltó la lucha por la vivienda (Osvaldo Molina, Movimiento Pobladores Sur) y la salud (Ciro Ibáñez, Mesa Regional de Salud de Concepción), planteando que no se trata de demandas reducidas a las reivindicaciones de los allegados o deudores, en un caso, o de los trabajadores de la salud, en el otro, sino por nuevas condiciones sociales de habitar el espacio y por un cambio del sistema de salud mismo, incluidas por cierto demandas de los trabajadores del rubro. Por ello, al igual que la lucha por la vivienda que incluye a toda la comunidad y no sólo a los allegado o deudores, en las mesas territoriales de salud se incorporan trabajadores de la atención primaria, junto a los usuarios y a las franjas de pueblo organizado y comunitarias que se interesan por luchar por un nuevo sistema de salud integral. 

En el mismo sentido se plantearon las experiencias de construcción territorial (Juan Reinoso, Asamblea Ciudadana de San Antonio) por parte de las Asambleas ciudadanas que al día siguiente (domingo 12) se aprontaban a realizar una reunión de coordinación del Movimiento "Todos somos asamblea" en la comuna de Renca. Dado el carácter más transversal de los componentes de las Asambleas Ciudadanas, su discurso, se señaló, está obligado a ser más inclusivo y menos definitivo respecto de algunos temas como la participación electoral o el apoyo a algunas iniciativas de este tipo. Sin embargo, este no pronunciamiento frente a la coyuntura electoral no implica inmovilismo o capitulación por sus demandas. En efecto, la reunión del domingo 12 en Santiago se hará tanto para implementar los acuerdos del masivo congreso popular realizado en San Antonio a fines del 2013, como también para preparar las luchas que se prevén frente al próximo gobierno. 

Por su parte, el representante mapuche, delineó la estrategia de la CAM que combina, en sus palabras, una lucha de liberación nacional centrada en la recuperación de territorio con la lucha anticapitalista. En sintonía con las reivindicaciones más radicales presentadas en el panel, Andrea Parada (Asamblea de Mujeres Revolucionarias) puso temas controversiales para la propia cultura de la izquierda tradicional. La lucha contra el patriarcado, planteó, es una lucha más allá de la mera reivindicación de los derechos de las mujeres; no solo se trata de liberarse del capital y del capitalismo sino también de las relaciones patriarcales establecidas política y culturalmente, en hombres y mujeres, por el capitalismo patriarcal. También, argumentó la necesidad de reponer una nueva ética en la política a todos los niveles; como organización política social, ellas se hacen eco de las denuncias de la discriminación y violencia ejercida contra las mujeres y niñas que normalmente son silenciadas producto de la subsistencia de una cultura patriarcal que permea a los propios militantes de las organizaciones populares y políticas revolucionarias.
Panel3
Finalmente, ya madurando la tarde, se dió paso a una asamblea de debate popular sobre el socialismo. La idea fue abrir una conversación sobre las posibilidades y características que podrían ser propias de una sociedad pos capitalista o socialista. La clave de este ejercicio de debate era poner el acento no en las luchas y demandas inmediatas y de corto plazo sino en el sentido emancipador a que ellas pueden contribuir. Muchas de las luchas en la micro política o de luchas sectoriales más amplias pero aún apegadas a meras reivindicaciones económicas, reclaman ya un paraguas más general que les dé sentido en la perspectiva de una lucha por una sociedad alternativa al modo de vida del capitalismo. Bajo esta definiciones intervinieron los centros de estudios organizadores en los temas: rol de los trabajadores en el proyecto emancipador (Rodolfo Flores, Nexos); la concepción de la justicia e igualdad en el socialismo (Pablo Gres, GEM), los avances para una Nueva economía (Sebastián Valdebenito, ENE) y la lucha anti patriarcal en el proyecto emancipador anticapitalista (Anita Peña, Colectiva Feminista de Valparaíso). El debate, como era de esperar, con una izquierda y franjas populares que recién avanzan -más allá de las meras consignas- hacia definiciones más profundas de la sociedad que buscan construir, fue entreverado. Se entremezclaron niveles de abstracción muy distintos (p. ej., prácticas inmediatas y contenidos generales de un proyecto emancipador), se hizo patente la carencia de un referente histórico común (p. ej., un balance compartido de las crisis del socialismo real), hubo cierta renuencia a tratar en su propio mérito problemas muy heterodoxos a ojos de la teoría canónica (p. ej., reducción de la lucha contra el patriarcado a una mera lucha por los derechos de las mujeres) y otras dificultades relacionadas con los niveles de formación política y teórica de los participantes, buena parte militantes de probada consecuencia en las luchas populares. No obstante lo anterior, celebramos este ejercicio de debate colectivo, muy poco frecuente en la izquierda y organizaciones de trabajadores y populares chilenas, pues su posibilidad fue síntoma de una clara disposición a discutir sobre estos temas y por el respeto practicado entre los participantes, especialmente cuando se trataba de un foro abierto que incluía marxistas, libertarios, cristianos y militantes de izquierda laica ni marxistas ni libertarios; a jóvenes y viejos; mujeres y hombres, etc. Se produjeron cercanías implícitas y explícitas, y de seguro muchas de ellas madurarán con el correr de las luchas que se vienen. Queda la sensación de que necesitamos más debate sobre estos temas pero no sabemos cómo hacerlo bien. Esta experiencia fue un aprendizaje más en la larga lucha por levantar un(os) proyecto(s) emancipador(es) que, como se dijo allí, incluye en su seno varios actores y actrices y también varias intuiciones que deben dialogar y unificarse en la lucha directa contra la explotación, la opresión y la discriminación.

Terminados los debates se abrió un espacio de confraternidad y de participación musical y bailable. Destacaron la gran capacidad para pasar del debate político duro a la interpretación rumbera, entre otros, Manolo de Andamios, Sandoval de Igualdad, Felipe de ENE y nuestras queridas compañeras de la Asamblea Mujeres Revolucionarias. No podemos dejar de mencionar, antes de terminar, que durante el sábado funcionaron equipos de trabajo para servicios, de almuerzo y de guardería infantil a cargo de los compañeros y compañeras del Colectivo Andamios que, junto a equipos de trabajo de los centros de investigación, crearon y acondicionaron un ambiente grato para estas importantes actividades populares. Este ambiente fue acompañado además por una extensa exposición de libros y materiales tanto de los centros organizadores como de las Editoriales Ocean Sur, Quimantú y Escaparate; las librerías Lago Budi, Proyección y Taller Sol y los autores-editores Miguel Silva, Sebastián Allende y Miguel Edwards. Se repartieron también ejemplares de Punto Final, Le Monde Diplomatique y El Irreverente.

Toda la actividad fue auto gestionada y completamente financiada por recursos monetarios de los propios centros, incluido el trabajo voluntario de sus miembros que aportaron su fuerza física y entusiasmo. El diseño del afiche para la actividad corrió por cuenta de Fiestoforo, quién con mucha disposición puso a disposición su talento gráfico.
Elaborar política entre cuatro paredes y cuatro funcionarios siempre es más fácil, es cierto, pero qué duda cabe que elaborarla colectivamente abre las alamedas para la conformación de una gran fuerza político-social capaz de tomar en sus manos la tarea de definir los términos de su acción y los contenidos de su programa liberador. A fin de cuentas parafraseando a Marx, la emancipación de las trabajadoras y trabajadores será obra de ellos mismos.

Grupo de Estudios Marxistas, GEM,
Estudios de Nueva Economía, ENE,
Grupo de Estudios Ciencias Sociales y Política, GECSyP
Plataforma Nexos.
Santiago, 14 de enero de 2014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario