A lograr movilización y crear conciencia popular

A lograr movilización y crear conciencia popular

El MAPU no se rinde

El MAPU no se rinde

48 años de lucha

48 años de lucha

«

MAPU: 46 AÑOS LUCHANDO, CREANDO PODER POPULAR

«

POR LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES

«

No + AFP, No + migajas, renacionalización del cobre y del agua, educación gratuita, estatal y de calidad:

A ORGANIZAR UN GRAN PARO GENERAL


«

EL MAPU SALUDA AL MPT
EN SU QUINTO ANIVERSARIO 5 de abril 2009-2014

UNIR LAS LUCHAS PARA QUE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES MANDEN

lunes, 20 de enero de 2014

Paro portuario: a solidarizar con l*s trabajador*s

El paro portuario vuelve a extenderse por todo Chile: otros sectores de trabajadores en alerta solidaria

Publicado el 15 Enero 2014 Escrito por Camila González - Clarín

A casi dos semanas del inicio del paro portuario en San Antonio, el conflicto llega a su punto de mayor tensión y se extiende por todo el país. Actualmente los puertos de Iquique, Tocopilla, Caldera, Huasco, Chañaral, Antofagasta, San Antonio, San Vicente, Lirquén, Coronel, Schwager, Cabo Froward, Talcahuano, Muelles Penco, Puerto Montt, Calbuco, Corral y Chacabuco se encuentran movilizados. Los únicos que se mantienen trabajando normalmente son el puerto de Valparaíso, Arica y Punta Arenas.

Según lo informado por Robinson Ávalos, dirigente de la Unión Portuaria Atacama, se decidió unánimemente apoyar a los portuarios de Mejillones “hasta las últimas consecuencias, manteniendo la paralización en todos los puertos y exigiendo al gobierno la instalación de una mesa junto a ULTRAPORT para que se resuelva el conflicto.”

El ministro del Trabajo, Juan Carlos Jobet, nuevamente llamó a deponer la paralización y enfatizó en el intento del gobierno de generar espacios de diálogo. Sin embargo, las críticas por parte de los trabajadores portuarios a la falta de diálogo por parte del gobierno y la empresa Ultraport persisten.

Desde la Unión Portuaria Atacama hacen un llamado a mantenerse en estado de alerta y preparar una eventual paralización de actividades en solidaridad con los trabajadores portuarios puesto que el gobierno amenaza con aplicar la Ley de Seguridad Interior del Estado contra los trabajadores.

La multisectorialidad en la mira

El conflicto de los portuarios ha demostrado un apoyo tanto de los puertos a nivel nacional como de los trabajadores de otros sectores de la economía. Tanto mineros, forestales, transportistas y estudiantes han hecho público su apoyo a la paralización del movimiento.

Al mismo tiempo, se cuenta con el apoyo presencial del SITECO, agrupación sindical de los mineros contratistas de la división El Teniente de Codelco de Rancagua. Asimismo, cuentan con la solidaridad de la Federación de Trabajadores Forestales (FETRAFOR) de la Provincia de Arauco, quienes junto a los camioneros de su provincia, decidieron apoyar la lucha portuaria.

La violencia de Fuerzas Especiales de Carabineros

Ayer, al menos una decena de trabajadores del puerto fueron detenidos durante incidentes con barricadas y enfrentamientos registrados en la zona de Barrancas del terminal. El Vocero del Frente de Trabajadores Portuarios de San Antonio, Sergio Vargas, cifró los efectivos policiales presentes en 700.

En las pasadas manifestaciones realizadas en San Antonio, los trabajadores portuarios han denunciado la violenta acción de Fuerzas Especiales de Carabineros. Incluso, han hecho ingresar a funcionarios no movilizados a retomar las labores en el Terminal internacional de esa ciudad.

Tal como se encuentra registrado en un video, se muestra un ferrocarril custodiado por un contingente de efectivos y guardias fuertemente armados que buscaba sacar del puerto Angamos (paralizado) cobre chileno.

Años de lucha por el almuerzo

El conflicto se encuentra relacionado al pago retroactivo de media hora de colación de los trabajadores, equivalente a $3.600, una lucha que data del 2005. La paralización efectuada el año pasado finalizó con el acuerdo de pago por parte de la entonces Ministra del Trabajo, Evelyn Matthei.

Sin embargo, hasta el momento el pago de un total de 20 millones de dólares por la colación no se ha llevado a cabo. Según el vocero de la Confederación de Trabajadores Portuarios, Sergio Baeza, anunció que presentarán una demanda contra el Estado la próxima semana por la falta de fiscalización.

Durante la reunión realizada por los portuarios el día de hoy en San Antonio, se zanjó luchar hasta el final por la devolución del retroactivo de la media hora de colación. Sin embargo, los criterios en torno al contenido de la reivindicación aún no se encuentran completamente consensuados.



Chile: Multitudinaria marcha de Portuarios Bío Bío en apoyo a Mejillones (Fotos)

http://kaosenlared.net/media/k2/items/cache/675367ea46ae0a7d92f103cfe767443e_XL.jpg 

por Resumen.cl
Jueves, 16 de Enero de 2014 12:36


Diversos gremios han solidarizado con portuarios en lucha. Pero la CUT, controlada por representantes de la coalición Nueva Mayoría (Bachelet), guarda silencio cómplice con el empresariado.
El martes 14 de enero, más de dos mil trabajadores portuarios de la región marcharon por las calles del centro de Talcahuano hasta las oficinas de Ultraport donde entregaron una carta, comunicando su decisión de paralizar las faenas en todos los terminales regionales en apoyo a la movilización de los obreros de Mejillones y en contra la represión que sufren éstos y los de San Antonio. Después de haber interrumpido el paro iniciado el pasado miércoles, este martes lo retomaron a las 08:00 am.

La situación de los trabajadores de Mejillones, agrupados en el Sindicato Unido de los puertos de Angamos, Coloso (de Minera Escondida), Esperanza y Antofagasta es cada vez más crítica. Desde el 23 de diciembre están en huelga, luego de que en la negociación colectiva la empresa Ultraport no accedió a sus demandas ni tampoco los reconozca como organización, en tanto el sindicato ha reunido al personal contratado y a los eventuales que, como en nuetsra región, firman un contrato sólo por la duración del turno.
Los sindicatos han denunciado que Ultraport ha recibido protección policial al momento de ingresar rompehuelgas al puerto de Angamos, contabilizando 22 carros policiales y más de 300 efectivos. No obstante, estos intentos han sido resistidos por los obreros, siendo reprimidos brutalmente. Al momento que la empresa dispone de la represión del Estado cree no tener la necesidad de negociar con los sindicatos y por ello se ausenta en las reuniones programadas para zanjar el conflicto.
En el caso del puerto de San Antonio, la empresa junto al Estado hace todo lo posible para reanudar las faenas, pasando por encima de los portuarios. Este martes por la tarde, uno numeroso contingente policial desalojó a los piquetes de obreros que resguardaban el ingreso al terminal marítimo y así allanar el camino para el ingreso de rompehuelgas.
Hasta el momento, diversos gremios han otorgado su apoyo a esta movilización, al momento que la CUT, controlada por representantes de la coalición Nueva Mayoría, mantienen un silencio cómplice con el empresariado, confirmando la actitud por la que han sido conocidos y adelantando su comportamiento, mientras estén en el Gobierno.













Ultima modificacion el Jueves, 16 de Enero de 2014 14:09


Chile: La batalla de los trabajadores del mar

http://kaosenlared.net/media/k2/items/cache/50c27e71e368f83de9655705a1fb43b9_XL.jpg
Obra de Benito Quinquela Martín

por Andrés Figueroa Cornejo


Sábado, 18 de Enero de 2014 14:00

  
La lucha de los portuarios marca una inflexión histórica. Y por eso son promesa de polo, eje tractor y puesta al día del nuevo sindicalismo chileno.


“¿Por qué me desenterraste 
del mar?”

Rafael Alberti

1. Mientras por arriba se espera el fallo oficial de la Corte de la Haya respecto de las reyertas limítrofes entre los Estados de Perú y Chile, y en una maniobra de sainete se ‘desintegra-depurándose’  el partido del presidente Piñera, Renovación Nacional, en la vida real la huelga de los trabajadores portuarios hace historia.
Sobre el dictamen internacional a favor de Perú, cuyos efectos concretos no se verán salvo en las tiras cómicas y mapas escolares, los capitales transnacionales de asentamiento chileno en plena expansión en el mercado peruano, como el pronorteamericano tratado de libre comercio Alianza del Pacífico (Chile, Perú, México, Colombia y Panamá), organizan y ponderan las reacciones de ambas cancillerías. Los más pacientes sabrán escuchar las bravatas abanderadas de rigor, y habrá algún incidente menor para ilustrar las querellas.
En cuanto al partido de gobierno, Renovación Nacional –variante aparentemente menos conservadora que la derecha militarizada (UDI)-, su desmantelamiento es un ejercicio de oportunismo y espléndida reformulación, tal cual un banco quebrado cuyos accionistas más audaces retiran los pocos papeles con algún valor que restan ante el desastre del emprendimiento. Un modelo de resiliencia y capacidad de flotación que puede seguirse por televisión abierta.
Pero la huelga portuaria es lo importante.

2. Las condiciones salariales, laborales y contractuales de los trabajadores portuarios en Chile son paradigma de una de las formas que el capitalismo emplea en la actual fase para intentar amortiguar la caída tendencial de sus utilidades a través de la intensificación de la explotación del trabajo humano en el área de las exportaciones, clave y sentido de la economía dependiente chilena.
En términos inmediatos, las demandas de los hombres de mar y de la comunidad que gira y sobrevive a su alrededor sintetizadas en la paralización de faenas que arrancaron en los puertos de San Antonio y Mejillones tienen que ver con los sistemáticos incumplimientos de las administraciones del Estado, tanto de la ex Concertación, como de la Alianza (*). La reivindicación de fondo apunta al fin del subcontratismo, la tercerización, el subempleo. Esto es,  al término de uno de los modos capilares de acumulación, concentración y reproducción capitalista a escala mundial.

Debido a lo anterior la artillería estatal, empresarial y sus extensiones representativas en el sistema de partidos políticos funcional, se ha descargado con saña sobre el movimiento que comenzó la última semana de 2013. La represión, amenaza y hostigamiento se han manifestado a través de los cercos de la policía militarizada y la Armada,  las penas del infierno de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC, gremio empresarial) debido a las ‘pérdidas millonarias’ en materia de exportación, daño a imagen-país a la hora del examen de las evaluadoras de riesgo internacionales por ‘falta de disciplinamiento laboral’ y eventual retraso de compromisos comerciales; y el tradicional chantaje de los camioneros –peonada y carne de cañón del capital-, que dramatizan presiones de ‘solución urgente’ sobre el gobierno para que intervenga con mayor protagonismo. Naturalmente, y como si fuera poco, la lucha portuaria ha debido encarar rompehuelgas, dirigentes falsos, distorsión mediática de sus objetivos, etc.
En tanto, la solidaridad activa de sectores mineros y estudiantiles al interior del país (y solidaridad amplia de otros ámbitos del trabajo, de formaciones de DDHH del siglo XXI y de pueblo organizado), como internacional, se multiplica por minuto. Sin embargo, aún resulta insuficiente.

3. Si bien las revoluciones sociales no las hace el sindicalismo, sino que el conjunto mayoritario de los oprimidos -donde los trabajadores cumplen un rol estratégico por su situación objetiva, sentido y posibilidades de aportar a la ingobernabilidad y a la conducción política de un pueblo insurrecto-, la lucha portuaria hoy, con su solo movimiento y resistencia, construye las condiciones de la superación de la mansedumbre, resignación, fatalismo y ausencia de disposición combativa de la fuerza asalariada en Chile e incluso de sus instituciones convencionales.

En este sentido, la incorporación subsidiada electoralmente de la dirección del PCCh a la ex Concertación (hoy, Nueva Mayoría) a cambio de vaciarse poli-éticamente, se ha expresado en la conducta del directorio de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), cuyo silencio frente al conflicto portuario descubre su funcionalidad sistémica para la contención social. Y atención, que el descrédito de la militancia bacheletista que hegemoniza el directorio de la CUT no tiene nada que ver con alguna conspiración solapada y febril del también ineficaz ‘sindicalismo rojo’. La prioridad estratégico destructiva contra los trabajadores organizados (ejecutada con venganza cerebral, criminal y luego legal) desde la madrugada de la contrarrevolución capitalista inaugurada por la dictadura militar de 1973 y profundizada durante los gobiernos civiles desde los 90’, debilitó hasta la propia posibilidad de existencia de un sindicalismo economicista tradicional.
Por ello la batalla de los portuarios marca una inflexión histórica. Y por eso los portuarios en particular son promesa de polo, eje tractor y puesta al día del nuevo sindicalismo chileno.
4. Así como los niños no salen de un repollo, los movimientos sociales no son espontáneos. Tienen historia. Y la historia de la batalla de los trabajadores portuarios ha cumplido plazos, quemado alternativas, combatido muchas veces. El pueblo trabajador del mar privatizado de Chile (cuyo lugar en el mundo es apenas un borde costero apretado contra la armadura andina) es hoy resultado y resumen de las transformaciones capitalistas llevadas a su propio límite. De allí la radicalidad de la organización portuaria, su escepticismo ante las promesas de las administradoras ejecutivas del Estado, del empresariado y del sistema político. Si bien siempre existen los peligros de la cooptación de sus liderazgos, esta vez los portuarios han tomado precauciones, adoptando la arquitectura democrática de los estudiantes secundarios y del pueblo mapuche: vocería en permanente evaluación y potencial revocabilidad. 

Las articulaciones políticas anticapitalistas no pueden restarse de semejante experiencia. De hecho es precisamente en el movimiento real que resiste y en cuyo seno están los materiales de la superación del sindicalismo de la obsecuencia, donde debe navegar la rebeldía cuando se trata del territorio del trabajo. Poniéndose a disposición y ofreciendo destrezas complementarias, compartiendo y sistematizando aprendizajes en la práctica concreta, politizándose mutuamente. Hermanándose.
También de esa reunión infatigable, auténtica y fraterna amanece la conducción política autorizada para revolucionar la vida.   

*Respecto de los antecedentes generales, contexto y aspectos del proceso que enmarcan el actual conflicto, pueden revisarse las siguientes entrevistas con dirigentes portuarios  realizadas durante los últimos 7 años: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario